Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 29 de noviembre de 2022

Escritorio

Especialistas difieren sobre propuesta constitucional que crea cargos de vicepresidente y ministro de Gobierno

Si bien se plantea que este nuevo modelo institucional ayudaría a explicitar funciones que actualmente recaen sobre algunos ministerios, podría no garantizar del todo un mayor equilibrio de la Presidencia de la República.

Natalia Palma

  Miércoles 9 de marzo 2022 13:59 hrs. 
COMISION SISTEMA POLÍTICO

Compartir en

Es en medio de la votación en particular que se está desarrollando en la comisión de Sistema Político que se aprobaron nuevas figuras que se podrían incorporar al Poder Ejecutivo.

Según establece el artículo 41 “la función ejecutiva estará integrada por la Presidenta o Presidente, la Vicepresidenta o Vicepresidente, la Ministra o Ministro de Gobierno y las Ministras y Ministros de Estado”.

La instancia también visó que “La Presidenta o Presidente y la Vicepresidenta o Vicepresidente se elegirán conjuntamente mediante sufragio universal, directo, libre y secreto” (Art. 44) y que además esta dupla deberá “respetar el principio de paridad” (Art.46).

En cuanto a las atribuciones de estos nuevos cargos, en el caso del vicepresidente o vicepresidenta está “asumir la conducción del Ejecutivo, en caso de cesación en el cargo de la Presidenta o Presidente”, “suplir las faltas temporales” del mandatario, “presidir y participar en las sesiones del Consejo Territorial, sin derecho a voto”, ente otros (Art.53).

En tanto, del ministro o ministra de Gobierno destaca entre sus facultades la de “ejercer la coordinación política de los ministros de Estado” y “coordinar la relación política del Gobierno con el Congreso Plurinacional y con el Consejo Territorial”. (Art. 55 ter)

Al respecto, el analista político y académico de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes, sostuvo que “a diferencia de otros sistemas políticos, donde los poderes que se le dan a la vicepresidencia o ministro o ministra coordinadora implica que el Congreso pueda tener voto de confianza, en el caso de Chile, no sucede. Por lo tanto, creo que no es una mala solución”.

Asimismo, respaldó la figura de ministro coordinador, toda vez que “hoy día tenemos un problema con el ministro del Interior que reúne las funciones de seguridad y no hay una definición clara y explícita sobre el jefe de gabinete propiamente tal”.

Por otra parte, descartó que este modelo emule a un “Triunvirato”, puesto que para estos nuevos cargos “la cantidad de poderes no lo hacen sentarse en igualdad de condiciones con el Presidente. Por lo tanto, la figura del sistema presidencial prevalece en este diseño”.

Una postura contraria manifestó el director de la Escuela de Gobierno de la Universidad Central, Marco Moreno, quien expresó que “esta innovación puede tensionar la propuesta en su conjunto, porque en la práctica significa una disminución de los poderes de la Presidencia de la República”.

En esa línea, explicó que “es cierto que lo que tenemos ahora en la Constitución del 80’ es un excesivo desequilibrio a favor del Ejecutivo, pero justamente lo que se demandaba era cómo se producía un mejor equilibrio, una mejor relación en el poder y creo que la propuesta que estamos conociendo no lo garantiza del todo”.

Además, consideró que “no queda muy claro los niveles de coordinación entre estas dos autoridades. Todavía no conocemos cuáles son sus atribuciones, sus espacios para toma de decisiones. Entonces, eso puede generar un desequilibrio todavía mayor que el que tenemos hoy día en lo que es el Poder Ejecutivo”.

En tanto, la analista y docente de la Universidad de Santiago, Pamela Figueroa, sostuvo que la aprobación de esta norma “es la conjunción de distintas propuestas”, agregando eso sí que aquello “hay que definirlo con mucha claridad porque que exista un vicepresidente o ministro de Gobierno, la pregunta es cuál es el objetivo institucional que se quiere cumplir con ese diseño”.

Bajo ese contexto, destacó la relevancia del cargo del ministro de Gobierno, puesto vendría a ordenar políticamente al Gobierno. Esto último, considerando que dicha función actualmente ha recaído entre el Ministerio del Interior y la Secretaría General de la Presidencia.

Sin embargo, advirtió que “en la figura de la vicepresidencia es un poco más cuestionada, sobre todo porque en Chile tenemos un sistema multipartidista fragmentado y esas vicepresidencias si no están bien diseñadas pueden fragmentar aún más las coaliciones”.

Síguenos en