Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de noviembre de 2022

Escritorio

Lorena Donaire de Mujeres Modatima: “Sabemos que hay una estrategia de las empresas extractivas en la persecución de mujeres ambientalistas”

El día después de la identificación del cuerpo de la activista Javiera Rojas, la vocera nacional de Mujeres Modatima se refirió al constante hostigamiento que actualmente viven las defensoras del medio ambiente en el país.

Lorena Moreno Berroeta

  Jueves 2 de diciembre 2021 19:04 hrs. 
Lorena Donaire

Compartir en

La muerte de la activista y defensora del medio ambiente, Javiera Rojas caló hondo. Desde que se identificó su cuerpo, diversas mujeres de la política nacional emplazaron al Ministerio Público para exigir la mayor celeridad en la investigación porque su muerte “no puede quedar en la impunidad”, ya que según las primeras evidencias, se estima que hubo participación de terceros en este hecho ocurrido en la comuna de Calama.

El fallecimiento de esta ambientalista recuerda la muerte de Nicolasa Quintremán, cuyo cuerpo apareció flotando en el lago artificial Ralco el 24 de diciembre del 2013, y quien se opuso férreamente a la construcción de la central hidroeléctrica del mismo nombre construida por Endesa, que inundó un cementerio Pehuenche en el Alto Bio Bío durante el Gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle.

También hace recordar el caso de Macarena Valdés, defensora medio ambiental que fue encontrada colgada de las vigas de su casa el 22 de agosto del 2016, en una muerte que inicialmente fue catalogada como un suicidio. Sin embargo, desde el inicio su familia descartó esa posibilidad y denunciaron que se trató de un asesinato, por la lucha de Macarena en contra del proyecto hidroeléctrico de la compañía austriaca RP Global en conjunto con la nacional de electricidad SAESA. Incluso, la familia de Valdés denunció que habían sido amenazados antes de la muerte de la ambientalista.

Bajo ese contexto, Diario y Radio Universidad de Chile conversó con la vocera nacional de Mujeres Modatima, Lorena Donaire, para conocer cómo se vive una lucha por la defensa de los recursos naturales en el constante hostigamiento que sufren las mujeres que protegen el medio ambiente en nuestro país.

Donaire es madre, y también es profesora. Esta defensora del agua vive en la comuna de La Ligua, ubicada en la Provincia de Petorca en la región de Valparaíso. En la actualidad, es la vocera nacional de Mujeres Modatima (Movimiento de Defensa del Agua, la Tierra y la Protección del Medioambiente), organización fundada el año 2017 para visibilizar el impacto que la crisis hídrica provoca en la vida de las mujeres y sus familias que habitan estos territorios. Sin embargo, estas denuncias han significado un constante hostigamiento hacia las líderes de este movimiento ambiental.

Nosotros hemos sufrido mucha persecución, amedrentamientos, intentos de atropellos, secuestros. Durante estos años, hemos vivido con toda esa carga, que también es una carga muy difícil de sobrellevar”, relata Donaire.

Esta activista cuenta que en diversas ocasiones ha sido víctimas de hostigamientos. Incluso, su caso ha sido documentado por Amnistía Internacional, que en mayo de este año alertó sobre los peligros que corren las personas que trabajan por la defensa del medio ambiente, y pidió celeridad a la Fiscalía por las denuncias realizadas por Lorena Donaire y Verónica Vilches, otra activista que, incluso, ha recibido amenazas de muerte.

En ese sentido, la vocera de Mujeres Modatima afirma que en el último tiempo las persecuciones han ido en aumento, principalmente por las posturas extremas de algunos sectores políticos, en una realidad que se replica en el resto de Latinoamérica.

América Latina es uno sectores más difíciles para poder ser defensora ambientalista y Chile no queda exento a ello. Por lo mismo para nosotros, como ambientalistas, era tan importante la firma del tratado de Escazú, por toda esta situación de persecuciones y conflictos que hemos vivido durante este 2021. Creo que se ha intensificado bastante el tema. Primero por haberse instalado este discurso que viene desde la ultraderecha, en un discurso de odio que es bastante violento, y que también nos lleva a este tipo de situaciones. Desde los defensores, sabemos que hay una estrategia de las empresas extractivas en la persecución de mujeres ambientalistas y, sobre todo, si son negras. Es una situación que vivimos en forma permanente, este acoso a las mujeres latinas, a las mujeres de raza negra y a las mujeres de las disidencias”, señala Donaire.

Además, el acoso que esta defensora del agua vive constantemente por personas no identificadas va más allá de su accionar personal político, ya que estas persecuciones también han afectado a su familia. Según su relato, en enero del 2020 intentaron secuestrar a su hija en el exterior de su casa, algo que jamás pensó que podía ocurrir.

“Ya tenía las alertas hace mucho rato pensando que esto podía sucedernos, pero pensé que podía ser a mí. Nunca a mi hija. Hoy ella también es activista y, en consecuencia de aquello, tomas las medidas correspondientes. Pero también entiendes que la lucha es tan importante porque tú estas luchando por la vida y por la vida también de ellos, por la calidad de vida de tus hijos también. Entonces, es muy difícil cuando te enfrentas a estas situaciones, porque finalmente tú no eres un delincuente, eres alguien que está en defensa de la vida”.

Además, Donaire afirma que estas son acciones que buscan anular su lucha, pero explica que como Mujeres Modatima “sabemos que hay toda una estrategia, tanto de los agentes del Estado como de las mismas empresas extractivas para que nosotros depongamos esta lucha. Pero creemos que no es la alternativa”.

Incluso, va más allá y relata que constantemente se ha encontrado con desconocidos en el interior de su casa, incluso estando con sus hijos. Además, Donaire señala que cuando ocurren estos hechos, de manera recurrente la respuesta que recibe por parte de Carabineros es que “no hay furgón y no hay personal para asistirte”. Incluso, sostiene que cuando ha sido amenazada o perseguida por estos sujetos, la Fiscalía no investiga las denuncias interpuestas por las representes del Movimiento, lo que las hace sentir en completa desprotección.

“Cuando tú te enfrentas a algo así, sobre todo nosotras como mujeres, es muy difícil poder grabar alguna situación o poder fotografiar. A mí me pasó que hace unos meses atrás se apostó un auto afuera de mi casa, como siempre lo hacen. Con la misma lógica de vidrios polarizados y sin patentes. Pero esta vez se bloquearon todos los teléfonos de mi casa. Yo no tenía cómo llamar y no tenía cómo comunicarme. Pero sí logré fotografiar. Fue lo único que pude tomar en evidencia. Tú pones las denuncias en la Fiscalía y las cierran de forma muy inmediata. No hay investigaciones, y prácticamente quieren que tú des todos los antecedentes, que tú busques a quien te está amedrentandoTe sientes súper desprotegida porque no hay quién nos proteja. La protección es para las empresas, no es para quienes defendemos lo que nos pertenece: la soberanía de las aguas, en este caso, que es nuestra lucha”, denuncia.

Debido a este acoso que, principalmente, sufren las mujeres de los movimientos de defensa ambiental en el país, Mujeres Modatima con otras organizaciones ambientalistas a nivel nacional y defensores de los derechos humanos, en conjunto con Amnistía Internacional, la ONG FIMA y la Defensoría Ambiental, crearon una mesa de trabajo que impulsó una iniciativa parlamentaria, presentada por el senador de Revolución Democrática, Juan Ignacio Latorre, para la aprobación de un proyecto de ley que permita proteger a los defensores ambientales, ya que la legislación vigente adeuda garantías para los activistas del territorio.

“Es un proyecto que vamos a dar la lucha, así como la hemos dado por la recuperación del agua, vamos una dar una lucha importante ahí porque creemos que los defensores deben ser entes o personas que sean valoradas por la sociedad, porque somos las primeras que estamos ahí en defensa de las cosas y somos las que fiscalizamos. Creemos que es importante que se les dé un lugar y un respeto, también, por la vida de cada uno de ellos. Es una red muy bonita que también ha demostrado que somos las mujeres las primeras que estamos en defensa de la vida, porque cuando se hizo la convocatoria éramos todas mujeres, quienes escribieron esa ley fueron todas abogadas mujeres, así que ahí puedes darte cuenta tú el por qué se persigue más a las mujeres. Porque además somos un flanco, a lo mejor, más débil para ellos. Pero creo que se equivocan”, recalca Donaire.

En ese sentido, Lorena Donaire manifestó su tristeza por la muerte de la ambientalista Javiera Rojas, y aseguró que este hecho impactó profundamente en los movimientos defensores del medio ambiente.

“Yo soy la vocera de Mujeres Modatima, y ayer mis compañeras me proponían poder hacer un video con una declaración, pero de verdad fue brutal y no pude hacerlo, porque me embargó la emoción, me embargó la pena, y no fui capaz. Así que estamos bastante afectadas, porque sabemos lo que implica para tu familia, lo que implica para la vida misma de quienes nos rodean lo difícil que es una situación como esta”, expresó.

En el mismo sentido, aseguró que a pesar de los hechos de violencia que deben atravesar a raíz de los constantes hostigamientos, persecuciones y amenazas, estas acciones no detendrán su lucha para recuperar el agua en la Provincia de Petorca.

“En ciertos minutos sí nos quiebra, nos hace replantearnos la situación. Pero entendemos que luchamos por un bien mayor, y siempre lo hemos dicho como Mujeres Modatima: tendrán que ver correr nuestra sangre y no así el río, por ahora. Pero nosotros vamos a dar la lucha hasta el final, porque no podemos seguir permitiendo que nuestra gente muera en forma agónica y lentamente día y día. Eso no está en nuestros planes. Aparte que todas nosotras hemos vivido en primera línea la crisis hídrica, la pérdida de todo, la migración. Entonces, claramente, ya nos han hecho tanto daño que ¿qué más nos pueden hacer aparte de matarnos?”, sostuvo.

Síguenos en