Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 25 de junio de 2022

Escritorio

Diputado Jorge Rathgeb sobre rol de las forestales en la Macrozona Sur: “Fueron muy malos vecinos y generaron la problemática que hoy día tenemos”

En entrevista con Radio Universidad de Chile el diputado de RN por la región de La Araucanía, analizó la visita del Gobierno a la zona, así como la decisión de no renovar el Estado de Excepción. Sobre esto último, el legislador sostuvo que "no es ninguna señal de garantías de que eso finalmente va a significar mayor paz en la región".

María Luisa Cisternas

  Miércoles 16 de marzo 2022 19:22 hrs. 
Jorge Rathgeb

El incidente protagonizado por la ministra del Interior, Izkia Siches, en la ruta hacia la comuna de Ercilla agudizó la discusión respecto al Estado de Excepción Constitucional de Emergencia en la Macrozona Sur. Desde el Congreso Nacional, los parlamentarios de oposición extremaron su llamado al Gobierno a no deponer la militarización de la zona en cuanto este hecho ilustraba la grave crisis de seguridad que afecta particularmente a la Región de la Araucanía. Abundando en esos argumentos, el diputado del distrito 22, Jorge Rathgeb (RN) en conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, sostuvo que si bien esta disposición no ha erradicado completamente los hechos de violencia en la región, sí los ha empujado hacia sectores más colaterales, despejando los caminos de la quema de vehículos, entre otros delitos. 

El abogado, agricultor y militante de RN dijo lamentar lo ocurrido con la titular de Interior en la zona a pocos días de haber asumido el Gobierno, no obstante el amedrentamiento del que fue víctima la ministra y su delegación, es lo que se vive en La Araucanía todo el año. Son las líneas que expuso el legislador este martes a pocos minutos de darse a conocer el incidente de Ercilla y que hoy enfatizó, toda vez que este se ha constituido en el argumento principal que esgrime la oposición para exigir la reconsideración del Ejecutivo.

El legislador sostuvo además que “pese a que han ocurrido muchos hechos de violencia, ellos han ocurridos en sectores bastante apartados donde claramente las policías o las Fuerzas Armadas no pueden tener presencia las 24 horas del día”.

 “Hay muchos caminos intercomunales e incluso que son menores a los intercomunales que hoy día se pueden transitar en paz y tranquilidad gracias al Estado de Excepción. Si esto se levantara yo aseguro que la ruta entre Collipulli y Victoria, pasando por Ercilla, nuevamente volverían a haber camiones quemados, buses apedreados y lo mismo en rutas como Angol -Collipulli, o Collipulli y Mulchén que son zonas que antes del Estado de Excepción era habitual que hubiese semanalmente cuatro vehículos incendiados producto de la violencia. Eso hoy día no se ve”, sostuvo.

Por otro lado, la presencia de los militares en la zona permitió que el rubro del turismo pudiera realizar sus actividades y comercializar sus productos durante la época estival, lo que va de la mano con la posibilidad de superar el empobrecimiento de la región.

En esa linea, el parlamentario por la región de La Araucanía indicó que “en la medida que hay inseguridad en la región, nadie va a invertir, nadie va a realizar un emprendimiento donde tiene el riesgo que el día de mañana le quemen“.

Si bien el parlamentario comparte con el Gobierno en que siempre hay que estar dispuestos al diálogo, aseveró que “no se puede dialogar si siguen las hostilidades en la región de La Araucanía” y en ese sentido consideró que deponer la militarización de la zona no puede ser una condición impuesta por las comunidades mapuches para generar aproximaciones con la autoridad.

“Que se levante el Estado de Excepción, que es una medida a la que el Gobierno puede recurrir en cualquier momento, creo yo que es un chantaje para poder seguir ejerciendo violencia. Si buscamos los hechos últimos, qué es lo que ha ocurrido, cada vez que ha habido acercamientos de los gobiernos y no solamente el gobierno pasado, las hostilidades han seguido y ha seguido la violencia a pesar de que ha habido situaciones de diálogo, por lo tanto el hecho que se diga ‘levanten el Estado de Excepción y nosotros dialogamos’, no es ninguna señal de garantías de que eso finalmente va a significar mayor paz en la región“.

Por lo demás, Rathgeb aseguró que los que hoy ejercen violencia en la Macrozona Sur no son representativos de todo el pueblo mapuche. Por el contrario, “la inmensa mayoría es gente de esfuerzo, de trabajo, que sufre la violencia aún más que los que nos declaran como huincas, como chilenos por así decirlo y son ellos los que están sufriendo y son ellos los que piden que finalmente se reestablezca el orden y avancemos en este tema“, indicó.

Fuera de las diferencias respecto a la militarización de la Macrozona Sur, el legislador de Renovación Nacional consideró que una perspectiva interministerial como la que plantea el Ejecutivo puede ser una fórmula viable para subsanar el conflicto político. Sin embargo criticó el que no se contemplara al ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, en la comitiva de ministros que viajaron a la zona, ya que a juicio del parlamentario, los mayores afectados son los trabajadores del rubro.

Si no está el ministro de Agricultura presente en la visita donde el 80 o 90 por ciento de los afectados dice relación con la agricultura, con la gente que trabaja la tierra, no se va a poder avanzar. Si debemos realizar un trabajo interministerial, debe estar presente el representante del Gobierno que involucra a los principales afectados que son justamente la gente de campo, los agricultores, la gente que trabaja la tierra y ahí es donde yo eché de menos la presencia del ministro el día de ayer y en esa visita, que me parece bien que se haya hecho pero fue muy improvisada, no tan sólo por el hecho de violencia que ocurrió, sino por quienes debieron ir “, consideró.

Del mismo modo dijo esperar que el Ejecutivo considere a los parlamentarios de la zona en una próxima visita a la Macrozona Sur, propuesta que el legislador extendió a Jackson y a Siches hoy en la Cámara Baja durante la votación del Estado de Excepción en la Macrozona Norte. Esto en cuanto a que “nosotros tenemos de alguna manera el barómetro y sabemos qué personajes de la zona, independientemente de su color político, son confiables y con cuáles se puede avanzar en temas que finalmente  busquen una solución a la problemática”, sostuvo.

Este lunes durante la entrevista con las radios de la Archi, el Presidente de la República, Gabriel Boric, aseguró que existe la voluntad de muchas empresas forestales de salir de parte del territorio, a modo de descomprimir el conflicto en la Macrozona Sur. Una fórmula que el representante del distrito 22 vio con buenos ojos siempre y cuando se desarrolle con el consentimiento de todas las partes y no de forma unilateral por parte del Estado. Sin perjuicio de ello, consideró que las forestales pueden tener un rol clave para subsanar el conflicto, en cuanto han contribuido a tensionar la región no sólo con respecto a las comunidades indígenas, sino también con los agricultores y campesinos.

“Ellos compraban varias parcelaciones, había caminos internos, vecinales, una vez que ellos compraban se interrumpían, se colocaban candados, realizaban acciones de envenenamiento de roedores o de conejos por ejemplo, que le generaban daño a las plantaciones que también afectaba a los vecinos colindantes que eran pequeños agricultores, muchos de ellos no mapuches y ahí se creó una situación de mala vecindad”.

Si bien a juicio del legislador, la disposición de las empresas ha cambiado a la luz de que han colaborado con colegios, centros médicos y en general, con el vecindario, señaló que el resentimiento de su llegada hasta hoy permanece y es uno de los gatillantes de las problemáticas que hoy día se agudizan.

“No es el único (gatillante) obviamente, hay otros más, pero si las forestales están dispuestas a colaborar en este tema e ir teniendo un desprendimiento de algunos sectores que consideran que son prescindibles, que finalmente puedan colaborar en el tema de la solución del conflicto, me parece una buena alternativa y yo en algún momento cuando fui gobernador de la provincia de Malleco, fui el nexo entre muchas comunidades y las empresas forestales para generar estos acercamientos y creo que no podemos descartar esa posibilidad si es que además existe la buena voluntad de las empresas forestales, o de quienes están hoy día a cargo de esas empresas forestales, que en algún momento, reitero y lo vuelvo a señalar, fueron muy malos vecinos y generaron la problemática que hoy día tenemos”.

Por otro lado, las forestales han contribuido en la falta de agua de las zonas rurales, adicionó, para lo cuál se hace necesario una ley del bosque nativo que “incentive a los particulares a plantar nativo en sectores que sean pertinentes, porque nadie va a estar dispuesto a hacer la inversión teniendo presente que el bosque nativo no es rentable económicamente”.

“Si no se establecen incentivos, la gente va a tener que seguir pagando contribuciones e impuestos por sectores que no pueden ser productivos y ahí es donde tenemos que recuperar las fuentes de agua y debe haber inversión en todo lo que significa agua potable rural que si bien se ha invertido, falta mucho todavía, y eso pensando no sólo en comunidades indígenas sino que en toda la población en general donde hay comunidades y también sectores que no pertenecen a las comunidades indígenas”.