Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio
Internacional

Ucrania dice no a Putin


Domingo 6 de marzo 2022 13:42 hrs.


Compartir en


Señor Director,

Leí con cuidado la columna de opinión de Jorge Elbaum publicada en el Diario U. Chile el Domingo 27 de febrero 2022, con el titulo “Rusia dice basta”. Soy ucraniano, casado con una rusa. Después de salir de Ucrania en el año 2000, pasamos unos años en Chile y en Argentina, donde aprendimos español, antes de instalarnos finalmente en Québec, donde vivimos actualmente. Pero la mayor parte de nuestros familiares siguen viviendo en Ucrania, y por esto estamos tan preocupados por la reciente invasión rusa en Ucrania.

Me permito escribirle la presente columna de opinión, que podría llamarse “Ucrania dice NO a Putin”, porque la columna de opinión de Jorge Elbaum parece escrita directamente por los servicios de propaganda rusa, y me imagino que sus lectores merecen distintos puntos de vista. Sí, hubo un plebiscito por la independencia de Ucrania, pero fue en 1991. Los resultados fueron 90% en promedio nacional, en toda Ucrania con una participación de 84%. En la región de Donbass, más de 85% votaron por la independencia de Ucrania. Hasta en Crimea, 54% de los ciudadanos votaron por la independencia de Ucrania.

En 2014, fue muy distinto, y no se puede decir que hubo un plebiscito. Lo que se hizo no se puede llamar un referéndum, un procedimiento público para conocer el verdadero deseo de la mayoría de la populación. Lo que hicieron los rusos en 2014 en Donbass, fue una operación de propaganda para justificar su visión del conflicto. No hubo listas verificables de participantes, cada persona podía votar tantas veces que quisiera, las urnas para los votos fueron puestas en la calle, transportaban de un lugar a otro los votantes sin ningún control, no hubo observadores internacionales. El resultado de esta operación de propaganda rusa del 2014 no tiene ningún valor.

Sin embargo, se ha podido observar la voluntad de muchos ciudadanos de la región en 2014: el número de refugiados que quitaron el Donbass para refugiarse en otras partes de Ucrania fue casi el doble de la personas que se refugiaron en Rusia. Un millón 200 000 personas se fueron a Ucrania contra unos 650 000 personas que se fueron a Rusia. A pesar que en esta época, el nivel de vida estaba bastante mayor en Rusia que en Ucrania. Los rusos hicieron todo le posible para que más gente venga a Rusia, para intentar demostrar que la gente de Donbass es pro-rusa. Pero una clara mayoría se fue a Ucrania.

Respecto a la OTAN, solo recordemos su razón de existir: reunir en un bloque varios países para protegerse de la amenaza del bloque con ideología opuesta, el bloque comunista con la URSS. La OTAN era una amenaza para los países de bloque de Varsovia, y recíprocamente. Pero hoy, no existe más ni el bloque de Varsovia ni la URSS ni un solo país con la ideología comunista (en este parte del mundo). Rusia ocupa la gran parte de URSS, pero se supone que no está en oposición con la ideología del OTAN, porque está declarando los mismos valores y principios que todos los países del OTAN: la democracia, la libertad de expresión, la libertad de prensa, el respeto de los derechos humanos, etc.

Entonces, ¿dónde está el problema?, ¿por qué los antiguos países de bloque de Varsovia estaban haciendo la cola para ingresar al OTAN?, ¿por qué Finlandia y Suecia hicieron ahora su demanda de ingreso al OTAN?, y ¿por qué es no le gusta a la Rusia de Putin el acercamiento del OTAN a sus fronteras? Porque en la mente enferma de algunos rusos, su país debe seguir siendo un imperio. Rusia tiene un PIB similar al de España, pero algunos piensan todavía que Rusia tiene derecho a dominar otros países, porque Rusia es grande, porque Rusia es fuerte. Putin quiere que Rusia siga siendo una gran potencia mundial el mundo de hoy, porque tiene un ejército grande y tiene armas nucleares, pero su economía representa apenas 2% de economía mundial.

Sergiy Baydych

Nacional de Ucrania.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl