Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 2 de julio de 2022

Escritorio

Beatriz Sánchez por proceso constituyente: “La etapa que viene es (para) salir a disputar un relato”

La convencional por el Distrito 12 detalló los desafíos que tendrá que enfrentar la nueva Mesa directiva de cara al segundo tiempo de la Convención y calificó como "un argumento injusto" la crítica de distintos sectores que se muestran contrarios a una eventual presidencia del Frente Amplio.

Diario Uchile

  Lunes 3 de enero 2022 13:57 hrs. 
BEATRIZ SÁNCHEZ FA 3

Compartir en

En conversación con la primera edición de Radioanálisis, la periodista y constituyente por el Distrito 12, Beatriz Sánchez, abordó los desafíos que tendrá que enfrentar la nueva directiva de la Convención Constitucional- cuya elección se llevará a cabo mañana martes- de cara a la etapa entrante del organismo que en seis meses más deberá someter al plebiscito de salida la propuesta de nueva Constitución.

Sobre la impronta que podría otorgarle su eventual presidencia en la Mesa, considerando su expertise como comunicadora y la posibilidad de dar a conocer mejor el trabajo de la institución, la frenteamplista reconoció que “la primera parte, que fue liderada de una gran manera por Elisa Loncón y Jaime Bassa, fue muy compleja. Fue una etapa de instalación que significa no solamente que parta la Convención, sino que parta de cero, de una idea que era abstracta convertirla en realidad. No es sencillo”.

En ese sentido, recapituló parte de dicha instalación, señalando la importancia de que “tuviera procesos administrativos, que tuviera procesos de debate, procesos reglamentarios de 155 personas que, en ese momento, no se conocían. Que pudieran crear dinámicas de trabajo de la nada, hacer cuestiones que son innovadoras para Chile realmente fue una tarea titánica y, además, no con todas las condiciones creadas, sino con condiciones adversas para hacerlo”.

Esto último, en relación a las dificultades que en julio pasado tuvo el organismo para instalarse en el ex Congreso, donde no había claridad respecto a protocolos sanitarios ni técnicos para llevar a cabo su labor.

Asimismo, dijo que “estamos en pleno corazón de lo que es la Convención”, agregando que en la comisión de Principios Constitucionales- en la que se desempeña como coordinadora- “terminamos el período de audiencias, estamos en pleno desarrollo de las normas y discutiendo metodologías. Entonces, la etapa que viene es salir a disputar un relato, que no es solo comunicacionalmente salir a contar, es poder enganchar con las personas, que sientan suyo este proceso, que es histórico porque tiene un plebiscito de salida”.

Por lo que consideró que una Mesa eventualmente presidida por el Frente Amplio tendría las características suficientes para abordar esta labor en la que tienen un tiempo muy ajustado.

En cuanto a la candidatura de la constituyente del Partido Comunista, Bárbara Sepúlveda, y la posibilidad de que esta situación pueda generar alguna disonancia al interior de Apruebo Dignidad, Sánchez desdramatizó el hecho, apuntando a la novedad del proceso eleccionario de la directiva, señalando que, en lugar de inclinarse por una opción definida, para la presidencia y vicepresidencia de la Mesa “son votaciones papales”.

“¿Qué significa la votación papal? Que todos y todas somos candidatos y la primera persona que en sucesivas rondas de votación alcanza los 78 votos que, en el caso de la Convención es el 50+1, se convierte en la persona elegida. Las otras vicepresidencias adjuntas son por 24 patrocinios. Son fórmulas muy distintas de lo que estamos acostumbrados. Nadie se baja, nadie se sube, nadie se inscribe porque todos y todas son candidatas. Creo que eso hace que desde todos los colectivos hay candidatos para la presidencia, la vicepresidencia, vicepresidencias adjuntas, en fin, eso va a pasar”, detalló.

Por ello, aseguró que “vamos a ver personas que están ahí, pero más bien son muchas veces estrategias de negociación o el objetivo final es ser parte de la mesa en general, que está compuesta por nueve personas”, agregando que mesa final va a estar completa el próximo 5 de enero, ya que mañana se vota la presidencia y vicepresidencia y el miércoles es el plazo para la presentación de las vicepresidencias adjuntas.

Por otra parte, Beatriz Sánchez se refirió a las críticas de diversos sectores que plantean sus reparos frente a la opción de que la Convención sea presidida por el Frente Amplio, debido a que será la coalición gobernante una vez asuma el presidente electo Gabriel Boric y que, por tanto, podría ponerse en duda la autonomía del organismo.

En esa línea, señaló que “a mí me parece que es un argumento injusto. Creo que las dinámicas dentro de la Convención Constitucional son muy distintas a las dinámicas políticas que habitualmente vemos fuera de la Convención y esto tiene que ver también con los grupos políticos que hay dentro. Hay grupos que no pertenecen a partidos, movimientos sociales, están los escaños reservados y eso ha forzado a que haya una dinámica distinta”.

Además, cuestionó la lógica “binominal” con la que los medios de comunicación tratan de analizar la política desde antes del 2017. “Los mismos programas de televisión todavía ponen que, si hay ocho invitados, son cuatro de un lado y cuatro del otro, cuando el mapa cambió hace rato” y dio como ejemplo la coordinación que se da dentro de la comisión de Principios Constitucionales que encabeza la convencional junto a su par del PC, Ericka Portilla, ambas integrantes del mismo pacto que es Apruebo Dignidad.

También señaló que “hay que recordar que el presidente electo asume en marzo y ahí va a estar terminando el trabajo de la Convención Constitucional. Entonces, en el fondo es generar un imaginario que no es real, o sea, que una persona en una mesa directiva de nueve va a poder como cambiar todos los destinos, entrometerse, es una cosa muy fantasiosa”.

Finalmente, Sánchez expresó que son dos los pilares fundamentales que tiene que observar la próxima Mesa, de cara a la recta final del trabajo de la Convención. “El primero es disputar el relato hacia afuera. Creo que ha sido súper exitosa la gente del Rechazo y el poder que está a contrapelo de este proceso constituyente porque se está cambiando estructuralmente el país y yo entiendo que los sectores conservadores, los sectores que han manejado el poder en Chile no quieren que estos cambios. Entonces, hay una presión muy fuerte por ir instalando un relato contrario a la Convención”.

“Lo segundo, es a tener todo el diálogo posible porque se vota por 2/3 y porque tenemos un cronograma muy ajustado, y eso significa poder tener una Convención que dialogue mucho para que fluya este trabajo”, añadió.

Síguenos en