Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de mayo de 2022

Escritorio

José Miguel Bernucci, sobre Ómicron: “Lo que genera la protección son los grandes programas de vacunación”

El secretario nacional del Colmed sostuvo que las afirmaciones en torno a la afección de Ómicron están mal interpretadas en la medida, que el contagio en personas que no cuentan con vacunación puede llegar a ser tan grave como se vio con la variante Delta o Gama en el país.

Diario Uchile

  Martes 25 de enero 2022 9:35 hrs. 
jose miguel bernucci colmed

En conversación con los periodistas Juanita Rojas y Claudio Medrano en la primera edición de Radioanálisis, el secretario nacional del Colegio Médico, José Miguel Bernucci abordó el aumento de casos de Covid-19 en el país dado el impacto de la variante ómicron, que registró este lunes un total de 14 mil 780 nuevos contagios y una positividad a nivel nacional sobre el 13 por ciento. Al respecto, el médico sostuvo que la afección de la cepa provoca preocupación y a la vez incertidumbre en la medida que se ha evidenciado una leve desaceleración en la aparición de casos nuevos lo que a su juicio, puede radicar en una morigeración de las proyecciones al alza del virus.

En ese sentido el médico comentó el reporte estadístico del profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Mauricio Canals, en cuanto, dada la desaceleración de los casos, el peak proyectado puede tardar unas semanas más para suscitarse durante el mes de febrero. No obstante, aunque el panorama puede estar aclarándose leventemente, no hay que perder el foco en las condiciones de la red asistencial, señaló.

“Los servicios de urgencia están muy atochados principalmente por gente que está consultando por síntomas respiratorios y por gente que desea testearse para saber si está con Covid-19 y lo otro es que durante la última semana, a pesar que bajó la desaceleración, las hospitalizaciones generales, no de Unidad de Cuidados Intensivos, crecieron un 8 por ciento entonces efectivamente tenemos que ver lo que pasará con ese número. Si ese 8 por ciento se dispara, estamos en una situación muy complicada; si se mantiene o baja la verdad es que podría ser el mejor escenario”, indicó.

Abordando la época estival, el especialista consideró necesario evitar un escenario similar al verano del 2021, en circunstancias que la afectación del virus se concentró en los destinos vacacionales y luego en las ciudades al momento que la población retornó a sus hogares tras el fin de la temporada. Sin perjuicio de lo anterior, el verano también implica una oportunidad para evitar la diseminación del Covid, mencionó.

“Hoy día sabemos que los espacios cerrados son los grandes culpables de la transmisión de los contagios y es por eso que hemos señalado como Colegio Médico que el hecho de que sea verano nos puede dar una oportunidad de dar el mensaje a las personas de preferir actividades en espacios abiertos, preferir actividades en terrazas por sobre espacios cerrados. Efectivamente dar la señal también de que si la playa está muy llena, preferir horarios donde haya menos gente, entonces por lo menos hoy tenemos mucha más claridad sobre la actividades de alto riesgo y bajo riesgo”, sostuvo.

Para efectos de lo anterior es sustantivo fortalecer la comunicación de riesgo frente a la afección de ómicron, sostuvo Bernucci. Esto considerado que todos los datos de disminución de hospitalización, de conexión a ventilación mecánica o de tasa de fallecimiento, se da en países que registran una alta tasa de vacunación, mientras que para la población no inmunizada, las repercusiones son sumamente graves.

“Si uno lograra aislar los datos de personas no vacunadas o que incluso no habían estado expuestas antes a contagios previos, o sea que no contaban con ninguna inmunidad natural, la verdad es que ómicron se comporta tan agresiva que Delta o incluso Gama que fue la gran cepa que nos causó muchos problemas. Entonces en ese sentido, lo que protege no es que esta variante por sí sola sea menos virulenta sino lo que genera la protección son los grandes programas de vacunación que estamos teniendo en distintos países alrededor del mundo y por lo tanto el mensaje se tergiversa un poco, porque a través de ese mensaje deberíamos motivar a la gente que no se ha vacunado a que lo haga”.

En lo relativo a la cuarta dosis de la vacuna contra el Covid y las estudios preliminares que han cuestionado su efectividad, el médico consideró que tal como la apuesta ganadora que efectuó Chile sobre la tercera dosis, al incluirla en el esquema de inmunización cuando se barajaban pocos datos sobre su efectividad, “con la cuarta dosis pasa algo similar”, indicó.

“Con un poquitito menos de datos, esta cuarta dosis los países que la están administrando, es una apuesta ya que se están basando en que esta eventual baja de inmunidad que se da con el tiempo y que es normal, podría revertirse con esta cuarta dosis y por lo tanto si uno va a a medir los anticuerpos neutralizantes que nos entrega la inmunidad o parte de la inmunidad contra el Covid, la verdad es que esto baja durante seis meses y se cree que la cuarta dosis lo aumenta y podría dar mayor protección”.

Si bien aún quedan algunas dudas respecto a la efectividad en la población general, “la tasa de complicaciones que se han mostrado por cuarta dosis sigue siendo extremadamente baja y por lo tanto, parece un procedimiento seguro. No sabemos todavía si tan útil, sin embargo, si tenemos la disponibilidad, el programa de vacunación es un programa que hay que cuidar y es mejor salir a apoyarlo que ponerlo en duda”, añadió.

Aquilatando el escenario sanitario mundial y la instalación incipiente sobre el debate de generar una política internacional solidaria para aumentar la vacunación en las regiones rezagadas, Bernucci dijo que es necesario comprender que la movilidad mundial es un fenómeno instalado hace décadas y que seguirá aumentando. En razón de eso, la probabilidad de aislar a un país es bastante baja, acotó.

“Aquí no va a haber un país que esté más a salvo que otro en el mundo y por lo tanto tenemos que entender que vivimos en este fenómeno de aldea global. En ese sentido, que países como el nuestro tengan tasas de vacunación sobre el 90 por ciento, con refuerzo sobre el 65 por ciento, ayuda bien poco a que África tenga una población que tiene menos del 15 por ciento del esquema completo, o incluso podemos hablar de Europa del Este donde la vacunación no supera el 25 por ciento porque la probabilidad y la posibilidad de que en esas personas el virus pueda multiplicarse sin control, la posibilidad de que aparezca una nueva variante, que esta sea más peligrosa que las anteriores y que incluso se pueda producir un escape inmunológico, es una posibilidad cierta“, aseveró, con lo cual apunto a que la acción primordial de las grandes potencias debería ser promover una campaña de vacunación mundial.