Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Araucaria de Chile: regresa la revista que se transformó en un polo de resistencia cultural en el exilio chileno

Fundada en 1978 al alero del Partido Comunista, la publicación vinculó, a través de sus 48 números, a intelectuales y artistas de todo el mundo, transformándose en un referente cultural de la época. Hoy, los nuevos ejemplares aluden a hitos como los 50 años de la Unidad Popular, el aniversario 150 de La Comuna de París, el Premio Nobel de Pablo Neruda y el proceso constituyente.

Abril Becerra

  Domingo 16 de enero 2022 9:14 hrs. 
Collage sin título

“El hombre vive bajo estado de sitio y la cultura bajo toque de queda. El hombre de Chile, el pueblo en su más ancha acepción, sigue luchando y la cultura, a pesar de todo, continúa resistiendo”. 

Con esas palabras, en 1978, la revista Araucaria de Chile inauguró su primer número. La declaración era categórica y cuestionaba, directamente, la censura y la violencia que había instaurado la dictadura de Pinochet. La introducción también destacaba la fuerza de la cultura y el pensamiento, advirtiendo que la Junta Militar “no podía cortarle la lengua a todo un país”. 

Así, en su declaración de principios, el comité editorial liderado por Volodia Teitelboim indicaba que la revista buscaba ser “una expresión exigente y unificadora de la intelectualidad chilena avanzada” que vivía “dentro y fuera de las fronteras”. 

“En sus páginas se examinarán problemas concernientes a los más diversos campos de la cultura. No sólo se tratarán las cuestiones relativas a la literatura y al arte sino a todas las áreas de la sociedad, de la ideología del saber. Tratará de contribuir a desarrollar la continuidad del proceso intelectual chileno”, decían aquellas primeras páginas. 

La revista Araucaria de Chile surgió al alero del Partido Comunista y se mantuvo activa hasta 1989, reuniendo, en sus páginas, planteamientos y reflexiones de artistas, políticos e intelectuales como Clodomiro Almeyda, Soledad Bianchi, José Donoso, Joan Turner y Oscar Castro, entre muchos otros. 

MC0030812

Primer número de la revista Araucaria de Chile. La portada reproduce una obra de Gracia Barrios (1978). Fuente: Memoria Chilena.

Con un equipo instalado en Madrid, la publicación fue distribuida por distintos países de Europa y Latinoamérica, y se transformó en un referente cultural, tocando distintos temas en profundidad que no sólo apelaban a la cultura y las artes, sino que también visibilizaban las violaciones a los derechos humanos en Chile. Los asesinatos de Manuel Guerrero, José Manuel Parada, Santiago Nattino y los hermanos Rafael y Eduardo Vergara fueron, por ejemplo, algunos de los casos abordados por la revista que, en casi 12 años, logró editar 48 números. 

“Este es el último número de Araucaria en el exilio. Su publicación cesa en correspondencia con el cese del exilio mismo, que empieza a ser una experiencia radicada en el pasado desde el instante en que, por decisión popular inexorable, se ha puesto fin en Chile a la dictadura”, se lee en el último número de la revista. 

“Se cierra el periodo más sórdido- sin ninguna duda- de nuestra historia y asistimos, con aprensión aunque no sin esperanza, a los primeros tímidos pasos de una andadura democrática que deberá inspirarse en lo que fue otrora nuestra convivencia, no para repetirla sino para hacerla mejor, más plena, más verdadera”, añadía esa  publicación de 1989. 

Sin embargo, hoy, 33 años después de esta despedida, la revista vuelve a ser editada bajo el amparo de LOM Ediciones. Con un número dedicado a la Unidad Popular y otro a los 150 años de la Comuna de París, el texto busca transformarse en un foco de pensamiento crítico. Ensayos, entrevistas, análisis y una selección de poesía son parte de esta nueva propuesta editorial.  

Araucaria_1800x

Nuevo número de la revista dedicado al triunfo de la Unidad Popular.

La reedición

La idea surgió en 2020 en el marco de los 50 años del triunfo de la Unidad Popular. En ese contexto, distintos intelectuales que conocían de cerca la historia de la revista Araucaria de Chile decidieron retomar aquella tradición de resistencia cultural que había quedado entrampada en 1989 en Madrid. 

Así, bajo la dirección editorial de Isabel Gómez, vicepresidenta de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH), se conformó un equipo integrado por Alejandro del Río y Jaime Lorca. Luego, se sumó el sociólogo Atilio Borón, Marta Friz y el poeta Raúl Zurita.

“En Chile nunca se había editado la revista Araucaria. Siempre se editó en Madrid en el contexto de los compañeros que estaban en el exilio. Ahí se conformó un equipo de compañeros y compañeras que echaron a andar este proyecto editorial. Hoy, ha sido muy bien recibido el que volvamos a editar acá”, comenta Isabel Gómez respecto de la reedición de la revista.  

Araucaria tenía una mirada pluralista y amplia de los temas. A nosotros nos interesa transmitir esa idea. Nos interesa abarcar distintas opiniones, distintos escritores y escritoras, el mundo de la academia, los gremios de las artes y los movimientos sociales. Aquí ellos tienen un espacio para difundir sus opiniones y miradas respecto de lo que está sucediendo en nuestro país, Latinoamérica y el mundo”, añade la escritora sobre esta nueva etapa. 

Lo primordial, dice la poeta, es generar una publicación capaz de transformarse en un puente de solidaridad y reflexión frente al momento de cambio que vive el país. “Queremos que sea un vínculo con los académicos, con los trabajadores de las culturas, los gremios sociales, que sea un vehículo de difusión de aquellos contenidos que nos interesa que lleguen a las bases para construir un pensamiento que no solamente sea decidor para la historia de nuestro país, sino que también para América Latina”, enfatiza. 

Araucaria50_5e02f819-7691-4137-a28f-25825302f054_1800x

Nuevo número de la revista dedicado a los 150 años de La Comuna de París.

Los nuevos números de la revista están fuertemente conectados con las discusiones de nuestros días. Así, la publicación número 49, que alude a la Unidad Popular, presenta artículos escritos por Mario Amorós, Diamela Eltit, Atilio Borón y Francisco Estévez, entre otros. El número 50, en tanto, que destaca los 150 años de La Comuna de París, contiene textos de Hernán Loyola, Darío Oses y Julián Vadillo MuñozAmbas ediciones contienen secciones dedicadas a la literatura y destacan nombres como Carmen Berenguer, Soledad Fariña, Raúl Zurita y Jorge Boccanera, entre otros. Otros hitos abordados son el Premio Nobel de Pablo Neruda y el proceso constituyente.

Para Jaime Lorca, director del Centro de Formación Memoria y Futuro y miembro del equipo editorial, estas nuevas ediciones tienen, al igual que la publicación original, un carácter amplio e instan a la reflexión de manera profunda. “Es una revista que está anclada en Chile, pero piensa a América Latina”, señala. 

“La revista hizo un esfuerzo grande de ser una mirada desde Chile a la región para entender esto como una unidad cultural tanto en el plano de las artes como de la reflexión política y el arte en todas sus dimensiones. Era una revista muy abarcadora y valiosa y, ahora, creo que estamos otra vez en un momento de quiebre cultural (…). Estamos en un momento histórico y es importante que la izquierda reflexione con miradas largas, no sólo las coyunturas o las contingencias”, comenta. 

Según Lorca, la nueva edición de la revista Araucaria presenta una mixtura entre pasado, presente y futuro. Llena un vacío respecto de la difusión de contenidos de calidad, dice. Asimismo, sostiene que, en esta nueva etapa, la revista deberá enfrentar más de un desafío en términos de su posicionamiento. Se trata, según sostiene, de una invitación a detenerse y reflexionar respecto de los múltiples problemas que hoy deben ser atendidos con urgencia. 

“La revista tiene que hacer un esfuerzo de creatividad, de sensibilidad y de apertura a las nuevas problemáticas y dinámicas, sin dejar de lado los ejes que son fundamentalmente de una sociedad de injusticias en términos de las relaciones que se establecen entre los hombres y, por cierto, otras injusticias de género, opciones sexuales o nuevas problemáticas que hoy son muy atingentes”, dice, añadiendo que “hay que hablarle al país” en su totalidad. 

Los nuevos números de la revista Araucaria de Chile fueron publicados por LOM Ediciones y pueden ser adquiridos en la librería de la editorial o por medio de su sitio Web. Durante el año, se espera un nuevo número, cuyo contenido estaría vinculado al proceso constituyente. La idea es retomar por completo esta tradición editorial nacida durante los años del exilio.