Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de mayo de 2022

Escritorio

Convencional Jennifer Mella por propuestas de formas del Estado: “Estado regional o Unitario Descentralizado”

La Coordinadora de la Comisión de Forma de Estado de la Convención Constitucional abordó las propuestas que han sido presentadas para terminar con la centralización. En ese sentido destacó el trabajo realizado por los escaños reservados en relación a la necesidad de una autonomía regional indígena en la nueva Carta Fundamental.

Diario UChile

  Jueves 20 de enero 2022 12:02 hrs. 
Jeniffer Mella

En conversación con las periodistas Juanita Rojas y Diana Porras durante la primera edición de Radio Análisis, la convencional constituyente por el distrito 5 que representa a la Región de Coquimbo, Jennifer Mella, abordó la propuesta de Estado Nacional que la Comisión de Forma de Estado comenzará a revisar durante esta jornada como una iniciativa de norma sobre la organización y la división político-administrativa del país.

Al ser consultada sobre las propuestas que se han presentado a discusión y que han estado en el proceso de liberación, Jennifer Mella destacó que han sido dos propuestas. Una de ellas es la Regionalización, que aborda al Estado de Chile como un Estado regional y la otra se refiere a un Estado unitario descentralizado. Sin embargo, sostuvo que no se han presentado otras figuras, como un Estado federal, ni por Iniciativa Popular de Norma ni Iniciativa Convencional.

Desde su rol como coordinadora de la Comisión de Forma de Estado de la Convención, Mella explicó que la definición de Estado regional “es un híbrido intermedio que reconoce que Chile sigue siendo un territorio único e indivisible regido bajo una sola Constitución, pero en esta división territorial reconoce tres niveles distintos y autónomos, por primera vez. Es decir, son tres capas de una torta a las que les da distintas atribuciones y competencias, pero ninguna va a subordinar a la otra de manera directa o total”.

En la misma línea, la convencional por Coquimbo detalló la propuesta. “Tenemos lo que hoy reconocemos como el Gobierno a nivel central. Luego el regional que estaría a cargo de los y las Gobernadoras, más una asamblea legislativa regional. Es decir, un parlamento regional. Y el tercer nivel autónomo sería el nivel comunal a cargo de un gobierno municipal y un concejo municipal mucho más robusto del que existe hoy día”, explicó.

al referirse a la autonomía, abordó la necesidad de que los municipios del país no dependan, necesariamente, del Fondo Común Municipal o del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, porque esta autonomía permitiría a las regiones contar con recursos y definir en el territorio local el destino de esos dineros.

“Hemos visto durante años que la descentralización lo único que ha hecho ha sido poner en entidades subnacionales, regionales y municipios, distintas atribuciones, muchas veces, incluso, sin recursos. Hoy día, que sean autónomas les permite tener administrativa, política y fiscalmente un poder de decisión que hace mucho más ejecutiva y oportuna las soluciones que pueden brindar a las personas en los distintos territorios”, destacó.

Para la convencional por la Región de Coquimbo, la idea de Estado debe estar compuesta por tres capas: Una comunal, otra regional y otra nacional en coordinación para resolver los problemas y desafíos de los territorios.

Para la convencional por la Región de Coquimbo, la idea de Estado debe estar compuesta por tres capas: Una comunal, otra regional y otra nacional en coordinación para resolver los problemas y desafíos de los territorios.

Incluso, Mella ejemplificó que la necesidad de entregar autonomía a las regiones del país con modelos internacionales, “como el español, el colombiano o el italiano (para así) hablar de entidades autónomas que puedan autogobernarse a sí mismas con leyes regionales, pero siempre manteniendo la unidad del Estado, principalmente a través de un órgano que hemos propuesto crear que es el Consejo de Gobernadores y Gobernadoras como un Ejecutivo nacional que se reúna con la máxima autoridad del Poder Ejecutivo”.

Al ser consultada sobre el rol del Gobierno central o la elección de un Presidente con esta figura del Consejo de Gobernadores y Gobernadoras, la convencional Mella explicó que sería “para poder ir determinando, de manera colectiva, colegiada y coordinada, las distintas soluciones que se dan en diferentes entidades territoriales”, como la resolución de conflictos de competencias o ejercer actividades de coordinación. Y destacó que es necesario la presencia de un Presidente de la República y del Congreso Nacional “porque hay facultades que son inherentes a toda la Nación y que seguimos reconociendo que Chile sigue siendo un Estado unitario en sí mismo”.

“Todo lo que tiene que ver con relaciones exteriores, con la política monetaria del país, con las decisiones macroeconómicas son resorte del carácter nacional y así lo hemos establecido tanto para el Congreso que nos imaginamos por las distintas propuestas del sistema político. Y también con las facultades del Presidente de la República, que seguirá siendo el órgano ejecutivo que mandatará. Esta coordinación que va a realizar con el Consejo de Gobernadores es para ir potenciando bajo los principios de solidaridad y equidad las distintas actuaciones en las regiones, para que todas vayamos teniendo un desarrollo de manera autónoma y equitativa, sino vamos a reproducir las disparidades que existen, teniendo algunas regiones con muchos recursos y desarrollo, y otras con altos niveles de pobreza”, detalló Mella.

Sobre el apoyo y respaldo de la Comisión de Forma de Estado de la Convención Constitucional y la cantidad de votos que cada propuesta necesita para ser aprobada y luego pasar al Pleno, Mella aseguró que “durante la sesión de esta mañana ya estamos en condiciones de terminar la deliberación de todas las Formas de Estado que hemos revisado y el ordenamiento territorial que le sigue a cada una de ellas, para poder votar en la jornada de hoy mismo en la tarde”.

Además, en relación a la composición de la Comisión que coordina, Jennifer Mella destacó que son 25 convencionales provenientes de regiones distintas a la Metropolitana, y valoró que “hemos presentado iniciativas con hasta 16 constituyentes de la misma Comisión, lo que nos habla de una tendencia hacia el Estado regional”. Incluso, explicó que si un informe aprobado en una Comisión y presentado en el Pleno se rechaza, por una única vez éste vuelve a la Comisión que lo aprobó para revisarlo y modificar lo que sea necesario y nuevamente podría pasar a votación del Pleno. Y si alcanza 3/5 pero no 2/3 en la votación (93 preferencias), podría someterse a votación popular en un eventual Plebiscito dirimente.

Al abordar la autonomía regional indígena, la convencional destacó el trabajo realizado por cuatro escaños reservados que participan en la Comisión de Forma de Estado “que nos han explicado cómo se imaginan y cómo se insertan estas autonomías dentro de este modelo, específicamente regulando los espacios territoriales de deliberación para los Pueblos Originarios (…) La autonomía pasa necesariamente por dos cosas. Primero en los lugares donde están asentados por el reconocimiento de autonomías territoriales y por el reconocimiento de autonomías culturales, que hoy viene a reconocerse en la discusión constituyente y probablemente tenga un reconocimiento constitucional, como son la Plurinacionalidad y la interculturalidad”.

En relación a la propuesta de un Estado unitario descentralizado, la convencional valoró que ésta “intensifica mucho más la descentralización que Chile ha tenido hasta ahora. Ha sido presentada principalmente por constituyentes de derecha y han identificado al menos 18 servicios públicos que deben dejar de depender del Estado central para pasar a los Gobiernos regionales. Servicios que hoy se vuelven ineficientes manejados a nivel central y que no brindan soluciones oportunas a las necesidades del resto del país, que son absolutamente diferentes”, expuso Mella.

Y sobre el tiempo que ha transcurrido en el Proceso Constituyente y haciendo un balance de la nueva Mesa con los desafíos que implica, Mella destacó que el edificio de la sede de Santiago del Congreso Nacional se transformó en un eje de participación ciudadana, cuando todos los días se acercan personas para presentar propuestas e iniciativas populares de normas para la futura Carta Magna.

“De ser el lugar icónico donde terminaban las protestas, hoy es el lugar donde se vienen a presentar las propuestas. Creo que es tremendamente significativo, porque habla del proceso que está recogiendo la participación de la ciudadanía que nunca antes tuvimos la posibilidad de presentar normas legales y hoy se nos abrió la puerta para poder presentar propuestas para esta nueva Constitución. Creo que todas y todos hemos estado mucho más involucrados en el proceso y conociendo de qué se trata. Estamos asistiendo a algo que está sucediendo, y creo que todos y todas hablamos en una clave constituyente de qué es lo que queremos para el futuro del país. Eso es tremendamente emocionante”, valoró Mella.