Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 9 de agosto de 2022

Escritorio

Claudio Orrego, sobre posible escenario de racionamiento en la RM: “Tenemos que hacer la revolución hídrica”

En conversación con nuestro medio, la autoridad regional abundó en las medidas que está adoptando y propiciando la Gobernación para revertir el consumo exacerbado de agua en el Gran Santiago. En ese sentido Orrego consideró sustancial cambiar la relación que existe con el elemento vital para efectos de evitar un escenario de racionamiento.

Radio Uchile

  Martes 15 de marzo 2022 9:29 hrs. 
Agua, escasez agua, 2020

Compartir en

En conversación con los periodistas Juanita Rojas y Claudio Medrano en la primera edición de Radioanálisis, el gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, abordó el déficit hídrico por el que cruza el país y que mantiene las alertas encendidas sobre un probable escenario de racionamiento en el Gran Santiago. Un panorama que el Presidente de la República, Gabriel Boric, dijo no descartar y que bajo el parecer de la primera autoridad regional de la RM, es producto de que en Santiago y en Chile no se ha entendido que debe cuidarse el agua. 

El déficit hídrico es un fenómeno que llegó para quedarse, sostuvo Orrego, lo ha dejado al polo urbano de la región vulnerable ante un posible racionamiento. Si bien “la gente sabía que en Tiltil, que en Alhué, que en San Pedro y en Curacaví se llevaba agua con camiones aljibe, en la capital de Chile”, hoy día la amenaza radica particularmente a las comunas de la zona oriente, señaló. Una sequía, sostuvo el gobernador, que se exacerba en la región en tanto la población sigue desperdiciando este elemento vital.

“Acá el agua de bota, se riega a las 12 del día, se hacen pastos ornamentales gigantescos, la gente riega con agua potable. Los embajadores de países amigos no pueden creer el tratamiento que el damos al agua. Lo decía el otro día la embajadora de Israel que en el caso de su país el 80 por ciento del agua que se ocupa en los hogares es reutilizada, en Chile es cero, porque no tenemos reglamento para aplicar una ley que nos permita hacerlo“.

Es por esto que parte de las medidas adoptadas por Orrego ha sido la creación de un plan de acción climática y un plan de emergencia hídrica para toda la Región Metropolitana, además de una campaña de consciencia de la escasez del agua en colaboración a actores privados y las universidades. Esto para instruir a la ciudadanía sobre, por ejemplo, el tiempo de duración de las duchas, los horarios de riego y cómo lavar los platos. Adicionalmente se crearán ordenanzas tipo para todos los municipios del Gran Santiago que regule el uso de agua por parte de los particulares y de las empresas, indicó la autoridad.

Tenemos que cambiar la forma como nos relacionamos con el tema del agua, si la verdad es que mientras en muchos países del mundo el agua se cuida como hueso santo, aquí se bota literalmente a la calle, regamos con agua potable, no reutilizamos el agua que ya hemos ocupado en el consumo humano y peor aún, tenemos prácticas que de verdad atentan contra el uso sustentable de este recurso tan importante”, sostuvo.

Pero a juicio de Orrego, las responsabilidades de esta problemática son compartidas, en cuanto el Estado no ha tomado medidas serias en la materia y evidencia de aquello es que pese a que existe una ley que permite el uso de aguas grises, en tres años no se ha hecho el reglamento. Por otro lado, el Estado mantiene superficies de áreas verdes que se riegan a las 12 del día, señaló el gobernador, llamado a la responsabilidad compartida de todos.

“Tenemos que hacer algún incentivo desde el punto de vista del sobreconsumo del agua. O sea el sector oriente de Santiago consume casi del doble que el resto de la ciudad, ya la ciudad está consumiendo por sobre lo que debiera estas consumiendo(…) Entonces aquí el cambio cultural que tenemos que tener es de envergadura y pasa por los comportamientos individuales, de las autoridades públicas, de las instituciones y también de las empresas. Aquí a las empresas vamos a tener que exigirles que reutilicen el agua, tener precios de sobreconsumo también y algo muy importante, tener una ciudad, unos espacios públicos que sean compatibles con la crisis hídrica”, sostuvo, aludiendo al reemplazo del césped por especies xerófitas.

La ciudad ya no da asevera la autoridad regional en conversación con nuestro medio, toda vez que en la parte alta de la cordillera los glaciares están disminuyendo y que tanto en el río Maipo como el Mapocho han reducido alarmantemente sus caudales. En consecuencia, “tenemos que hacer la revolución hídrica” para cambiar radicalmente el sentido común en torno al uso del agua, recalcó Orrego.

En términos reactivos de la crisis, el ex Intendente Regional recordó que durante el mes de febrero instruyó al director regional de la Onemi, Miguel Muñoz, a representantes de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) y de la Dirección General de Aguas (DGA) a crear un plan de emergencia y protocolos claros que permitan enfrentar una eventual situación de racionamiento en la región, el cual estará listo durante este mes según el plazo que fijaron las autoridades. Esto se suma a una batería de medidas preventivas como las ordenanzas municipales que entregarán directrices transversales respecto al uso del agua y un proyecto que se encuentra impulsando la gobernación llamado “techos verdes” que va en la línea de disminuir la temperatura, indicó Orrego.

“En parte el problema de escasez hídrica es por el exceso de temperatura y tenemos que empezar también a regular la temperatura de la vida humana, ahí tenemos un proyecto que queremos masificar en la ciudad de Santiago; queremos terminar todo lo que son los famosos APR, Agua Potable Rural, en las comunas más rurales que es una inversión cuantiosa para que la gente pueda tener agua y no dependa de los camiones aljibe; queremos tener una ordenanza industrial y vamos a presionar al Ejecutivo para que saque este reglamento y se puedan reutilizar las aguas de Santiago, en fin, tenemos un conjunto de medidas”, señaló.

En cuanto a las comunas de la Región Metropolitana que mantienen problemas de acceso al agua, Orrego sostuvo que “vamos a hacer una inversión importante como Gobierno Regional para que puedan tener agua potable rural, es decir no depender de los camiones aljibe”.

“Mi objetivo es firmar un acuerdo de cooperación con el Ministerio de Obras Públicas de manera de poder abordar los 32 casos que tenemos en la Región Metropolitana en comunas tan visibles como Lampa, Tiltil, Curacaví, San Pedro, Paine y Alhué. Eso significa mucha plata, es un plan a 15 años pero hay que partir por los diseños. Nosotros estamos dispuestos a satisfacer la totalidad de todos los diseños de estos APR y que el Ministerio de Obras Públicas de alguna manera corra con los recursos para hacerlo“, señaló.

Síguenos en