Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 28 de septiembre de 2022

Escritorio

Francisco Huenchumilla: “Es probable que esta nueva generación política sienta que incorporar a la DC es comprarse completamente lo que fue la Concertación”

El senador se refirió a la conformación del nuevo gobierno sin la falange y también respecto del estado de excepción en el Wallmapu. "El fondo del problema es que el mundo mapuche está pidiendo la restitución de las tierras que en el pasado el Estado le quitó", afirmó.

Diario UChile

  Martes 25 de enero 2022 11:12 hrs. 
Francisco Huenchumilla.

Compartir en

En conversación con la primera edición de Radioanálisis, el senador de la Democracia Cristiana, Francisco Huenchumilla, se refirió a la conformación del gabinete del Presidente electo, Gabriel Boric, el estado de excepción en el Wallmapu y otros temas de la contingencia nacional.

Consultado por el director de Radio Universidad de Chile, Patricio López, respecto del nombramiento del equipo de ministros y el contraste con ciertas tradiciones de la política, Huenchumilla señaló que “yo creo que efectivamente estamos en un punto de inflexión, creo que tenemos un nuevo ciclo político e histórico en el país porque tenemos una nueva generación de políticos y políticas que se hacen cargo de la conducción del Estados más allá de los partidos políticos tradicionales”.

En esa línea, el parlamentario agregó que “como que el comité político mayoritariamente está constituido por personas apenas mayores de 30 años, entonces es una nueva generación, un nuevo ciclo, un nuevo estilo, una nueva cultura, una nueva manera de ver las cosas y ese es un cambio positivo y lo segundo es una clara orientación gradual y reformista a su programa y su accionar y que se refleja en el nombramiento del ministro de Hacienda Mario Marcel“.

Sobre la ausencia de la Democracia Cristiana en el nuevo gobierno, el representante de la región de la Araucanía recalcó que “aquí también se cumple un ciclo porque acaba la relación histórica del Partido Socialista y su entorno con la Democracia Cristiana, que fue el eje político de la transición y del trabajo de la Concertación. Eso termina y se da paso a una nueva coalición donde la DC queda fuera”.

Dentro de las razones, el senador Francisco Huenchumilla detalla que “la Democracia Cristiana ha venido pasando por un proceso de cierta decadencia y donde no hay ni una estrategia, ni un diseño o un relato común y eso hace que presente muchas dudas de ser o no un aliado confiable porque hay muchas voces”.

Por lo mismo, Huenchumilla recalca que “probablemente representa lo más clásico de lo que podría ser un partido tradicional y es probable que esta nueva generación política sienta que incorporar a la Democracia Cristiana es comprarse completamente lo que fue la Concertación. Esa mirada la comprendo y creo que tenemos nuestra propia responsabilidad en la decisión del gobierno del Presidente Boric, pero al mismo tiempo digo que la política tiene que tener una dosis de realismo y que a la larga si quieres sacar adelante un programa necesitas recurrir a las matemáticas y reconocer que en el Parlamento hay un problema”.

Respecto de la definición interna que se está dando en la DC, Francisco Huenchumilla afirmó que “hay una cosa institucional y hay partidos que tienen una fuerte organización y dirección en el partido y de sus militantes y otros como la DC que tienen una débil institucionalidad y hay que ser realistas, acá tenemos cinco senadores que representan el 10% del Senado, ese es un equipo con el cual el gobierno tiene que entenderse y hay otros diputados que si bien son pocos, a la hora de contar los votos también cuentan”.

El representante de la DC en la región de la Araucanía se refirió también al conflicto que se vive en el Wallmapu y el debate entorno a la mantención del estado de excepción constitucional que rige en la zona. Al respecto, el senador Huenchumilla señaló que “el Presidente Piñera tiene poca autoridad política para opinar de la Araucanía, él ha estado dos veces a cargo de la jefatura del Estado, ha tenido ocho años para resolver el problema y no lo ha hecho”.

En ese sentido, el militante de la DC agregó que “él ahora optó por el uso de las Fuerzas Armadas abandonando el camino de la política y pensó que esto se podía resolver por la fuerza, pero hizo eso luego que fracasó con todo lo que partió en este segundo gobierno como la presentación de este grupo especializado que derivó en la muerte de Camilo Catrillanca, la frustrada gestión del ministro Alfredo Moreno, o sea es una gestión fracasada y eso termina con el uso de la fuerza”.

Sobre ese punto, Huenchumilla recalcó que “yo espero que el Presidente Boric no haga lo mismo, porque más de lo mismo ha significado tratar esto como si fuese orden público y esa política ha fracasado desde hace más de 20 años” y añadió que “el punto es que nunca se ha entrado al fondo del problema, siempre se ha hecho un vuelo rasante por los síntomas, pero se requiere una política de fondo que responsa la siguiente pregunta: ¿Cuál es el conflicto? ¿Por qué hay violencia? Y la respuesta es que aquí lo que hay es que el mundo mapuche está pidiendo la restitución de las tierras que en el pasado el Estado le quitó”.

En esa línea, Huenchumilla profundizó al señalar que “el Estado responde con una política lenta de compra de tierras bajo un mecanismo de derecho privado, pero eso no sirve para resolver conflictos políticos. Cuando no se da respuesta a eso hay gente que deja de creer en el Estado, eso pasa con los grupos violentos, ellos dejaron de creer en el Estado y ese es un problema”.

“A mi juicio es un error, mezclar esa demanda por tierras con problemas políticos de otra naturaleza como es la plurinacionalidad, la autonomía, los escaños reservados, etcétera. Eso va por otro carril porque el tema que genera la violencia no son las demandas políticas sino que la demanda por tierra”, añadió el senador de la DC.

Por lo mismo, para el parlamentario, sin enfrentar el acaparamiento de tierras por parte de las empresas forestales no hay solución posible “esa es la realidad, entonces, cuando uno ve respuestas que parten por la autonomía o la plurinacionalidad, claro, son temas políticos importantes pero no van al corazón del problema que son las tierras“.

Finalmente, respecto de la situación de los presos de la revuelta, el senador Francisco Huenchumilla declaró que “la regla general en materia de delitos es que la respuesta del Estado es el derecho penal y el derecho penal dice que los delitos tienen que ser castigados. Ahora ¿por qué un delito no debiera ser castigado? Y la tesis que yo he sostenido es que cuando hay crisis sociales y políticas en todo el mundo, para restablecer la paz social se ha creado la figura del indulto o la amnistía”.

En el caso del estallido social, Huenchumilla agrega que “yo siempre sostuve que había una crisis profunda en Chile y que ameritaba un proyecto de indulto o amnistía, pero la anomalía es que esto no fue buscado por el Estado en su conjunto sino que fue presentado por una moción parlamentaria, entonces acá el gobierno no se involucró, está en contra y eso ha dificultado la tramitación del proyecto”.

Por lo mismo, el parlamentario recalcó que “yo propuse un proyecto más simple que pudiese tener los votos para su aprobación, pero hay otras versiones que ponen más complejidad al articulado y dan atribuciones a los tribunales para resolver el tema y eso significa subir el quórum. En eso se está, con un proyecto a contrapelo del gobierno y por eso le ha costado tanto avanzar”.

Síguenos en