Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 29 de junio de 2022

Escritorio

Gabriel Cavada: “Si uno analiza las tendencias y los modelos proyectivos, creo que ya alcanzamos el tope y vamos a empezar a consolidar la baja”

El epidemiólogo destacó el proceso de vacunación en el país y aseguró que las cepas de coronavirus ya comenzaron a adaptarse, lo que podría observarse como “una señal de que el SARS-CoV-2 está entrando al catálogo más tradicional de los virus respiratorios”.

Diario UChile

  Lunes 7 de febrero 2022 13:30 hrs. 
gabriel-cavada

Compartir en

En conversación con la primera edición de Radio Análisis, el epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Gabriel Cavada, se refirió a la situación actual del covid-19 en el país en el contexto de la nueva ola de contagios y realizar una proyección sobre la tendencia de la variante Ómicron.

Sobre las cifras diarias entregadas por el Ministerio de Salud, que en las últimas semanas han reflejado un aumento constante en el número de casos nuevos mientras que el número de reproducción efectivo (R), que representa el número de personas promedio que contagia cada paciente se ha ido estabilizando, Gabriel Cavada sostuvo que “el peak de contagio se pronosticaba para estos días, en torno al 5 y 6 de febrero, y si uno ve la curva epidemiológica, efectivamente se está consolidando la forma que está llegando a esta cima”, y agregó que “en términos generales, diría que las noticias ya no son tan malas como el impacto de estos 40 mil casos que llegamos a tener, y lo que deberíamos ver durante esta semana es una leve tendencia a que los casos bajen, y esta tendencia debería consolidarse a partir de unos siete días más”.

En ese contexto, el profesor Gabriel Cavada recordó la situación de la Región de Tarapacá que ya dejó atrás el peak de contagio y actualmente las tendencias de casos nuevos van a la baja, similar situación que se espera para esta semana en la Región de Arica y Parinacota.

En relación a las cifras de hace un par de semanas que se referían a una eventual proyección de hasta 50 ó 70 mil contagios diarios, el epidemiólogo explicó que “nada es descartable, pero no las deberíamos alcanzar”, y señaló que “la epidemia nos ha llevado a una cantidad de sorpresas desagradables, pero si uno analiza las tendencias y mira los modelos estadísticos proyectivos, yo creo que ya alcanzamos el tope y vamos a empezar a consolidar la baja. Una vez que esta baja se consolide, será bastante rápida”.

Y agregó que “si todo marcha más o menos bien, a principios de marzo deberíamos tener un octavo de los casos que tuvimos en el peak, alrededor de unos 5 mil casos”.

Al ser consultado sobre el inicio del año académico en el mes de marzo, que se espera sean clases presenciales al menos para los estudiantes de la educación básica y media, y el retorno presencial a los diversos trabajos que durante el último tiempo se realizaron vía telemática, Cavada sostuvo que “la única proyección que podemos hacer al respecto es mirar con mucha atención lo que están haciendo los países del hemisferio norte”, y destacó lo anunciado por Inglaterra, que retirará las restricciones de movilidad, incluso, para las personas que se encuentren contagiadas de Coronavirus y que, permitirá, que personas contagiadas incluso puedan asistir a su trabajo, siempre utilizando los elementos de protección personal.

En ese sentido, Cavada explica que “más allá de criticar o avalar estas medidas, nosotros estamos en una postura bastante ventajosa, en términos de que podemos observar qué les ocurre a ellos”, y destacó que “en general, hemos hecho copias fieles de sus curvas epidémicas, con la única diferencia que nosotros tenemos muchísima población vacunada en relación con lo que pasa en Europa. En ese sentido, estamos en bastante mejor pie y, probablemente, los peaks que ellos alcanzaron en términos de tasas, proporcionalmente a sus poblaciones, nosotros los tuvimos bastante más disminuidos debido al alto nivel de vacunación que estamos exhibiendo”.

“Ese es el eje principal en que el mundo apuesta (para) parar la pandemia y, por supuesto, Chile ha adherido en forma bastante exitosa a ese eje y no hay ninguna razón para que abandonemos esta estrategia”, sostuvo el epidemiólogo Gabriel Cavada, e hizo un llamado a mantener al día el esquema de vacunación.

Y en relación a la expansión de la variante Ómicron, que ha sido catalogada de riesgo muy elevado y que actualmente es la principal cepa del covid-19 en el país, el profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile recalcó que las muertes o internaciones en UCI “hay que mirarlas siempre como indicadores de la gravedad del curso pandémico”, y aseguró que “cuando uno tiene el orden de 40 mil casos diarios, las muertes se van a producir no por proporción, sino que por volumen”.

“Si fijamos que la variante Ómicron tuviera una letalidad de un 1 por ciento, fuera la mitad de las otras cepas, ese 1% de 10 mil no es lo mismo que el 1% de 40 mil. Y eso es lo que nosotros quisiéramos prevenir. No quedarnos de brazos cruzados y decir que la variante es menos grave porque provoca menos muertes. Para nosotros, socialmente, nos interesa que las muertes se extingan”, agregó.

Además, Gabriel Cavada recalcó que el componente estacional podría provocar, en el invierno de este año, “una pequeña ola debida a covid de enfermedades respiratorias debidas a covid, pero estas olas invernales, debido al covid, ya no serán comparables ni con el nivel de contagios que estamos presenciando hoy día ni con los que tuvimos en las olas más cruentas de los inviernos del 2020 y 2021, sobre todo con la cantidad de muertos que arrastraron. De los 40 mil muertos que estamos teniendo hoy día acumulado, yo diría que sobre el 90% se deben a los dos inviernos pasados”, explicó, y agregó que “durante las olas aciagas del año 2020 y 2021, todas las enfermedades respiratorias que se podían detectar estaban causadas por covid y, en muy poca proporción, eran debidas a otros virus distintos al SARS-CoV-2”.

“Hoy día esta ola que se nos presenta en Chile ya está siendo provocada por esta cepa de Ómicron en un gran tapiz de contagio pero, sin embargo, ya están compitiendo otros virus respiratorios que era lo tradicional que ocurriera a raíz del verano. Este nicho ecológico ya está más variopinto y esa es una señal de que el SARS-CoV-2 está entrando al catálogo más tradicional de los virus respiratorios”, recalcó el epidemiólogo.

Y sobre la eventual superación de la urgencia sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus, Cavada aseguró que “eso es lo que esperamos”, y agregó que la circulación potente del virus “lo vamos a tener en detección, probablemente, hasta el año 2023 y de ahí empezará a ser un virus del catálogo más respiratorio”.

Síguenos en