Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 3 de julio de 2022

Escritorio

Mario Aguilar y balance sobre Raúl Figueroa en el Ministerio de Educación: “Su gestión se caracterizó por el total abandono que hizo de la educación pública”

El Presidente Metropolitano del Colegio de Profesores y Profesoras evaluó los primeros días de clases presenciales luego de dos años de pandemia y se refirió a las denuncias de problemas estructurales y sanitarios que significarían un riesgo para miles de estudiantes. Además, al realizar un balance de la gestión de la actual administración en materia educacional, sostuvo que el saliente ministro “tuvo una nula capacidad de diálogo”.

Lorena Moreno Berroeta

  Jueves 10 de marzo 2022 15:39 hrs. 
mario aguilar

Compartir en

Luego de dos años de educación a distancia debido a la pandemia del Covid-19 y a poco más de una semana del retorno presencial de los estudiantes a las aulas de clases, aparecieron una serie de antecedentes que denuncian las falencias estructurales y sanitarias, que eventualmente significarían un riesgo para la salud  de la comunidad educativa del país.

En este contexto, en conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, el Presidente Metropolitano del Colegio de Profesores y Profesoras, Mario Aguilar, aseguró que el gremio ha recibido una serie de denuncias que avalarían estos hechos, que afectarían a miles de estudiantes del país ya que no permitirían las condiciones adecuadas de resguardo para el desarrollo de las clases presenciales.

“Tenemos un reporte de muchos lugares, de comunas aquí en la Región Metropolitana y también de otras regiones, donde hay un deterioro muy fuerte de la infraestructura y muchos colegios están en condiciones deplorables”, denunció Aguilar, y agregó que esta situación “es peor aún en pandemia, donde obviamente la higiene y las medidas sanitarias tienen que ser mucho más fuertes”.

En esa línea, Mario Aguilar explicó que el catastro desarrollado por el Colegio de Profesores y Profesoras ha recopilado denuncias de comunas como Maipú, La Granja y La Florida. Mientras que en las regiones, destacó el caso en la comuna de Cañete, al sur de la Región del Biobío, “donde hay un colegio que se incendió hace dos años y todavía no lo reponen, y los niños tienen que funcionar en una Junta de Vecinos, cuyas condiciones no son para nada adecuadas”.

Escuela Cañete Escuela Juan Aguilera Jeréz, ubicada en la comuna de Cañete, Región del Biobío.

Cuando el ministro de Educación, Raúl Figueroa, aseguró al país que estaban todas las condiciones –y esa fue la palabra que él usó– para asegurar el adecuado resguardo de la salud de todas las comunidades escolares, eso era mentira. Es mentira y en un porcentaje muy importante de colegios a nivel nacional, esas condiciones simplemente no están”, denunció Aguilar.

A raíz del retorno presencial y debido a brotes de contagio por Coronavirus en las comunidades educativas, particularmente a través de redes sociales aparecieron denuncias de apoderados que afirmaban la imposibilidad de suspensión de las clases en las aulas debido a instrucciones del Ministerio de Educación referidas a la cancelación de la subvención a los colegios municipales o particulares subvencionados. Al referirse a estas publicaciones, el Presidente Metropolitano del Colegio de Profesores y Profesoras señaló que el gremio ya recogió esos antecedentes.

“A nosotros nos parece que esa denuncia es muy grave, porque el protocolo que estableció el Ministerio de Educación no es suficientemente preventivo. Ya cuando una situación está extrema, recién posibilita la suspensión de clases”, expuso Aguilar y denunció que “el ministro de Educación y el subsecretario están en todos lados amenazando con que no se va a pagar la subvención, ejerciendo una presión tremenda”.

Liceo Católico Atacama - Comedor“En el Liceo Católico de Atacama, los niños almuerzan en unos comedores que están en el subterráneo,
sin ventilación y completamente hacinados, pegados unos con otros y sin mascarilla para poder comer.
Es una situación extremadamente preocupante para nosotros”, denunció Aguilar.

“En Copiapó, por ejemplo, hay un colegio que aguantaron al tener los primeros casos, pero ya tuvieron que suspender clases. En esta situación y con este virus que es altamente contagioso, aún así no se han establecido aforos, lo que nosotros hemos cuestionado fuertemente”, puntualizó. Incluso, Aguilar aseguró que “los casos de profesores contagiados se están repitiendo en todas las regiones”, y agregó que “no tenemos un catastro todavía porque, además, desde el Ministerio de Educación buscan silenciarlo”.

En ese contexto, el dirigente gremial explicó que en la última asamblea metropolitana del Colegio de Profesores y Profesoras acordaron llevar un registro del contagio de docentes, “para visibilizar estas situaciones y no permitir que se silencien”, y advirtió que “es probable que de aquí a unos días más tengamos muchísimos casos de contagios a pesar del intento de tapar lo que existe”.

“Es una gestión que deja un sello muy negativo”

Además, Mario Aguilar también se refirió al desempeño del saliente ministro de Educación, Raúl Figueroa, encabezando esta cartera y fue enfático en señalar que “es una gestión que deja un sello muy negativo. Muy, muy negativo”.

“Es un ministro que se caracterizó por su total desconexión de la realidad educacional. Es una persona que no tenía ninguna ligación con el sistema educacional, con el mundo y la realidad escolar. Esa total desconexión se reflejó, por ejemplo, en asegurar que estaban todas las condiciones para el retorno presencial a clases y nosotros anticipamos que esas condiciones no estaban, porque conocemos cómo funciona el sistema y sabemos la realidad. Este ministro nunca la conoció”, lamentó.

Asimismo, consideró que Figueroa “tuvo una nula capacidad de diálogo, porque alguien puede no conocer mucho la realidad, pero si escucha y se muestra dispuesto al diálogo, entonces, se puede ir formando un cuadro, pero él nunca lo hizo”, y aseguró que “siempre funcionó encerrado”, sin trabajar directamente con los gremios ligados a la educación.

“Es evidente que su gestión se caracterizó por ese desconocimiento de la realidad, por el total abandono que hizo de la educación pública y por el tono autoritario y prepotente de imponer las cosas que nunca le funcionó, pero que tampoco abandonó. Siempre creyó que, decretando las cosas, simplemente iban a funcionan y eso no ocurrió nunca”, recordó el docente.

En ese sentido, el dirigente gremial lamentó que, durante el Gobierno de Sebastián Piñera, el Ministerio de Educación “se devaluó mucho” como institución debido, a su juicio, de la mala administración de los tres ministros que pasaron por esa cartera en los últimos cuatro años.

“Cuando pierde credibilidad y la gente ya no le tiene confianza, como ocurrió fuertemente tanto con las gestiones de Gerardo Varela, Marcela Cubillos y Raúl Figueroa, ocurre lo que pasa ahora, que el Ministerio de Educación está totalmente devaluado como ente rector de la educación chilena y eso, por supuesto, no es bueno para nada”, expresó.

Al ahondar en las expectativas del Colegio de Profesores y Profesoras en relación a la gestión del próximo ministro de Educación, Aguilar señaló que “esperamos que haya una mayor capacidad de diálogo y mayor empatía” con la realidad del mundo escolar.

“El futuro ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, es profesor y trabajó en el mundo escolar. Por lo tanto, suponemos que tiene un bagaje y una experiencia directa de la realidad”, manifestó, y precisó que “nosotros hemos sido muy insistentes en remarcar nuestra autonomía respecto a cualquier gobierno y coalición política, porque como gremio tenemos que ser siempre autónomos, pero si hay capacidad de diálogo y de escuchar, eso nos abre una expectativa de que las cosas puedan funcionar mejor”.

Síguenos en