Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 24 de mayo de 2022

Escritorio

Isabel Amor por avance del proyecto de matrimonio igualitario: “Es un paso tremendo”

En conversación con Radio Análisis, la Directora Ejecutiva de la Fundación Iguales se refirió a las implicancias de la eventual aprobación del matrimonio igualitario y abordó los cambios que se necesitan para la inclusión de las comunidades de la diversidad sexual.

Lorena Moreno Berroeta

  Martes 7 de diciembre 2021 11:18 hrs. 
Isabel Amor

En conversación con los periodistas Juanita Rojas y Claudio Medrano durante la primera edición de Radio Análisis, la directora ejecutiva de Fundación Iguales, Isabel Amor, se refirió al despacho desde la Comisión Mixta del proyecto de ley del matrimonio igualitario, que hoy se votará en la Sala del Senado, un hecho histórico que calificó como “un paso tremendo”.

“El matrimonio lleva cuatro años como proyecto en el Congreso y desde la urgencia han pasado ya más de seis meses a pesar de ser suma urgencia, por lo que esperamos que hoy día finalmente salga humo blanco en este caso y podamos tener la tranquilidad de que el proyecto de matrimonio igualitario ahora solamente queda en manos del Presidente Sebastián Piñera para su firma y posterior publicación”, expuso, y abordó el traspié del proyecto cuando fue enviado a la Comisión Mixta por algunas de sus indicaciones, que se referían al inciso que determinaba el número de madres y padres que pueda tener un hijo, ya que desde la Fundación Iguales “queríamos que los niños tuvieran cuatro o seis madres, una cosa así”, lo que no está vigente en la jurisprudencia actual.

Además, otra indicación se refería a las técnicas de reproducción asistida y el reconocimiento de la filiación “que tiene reconocerse respecto de dos personas, y esto implica que pueden ser dos mujeres, dos hombres o un hombre y una mujer”, pero durante su discusión no se reconoció los derechos de las personas transgénero. “Eventualmente, las personas trans van a estar teniendo hijos y si dices que dos mujeres tienen derechos únicamente, todas las quedan fuera y eso no es aceptable, porque de ahí devienen una serie de derechos sociales que son fundamentales como lo son el pre y post natal, los fueros y otros”, explicó.

En la misma línea, Isabel Amor reconoció como “una victoria a medias” la eliminación sobre las causales de divorcio automático para las personas transgénero que cambian su nombre y sexo de manera legal, ya que antes de este proyecto, la persona que quería atravesar su transición no podía estar casada para comenzar con el proceso. “Ahora eso ya no es necesario. Si las parejas quieren estar juntas, pueden seguir juntas en su matrimonio perfectamente”, destacó.

Al ser consultada sobre la dimensión de esta eventual aprobación del proyecto en el Senado, Amor aseguró que “es un avance tremendo a nivel familiar”. Sin embargo, sostuvo que aún existen áreas donde se debe avanzar en una legislación que permita igualdad a las comunidades de la diversidad sexual, como en el ámbito de la salud, educación, en acceso laboral, entre otras.

“Es importante entender que las personas de la diversidad sexual y de género, como todo el mundo, tenemos distintos aspectos en la vida a resguardar. En relación a lo familiar, este es un avance rotundo, que da seguridad a las familias, da seguridad a los niños que son parte de esa familia. Permite que las parejas casadas accedan a la ley de adopción como está ahora mismo. Mejora la situación para las personas trans a nivel familiar. Pero lo hace en ese ámbito”, expuso.

Incluso, la secretaria ejecutiva de la Fundación Iguales hizo un llamado a las candidaturas presidenciales para cuidar el lenguaje y evitar los discursos violentos que tienden a rechazar a la comunidad de la diversidad sexual, “sobre todo en los tiempos convulsos políticamente que estamos viviendo, es fundamental tener en cuenta que todos los discursos de rechazo a la diversidad sexual son discursos proclives a transformarse, eventualmente, en violencia y por tanto, tenemos que pedirle a las candidaturas, particularmente a la de extrema derecha que sea especialmente respetuosa porque las palabras se transforman en realidad, y esa realidad concretamente en acciones de violencia”, manifestó.

Isabel Amor también se refirió a la composición del próximo Congreso Nacional, que será de carácter más conservador y tradicional que el actual y, en esa línea, sostuvo que desde la Fundación Iguales confían en las instituciones y que, si bien podrían existir una serie de situaciones, estas deberían ser llevadas a los respectivos Comité de Ética del Parlamento.

“Les corresponde primero a ellos regularse pero no cabe duda alguna que, en caso de ser necesario, Fundación Iguales va a estar ahí para hacerle frente a todo lo que tenga que ver con retrasos hacia los derechos de las personas de la diversidad sexual y de género, porque los comentarios homofóbicos y transfóbicos que no son proclives a la inclusión de las personas de la diversidad sexual son comentarios que nos retrasan y generan daño, que no buscan lo que estamos tratando de hacer, que es la plena inclusión de la diversidad sexual y de género en el país”, recalcó.

En relación a los avances en estos cinco meses de debate de la Convención Constitucional, Amor sostuvo que desde la Fundación Iguales participarán de manera activa para que el texto redactado también los represente, para educar a la ciudadanía sobre los derecho de la comunidad que pertenece a la diversa sexual y para informar que el trabajo realizado “es un trabajo sensato, digno, a la altura de lo que se les ha planteando, y hay que defender a la nueva Constitución de manera que esto no se transforme en un gran esfuerzo que quede en nada”.

En esa línea, también planteó la necesidad de integrar las demandas de la comunidad que representa, particularmente en el ámbito laboral que se relaciona con las personas transgénero. “He viajado por todo Chile y en todas partes me encuentro con personas que trabajan en el comercio sexual, muchas de ellas sin otras oportunidades de trabajo, algunas de ellas gente joven con títulos universitarios o técnicos, que podrían perfectamente estar desarrollándose en otro ámbito pero están obligadas a eso porque no tienen ningún resguardo social que corresponde a un trabajo formal. Una vez que la gente sabe a lo que se dedican, se les complica toda la vida. Hay que avanzar en la integración de las personas trans”, enfatizó Amor.

Sobre la eventual promulgación de la ley de matrimonio igualitario que posibilitaría la adopción por parte de parejas del mismo sexo, Isabel Amor sostuvo que, en ese sentido, no hay modificación alguna en la ley de adopción, lo que a juicio de la Fundación Iguales es una reforma necesaria porque es una deuda con los menores del país.

“Aquí el llamado concreto es a modificar de manera transversal y significativa la ley de adopciones, porque es una deuda con los niños del país y aquí no hablamos de adopción homosexual. Hablamos de mejorar la ley de adopciones con el fin de que sea el interés de niños, niñas y adolescentes el que prime, y que prime para que tengan una familia, la familia que sea más adecuada, que puede o no ser una familia compuesta por dos hombres o por dos mujeres. Puede ser una familiar compuesta por una mujer o una abuela, que tengan una empléndida red de apoyo. Aquí lo más importante son los niños, no nos podemos perder en eso”, concluyó la directora ejecutiva de la Fundación Iguales.

Fotografía: Fundación Iguales