Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 8 de agosto de 2022

Escritorio

Presidente de Juventud RN y triunfo de Gabriel Boric: “Es un ejemplo a seguir desde el punto de vista de la construcción de liderazgo”

Javier Molina agrega que "los jóvenes perciben que la mirada que tiene nuestro sector político está muy alejada de los intereses de ellos porque no le hablamos a este público y porque permanentemente hemos planteado una política de trincheras". Hoy se deben generar "puentes" y avanzar en "una coalición amplia y diversa donde caben todos desde Republicanos hasta independientes" afirma.

Maria Luisa Cisternas

  Domingo 26 de diciembre 2021 17:16 hrs. 
javier molina

Compartir en

El resultado de las elecciones presidenciales del domingo 19 de diciembre ha provocado una serie de dimes y diretes al interior de Vamos por Chile. Tras la derrota de José Antonio Kast, la coalición ha debido enfrentar de manera atropellada una evaluación postergada por la carrera presidencial, que vendría a despejar los motivos por los cuales el pacto devino de gobierno en oposición.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el presidente de las juventudes de Renovación Nacional, Javier Molina, realiza esta revisión, sosteniendo que si bien comparte el diagnóstico de que la centro derecha retrocedió respecto a la visión que la sociedad tenía de la coalición, discrepa en que eso haya sido efecto del respaldo que se oficializó al candidato republicano.

Y es que el fracaso del pacto, afirmó, se evidencia desde la alineación del apruebo y el rechazo, durante el plebiscito de octubre del 2020, en circunstancias que, si bien hubo militantes como él que pregonaron favor de la Convención Constitucional, la ciudadanía vio al bloque en contra de este cambio. Una derrota que se ve perpetuada en las elecciones de constituyentes, alcaldes, concejales y gobernadores, mencionó.

Si bien la definición del domingo podría haber sorprendido a algunos, la derrota de Kast era un resultado esperado por las generaciones más jóvenes de la centro derecha, afirmó Molina, y es que pese a que existía la ilusión de ganar dado que se dio una campaña, a su parecer, competitiva, la candidatura no logró sintonizar con los anhelos de cambio.

“Sin lugar a dudas la ciudadanía quiso otro cosa, en gran parte porque vio que en las elecciones del 19 de diciembre estaban en riesgo algunos de los avances sociales que se han ido consiguiendo en los últimos años y también porque percibió, a nuestro modo de ver, que las distintas directrices, las distintas demandas sociales que venían desde el estallido social en adelante, en esta candidatura, no estaban siendo lo suficientemente representadas”. 

boric

A juicio del RN, la intencionalidad de cambio se vio más reflejada en la apuesta de Gabriel Boric, razón por la cual el conglomerado debe hacer una profunda autocrítica y una exhaustiva examinación para trazar una hoja de ruta que de aquí a los próximos años permita concitar al millón doscientos de electores que esta vez decidieron participar en la toma de decisiones del país y que por cierto, logre fidelizar al voto de los jóvenes que en esta pasada, se inclinaron masivamente por Apruebo Dignidad.

“Si uno está al mando de una juventud que es la del partido más grande de Chile y una juventud oficialista, siempre tenemos que hacer algo respecto a ello”, sostuvo Molina consultado por el escaso respaldo de los menores de 30 años hacia la apuesta de la derecha. No obstante a lo anterior consideró que el problema del fondo, “sobrepasa el ámbito de acción de nosotros como juventud”.

“Los jóvenes perciben que la mirada que tiene nuestro sector político, Chile Vamos, está muy alejada de los intereses de ellos porque no le hablamos a este público y porque permanentemente hemos planteado una política de trincheras donde solamente nos oponemos a todo, actuamos desde el inmovilismo más que proponer desde nuestras ideas sobre cuál es el camino que tiene que seguir el país los siguientes años”, indicó.

Esta falta de iniciativa es lucidamente percibida por los jóvenes quienes están más informados a través de las redes sociales, agregó y pese a que las juventudes de Renovación Nacional han planteado posturas en la línea de construir una derecha más moderna, sus iniciativas tienden a ser secundarias al interior del partido.

“Lamentablemente las cajas de resonancia que tienen nuestras declaraciones es bastante menor en comparación a la que tienen los dirigentes adultos que representan a una generación que ya va de salida y esa autocrítica no solamente la tenemos que hacer como juventudes, sino también como coalición y como partidos”, observó.

lololo

Materia de reforma para el conglomerado, mencionó Molina, es la comprensión de que el Estado tiene un rol importante que cumplir respecto a la población más vulnerable de la población, a modo de abrazar las ideas de la solidaridad y si bien esa es una bandera que desde Renovación Nacional se ha enarbolado, aseguró, “las personas no alcanzan a percibir que es uno de nuestros caballitos de batalla”.

Otro acento debe situarse en el cuidado del medioambiente, en el desarrollo sostenible, en los derechos de los animales y en otros asuntos que son bien vistos por la juventud, como la lucha contra el endeudamiento estudiantil, añadió.

“Otro de los puntos relevantes es revitalizar cómo nos hacemos frente al cambio estructural que requiere la salud y las pensiones. En nuestro sector en los últimos meses y años, a mi modo de ver, ha planteado una barrera insuperable de que el modelo tiene que continuar tal cual y la gente percibe eso con pésimos ojos, en cambio nosotros que somos más jóvenes, somos parte de una nueva generación, vemos que el sistema funciona pero no funciona todo lo bien que nos gustaría y que hay que hacerle cambios, sin duda”, expresó.

Reformulaciones que ameritan ser discutidas desde el parecer del Presidente Nacional de la Juventud de RN, por lo que ha criticado la postergación de la comisión política del partido en la que se esperaba evaluar los resultados del pasado domingo, una instancia que fue suspendida por la directiva de Renovación Nacional. Una restricción del debate, desde su punto de vista, que no afecta a los militantes en cuanto existen canales de diálogo a su disposición, sino que coarta al partido de las reflexiones que debe sostener, consideró.

“Creo que ahí hay una línea clara, probablemente generacional en que los que somos más jóvenes somos más abiertos a escuchar y a hacer autocríticas porque dentro de la humildad reconocemos que hay cosas que no son perfectas y que siempre podemos ir mejorándolas, en cambio quienes probablemente tienen un liderazgo mayor hoy día en el partido, fruto de su trayectoria, no son muy asiduos de recibir estas críticas, que no son hacia ellos sino a cómo hemos ido conduciendo”.

rn juventudes

Por estos motivos, Molina dice mantener la atención puesta en lo que pasó en la centro izquierda y en el Frente Amplio respecto a cómo fueron capaces de generar un recambio de liderazgo, proceso por el que igualmente debe pasar la derecha y la centro derecha, asegura, en cuanto a no acudir siempre a los mismos rostros sino que tener la capacidad de optar por los nuevos representantes y a sus nuevas ideas.  

“El presidente electo Gabriel Boric, la verdad marca un precedente para las distintas juventudes y no me refiero a las que participan solo en partidos políticos. Es posible que gente joven pueda llegar a cargos de relevancia pública como es la primera magistratura de la nación y para nosotros es un ejemplo a seguir desde el punto de vista de la construcción de liderazgo, vamos a mirar con mucha atención en cómo va a desarrollar este gobierno y esperamos que genuinamente le vaya bien porque eso da la posibilidad que el día de mañana no sea el primero sino que sean muchos los jóvenes que se puedan imbuir mucho más las discusiones públicas, en los distintas cargos de elección popular”, afirmó.

Lo anterior no implica para Molina que la oposición al gobierno de Apruebo Dignidad deba ser amplia y robusta. “Tenemos que tener una coalición amplia y diversa donde caben todos desde Republicanos hasta independientes“, asevera, motivo por el cual discrepa de Mario Desbordes al intentar marginar a Sebastián Sichel de Vamos por Chile.

“Nosotros tenemos que ser bastante generosos en nuestro sector en reconocer que se hicieron las cosas mal y eso nos llevó a perder el gobierno por segunda vez consecutiva y entregarle a la oposición las riendas del país y cuando uno se hace cargo de esta premisa con generosidad tenemos que generar los puentes para que esta situación en el futuro pueda cambiar y la forma en que vemos que eso puede cambiar es teniendo una coalición lo suficientemente amplia y diversa en que los distintos sectores que puedan sentirse identificados con los valores que nosotros representamos, la libertad, el respeto a los derechos humanos, la democracia, podamos tener un lugar común”.

 

Síguenos en