Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 5 de julio de 2022

Escritorio

Paulina Núñez (RN): “Vamos a terminar viendo a lo mejor dos oposiciones”

Valorando el apoyo que el futuro gobierno anunció sobre el proyecto de ley por el derecho a una vida libre de violencia, la senadora electa por Antofagasta proyectó la relación que sostendrá su coalición con Apruebo Dignidad, marcando sus diferencias con el ánimo obstruccionista que manifestó su correligionario, Diego Schalper.

María Luisa Cisternas

  Miércoles 9 de marzo 2022 18:34 hrs. 
Paulina Núñez.

Compartir en

En el marco de la conmemoración del 8M las futuras ministras y subsecretarias anunciaron un paquete de medidas con las que se pretende levantar los primeros cimientos del futuro “gobierno feminista”. En dicha instancia, la próxima titular del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana, señaló que el Ejecutivo dará urgencia al proyecto por el derecho a una vida libre de violencia, una iniciativa que ingresó el 2017 por el gobierno de Michelle Bachelet y que se encuentra congelado en su segundo trámite legislativo.

Al respecto, la diputada de Renovación Nacional que asumirá un escaño en el Senado a partir del 11 de marzo, Paulina Núñez, abordó la que a su juicio será la recepción que tendrá el boletín 17077-07 en la Cámara Alta y desde esa materia legislativa proyectó la relación entre el conglomerado que pasará a ser gobierno y Chile Podemos Más.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, la legisladora electa por Antofagasta -quien debutará en el Senado ingresando un proyecto de ley que busca consagrar como feriado el 8 de marzo- agradeció al futuro gobierno por patrocinar este proyecto de ley que,  según indicó, “ha sido apoyado transversalmente cuando ha ido avanzando en los distintos tramites”. El anuncio de la futura ministra Orellana es a juicio de la parlamentaria una muestra de que se avanzará en una medida favorable, no sólo para las mujeres sino que para la sociedad en su conjunto.

“Yo valoro que se haya mencionado el apoyo a este proyecto y por supuesto que vamos a avanzar rápidamente en el Congreso con esta señal que da el Gobierno para que sea ley lo más pronto posible. El texto reconoce no solamente la violencia física sino también la violencia psicológica, económica, sexual, simbólica, institucional, política, laboral, directa e indirectamente y la relevancia de tener un proyecto tan amplio es no dejar afuera ningún tipo de violencia porque muchas veces terminan siendo algunas invisibilizadas y la legislación se preocupa solamente de aquellas que evidentemente son más fuertes, como la violencia física pero no de aquellas que incluso pueden ser más dañinas como la psicológica”, señaló.

En ese sentido Núñez consideró que no existirá mayor oposición al proyecto de ley que será patrocinado por el Ejecutivo en cuanto esta es a su juicio una iniciativa que hace mucho sentido a la ciudadanía y que mantiene un apoyo transversal. Por ese motivo dijo esperar que cualquier modificación o indicación a la legislación vaya en la línea de mejorar el proyecto de ley y que este se apruebe lo antes posible.

“Yo veo que por parte del futuro gobierno hay una señal muy clara de que con esta urgencia tengamos prontamente una ley y al menos de mi parte y me atrevería a hablar por al menos la bancada de Renovación Nacional, nosotros estamos con toda la voluntad de que este proyecto vea la luz y podamos tener unas normas más claras respecto de la violencia que hoy sufren millones de mujeres ya que estamos describiendo violencia en un sentido tan amplio, así que espero que cada vez que un senador o senadora modifique este proyecto u otro lo haga para mejorarlo y no para dilatar la discusión”. 

El feminismo es una agenda que el futuro gobierno ha decidido transversalizar y en eso ha conformado un gabinete con mayoría de mujeres; integró el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género al Comité Político situando su oficina al interior del palacio de La Moneda, y ha levantado reuniones interministeriales sobre la materia. Todas iniciativas que la representante del Distrito 3 valoró y dijo celebrar en cuanto “todos debemos asumir el desafío de seguir abriendo espacios para que más mujeres lleguen donde se toman decisiones y en el caso de lo público, de lo político, además fortalece la democracia”, consideró.

Sin perjuicio de lo anterior, Núñez dijo esperar que el futuro gobierno feminista no margine de la discusión política a las mujeres que piensan diferente.

“Eso tiene que abrir espacios para que todas las mujeres en Chile se sientan representadas y no sigamos también poniéndole muchas veces títulos o chapas a las demandas y luchas que tenemos las mujeres. En esto hay que ser súper respetuosa y empática porque todavía hay muchas diferencias entre las propias mujeres respecto de cómo se pueden sacar adelante diferentes políticas públicas, leyes y proyectos, pero hay cuestiones que evidentemente nos unen como poder tener un país donde las mujeres estén libre de violencia”, indicó.

La futura senadora es una de la legisladoras de Chile Podemos Más que ha hecho patente su disposición de diálogo con el futuro Ejecutivo. Así se evidenció en una reunión que sostuvo con el Presidente electo, Gabriel Boric, el pasado 7 de febrero, con quien previo al 2020, compartió espacio en la comisión de Constitución de la Cámara. Un gesto que extiende el ánimo de llegar a entendimientos con el próximo oficialismo, los que a juicio de la parlamentaria, debe propiciar la oposición de Chile Podemos Más para poner a “Chile primero”.

“Nosotros estamos muy conscientes de que lo que la ciudadanía decidió fue que hiciéramos un rol opositor, por lo tanto tenemos el deber de generar contrapeso, de mejorar proyectos de leyes cuando sean ingresados por el Gobierno que a nuestro juicio no le hagan bien a Chile, que no sean una buena idea y por supuesto levantar la voz muy fuerte cuando veamos en peligro cuestiones que para nosotros son clave como la libertad en el más amplio sentido de la palabra, personal, económica, de transito, de expresión, de entendimiento y por lo mismo creo que ese rol opositor tiene dos caminos, por un lado llegar pateando la mesa, tirando el mantel o queriendo que al Gobierno le vaya mal sin entender que cuando a un gobierno le va mal es a los chilenos a quien les va mal (…) y otro camino es propiciar el diálogo, el entendimiento, buscar puntos en común”, señaló.

En esa línea, la ex vicepresidenta de RN se distanció de las afirmaciones que el diputado Diego Schalper realizó en una reunión del partido, donde manifestó que el rol de Renovación Nacional debe orientarse a atrofiar el futuro gobierno. Sin perjuicio de que la futura senadora reprobó esas afirmaciones, reparó que estas se dieron en el ámbito privado.

“No es que lo esté exculpando pero, lo que uno habla internamente muchas veces puede tener como objetivo transmitir un mensaje a los pares y no tratar de alarmar como terminó ocurriendo cuando desde un parlamentario de oposición uno le escucha una frase como aquella que yo sinceramente no comparto, entonces yo creo que aquí vamos a terminar viendo a lo mejor dos oposiciones y quiero marcar muy clara cual va a ser la mía sin ninguna tibieza, sin ninguna actitud amarillista, con mucha claridad y firmeza, de frente además que creo que eso ayuda mucho al debate, al diálogo y a los acuerdos, es defender nuestras posturas pero si nosotros queremos volver a gobernar y vamos a trabajar para recuperar esa confianza que los chilenos en algún momento depositaron en nuestro sector, lo tenemos que hacer porque vamos a hacer bien la pega”, señaló.

Síguenos en