Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Presidente de Kazajistán acusa que su país enfrentó intento de golpe de Estado

Kasim-Yomart Tokáev comentó que las movilizaciones de los últimos días fueron orquestadas bajo “un solo plan destructivo” con el objetivo de destituir su administración. En una reunión de la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva, el presidente ruso, Vladimir Putin indicó que “no permitiremos que se desestabilice la situación en nuestros países”.

Diario Uchile

  Lunes 10 de enero 2022 13:12 hrs. 
Putin OTSC

“Todas las hostilidades fueron coordinadas desde un centro”, comentó el presidente de Kazajistán Kasim-Yomart Tokáev, quien sostuvo que fue objeto de un intento de golpe de Estado en su contra a raíz de las movilizaciones que se registraron la semana recién pasada que concluyó con varios edificios públicos quemados y el posterior envío de tropas rusas en el marco del acuerdo de la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva.

En un encuentro virtual de la entidad este lunes, Tokáev indicó que “bajo el manto de protestas espontáneas, se desarrolló una ola de disturbios masivos. Como bajo una sola orden se manifestaron radicales religiosos, criminales, bandidos y pequeños alborotadores. Estamos hablando de un intento de golpe”.

El mandatario agregó que “desde el inicio de este año, todos los eventos han sido eslabones de una cadena, han estado subordinados a un solo plan destructivo cuya preparación se llevó a cabo durante mucho tiempo”.

Tokáev aseguró que en las protestas se identificó a delincuentes y grupos de terroristas que habrían sido preparados en el extranjero, los que incluso decapitaron a dos soldados durante los enfrentamientos particularmente violentos en la ciudad de Almaty.

El jefe del extenso Estado centroasiático agregó que con violentos y terroristas “no se negocia”, por lo que dijo mantendrán la presencia militar de la OTSC el tiempo que sea necesario para calmar la situación y devolver la paz al país.

Por su parte, el presidente ruso Vladimir Putin, indicó que no permitirán nuevas “revoluciones de color” en referencia a lo ocurrido en Ucrania y que llevó a esa nación europea a mantener un constante e insistente conflicto con Rusia y en especial en la región del Donbass.

“Entendemos que los acontecimientos en Kazajistán no son ni el primero ni el último intento de intervenir desde el exterior en los asuntos internos de nuestros estados. Las medidas tomadas por la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva, han demostrado claramente que no permitiremos que se desestabilice la situación en nuestros países ni que se realicen los escenarios de las llamadas ‘revoluciones de color’”, subrayó Putin.

En el encuentro telemático participaron además de los presidentes Tokáev y Putin, los mandatarios de Bielorrusia, Armenia, Kirguistán y Tayikistán, todas repúblicas de la ex Unión Soviética.