Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Víctor Jara en México y Cuba: la historia inconclusa sobre dos discos del músico en Latinoamérica

En los años 70, el cantautor protagonizó una serie de encuentros en distintos países de nuestro continente. De ahí emanaron dos discos que revelarían su compromiso con los valores de la Unidad Popular, dos producciones cuya historia es difusa y que vuelven a salir a la luz al alero de la Fundación Víctor Jara.

Abril Becerra

  Lunes 22 de noviembre 2021 19:39 hrs. 
víctor jara


El registro inicia con una calurosa ovación. Luego, se produce una breve pausa y la voz de Víctor Jara comienza a llenar todo ese vacío: “Nosotros los chilenos tenemos una zona agrícola bastante amplia, basta, enorme, a través de todo el valle central y hacia el sur de Chile. Y esta es una canción dedicada a un hombre que empuña el arado”.

De esa forma, Víctor Jara iniciaba una de sus tantas presentaciones en México en 1971. Dicho concierto era parte de una gira latinoamericana que también lo llevaría a países como Costa Rica, Venezuela, Colombia, Perú, Argentina y Uruguay. Pero esta presentación fue particular y quedó plasmada en un disco que, con los años, reflejaría una de sus facetas menos conocidas: su rol como embajador cultural durante el gobierno de Salvador Allende. 

Este disco fue editado en más de una ocasión, pero nunca fue difundido en su contexto, es decir, colocando en valor la carga histórica contenida en aquella presentación. Por ello, la Fundación Víctor Jara decidió relanzar este trabajo, sumando una sorpresa más: la reedición de un disco que contiene el concierto que protagonizó el músico en 1972 en Casa de las Américas, Cuba.  

Ambas producciones son parte de un proyecto que busca difundir la colección completa del artista, tanto en vinilos como en CD’s. Todo ello, como antesala de la celebración de los 90 años del músico que se conmemorarán el próximo 2022. 

Cristián Galaz, director ejecutivo de la Fundación Víctor Jara, indicó que para la entidad éste proyecto era un pendiente. “Son piezas muy valiosas desde el punto de vista testimonial y musical. Son actuaciones en vivo y tienen un valor en sí mismas, porque muestran muy bien la personalidad de Víctor Jara y ahí uno puede rescatar otros valores. Uno puede ver ciertas características importantes”, comentó.

“Esta es la manera que tenemos de difundir la obra de Víctor, sus convicciones más profundas, su manera de pensar, de sentir.  La gente se va a topar con un Víctor Jara que quizás no conoce, porque no lo conoce en vivo. Las nuevas generaciones no tienen mucha idea de cómo era Víctor en su manera de ser y, por lo tanto, estas son piezas para poder conocerlo más personalmente”, añadió. 

WhatsApp Image 2021-11-19 at 15.12.39

En esta ocasión, ambas producciones ponen en valor el Archivo Víctor Jara de la Fundación en el sentido de que los discos son complementados con imágenes inéditas e información que no había sido considerada en ediciones anteriores. Asimismo, las producciones destacan mensajes que el mismo músico fue dejando en sus presentaciones tanto en México como en Cuba, de tal manera que ambos álbumes permiten profundizar en el compromiso del artista respecto de los valores de la Unidad Popular. 

Para ello, el equipo de la Fundación debió iniciar una extensa investigación en torno a estas obras e incluso, retomar el contacto con Casas de las Américas. “Hay un valor agregado en todo este material. Gracias al trabajo del archivo sonoro el audio está mejorado, pero además hay un público que es especialista que va a ser llamado a tener estas piezas, a conservarlas en su archivo personal”, apuntó Galaz. 

“Pero también creo que hay una generación posterior, más joven, que va a tener una oportunidad importante de conocer la obra y el trabajo de Víctor Jara. El trabajo que se hizo en la edición de estos CD ‘s es muy valioso. La gente lo va a apreciar”, sostuvo. 

Una historia inconclusa 

En noviembre de 1971, Víctor Jara partió a México en un viaje que incluía actuaciones en salas de conciertos, radios, televisión, universidades y reuniones sindicales La gira era observada de cerca por la prensa, que acentuaba el carácter político del tour. 

De esa manera, una publicación en La Última Hora advertiría: “Seguramente, en los recitales que nuestro embajador, porque en eso se convierte un artista cuando visita otro país, ofrezca en los países que visitará será bombardeado con preguntas referentes a lo que ocurre en Chile y aquí es donde nuestro representante juega un papel importante”.

Joan Jara también recordaría este viaje en el libro Víctor, un canto inconcluso y señalaría: “Víctor regresó poco antes de Navidad, exhausto, pero feliz. Se sentía enriquecido y fortalecido por lo vivido y por las amistades que había cosechado. Había un éxito tanto político como artístico”. 

Sin embargo, pese a estos antecedentes, existe muy poca información respecto de la experiencia del compositor en México. Se sabe, por ejemplo, que el músico mexicano, Rubén Ortiz, fundador del grupo Los Folkloristas, fue uno de los promotores de la visita de Jara a México y que, en total, la estadía duró cerca de nueve días. No obstante, desde el Archivo Víctor Jara reconocen que no existe claridad sobre cuál es el concierto que dio vida al disco del músico en dicho país. 

“No tenemos la certeza, por eso, en ninguna parte aparece que esta es una grabación de la UNAM o de la Casa del Lago. Lo que sabemos es que hay varias grabaciones y en las primeras ediciones del viaje en México se combinaron distintas grabaciones. Entonces, lo que hemos ido haciendo es establecer cuáles podrían ser los lugares. Todavía estamos en búsqueda de esta cinta original”, explicó Mariela Llancaqueo, encargada del Archivo Víctor Jara de la Fundación. 

“En ese trazo que hemos ido reconstruyendo, sabemos que hay versiones del disco que responden a un disco que saca el Partido Comunista en México. Allí hay como una canción, pero no es todo el concierto. Entonces, existen distintas grabaciones del 74 en adelante” dijo. 

victor jara en mexico

La investigadora indicó que esta búsqueda es compleja, porque el músico llevó una lista de canciones que fue reproduciendo en gran parte de sus intervenciones.También está la experiencia de las instituciones mexicanas y la censura de la dictadura, lo que llevó a la difusión de la historia en torno a esta gira. 

Ahora, respecto del caso de Cuba la historia es mucho más clara. Joan Jara rememora con especial cariño este viaje que, en esta ocasión, fue en familia: “Una de las mejores cosas fue la visita que hicimos a Cuba a principios de 1971. Víctor había sido invitado a dar recitales por toda la isla y yo a dar clases en la Escuela de Danza Moderna”, escribiría la bailarina en Víctor, un canto inconcluso. 

“Conocimos a Haydée Santamaría que había pertenecido al pequeño grupo de revolucionarios que en 1953 acompañaron a Fidel en el asalto al cuartel Moncada. Ahora, en su condición de directora de Casa de la Américas, invitó a Víctor a dar un recital allí. A Haydée le gustaban sus canciones y su modo de cantar y la comprendo, pues suya es la frase: ‘Algunos músicos aman su música, pero otros aman al pueblo”, añadiría.  

Este concierto fue publicado en un disco en 1993 en el marco de la recuperación de una serie de conciertos en vivo en Casa de las Américas. Dicha colección inició con la presentación de Víctor Jara, ya que entonces se cumplían 20 años de la muerte del músico.  

Según la investigadora Mariela  Llancaqueo, en este caso Víctor Jara viaja invitado por la Unión de Jóvenes Comunistas y el Consejo Nacional de Cultura de Cuba. “Lo invitan a realizar una especie de gira en lugares de trabajo, centros estudiantiles y distintas provincias de la isla”, comentó la investigadora. 

“Allí hay distintas anécdotas. Vicente Feliú siempre recuerda esta visita y comenta que escuchó a Víctor en ese contexto en vivo. Entonces, lo que uno puede hacer ahí es analizar la importancia de este personaje, de este artista, de este trabajador de la cultura, en este contexto de solidaridad latinoamericana de los procesos de la década del 70”, agregó Llancaqueo. 

Para la investigadora, la nueva edición de estos discos abre una pequeña ventana para continuar conociendo a uno de los músicos fundamentales de nuestra historia reciente. “Hay que entender que desde el año 2000 en adelante han aparecido distintas grabaciones, materiales que se creen inéditos. Entonces, lo que hemos podido reconstruir es por una parte una interrogante”, sostuvo. 

“Nosotros sabemos que Víctor estuvo nueve días en México y que en esos nueve días realizó conciertos en la UNAM, en la Casa del Lago, en la peña de Los Folkloristas y en el Palacio de Bellas Artes. Entonces, creemos que ahí, por ejemplo, hay una gran cantidad de material que aún no ha salido y que podría salir. Quizás esta reedición puede fomentar o potenciar eso”, concluyó la investigadora.

Los discos

Por ahora, los discos pueden ser reservados, a modo de preventa, a través del sitio Web de la Fundación Víctor Jara y en Sello Víctor Jara. Los interesados también pueden acudir a la tienda de la Fundación, ubicada en Almirante Riveros 067, Providencia.