Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 15 de agosto de 2022

Escritorio

Natalia Caniguan, antropóloga: “El Gobierno debe tener un elemento concreto sobre el cual negociar y llegar a acuerdos en La Araucanía”

La investigadora del Centro de Estudios Interculturales e Indígenas analizó la visita de la ministra del Interior a La Araucanía, así como las señales que se han dado desde el Ejecutivo en relación al conflicto. Asimismo, la experta se refirió al debate sobre la existencia de "presos políticos", señalando que "el gobierno debe reconocer que no se ha aplicado la justicia como debe ser, sin discriminación".

María Luisa Cisternas

  Jueves 17 de marzo 2022 16:47 hrs. 
Natalia-Caniguan

Compartir en

El conflicto entre el Estado chileno y el pueblo mapuche sigue tomándose la agenda del Ejecutivo. Este jueves, tanto el ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, como el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, fueron consultados por la existencia de presos políticos mapuche en el país, ante lo cual articularon respuestas con matices diferentes. Para Jackson “ha habido persecuciones y muchas veces prisión política” hacia las autoridades del pueblo indígena, mientras que para el ex legislador del PS,  “desde el punto de vista de nuestro sistema jurídico vigente, hoy hay presos por causas penales que están tipificadas”, por lo que “desde esa perspectiva no son presos políticos”.

Si bien el número dos del Ministerio del Interior reparó en que “hay un sector de la sociedad que considera que hay presos políticos” y agregó que es necesario “poder aceptar lenguajes distintos al que nosotros habitualmente usamos”, la declaración se constituyó en un flanco para el Gobierno, en cuanto se ha considerado como una contradicción y una falta de consenso entre sus representantes.

En relación a la forma en que el Ejecutivo debe abordar esta materia, la antropóloga e investigadora del Centro de Estudios Interculturales e Indígenas (CIIR), Natalia Caniguan, en conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, señalo que “el gobierno debe reconocer que no se ha aplicado la justicia como debe ser,  sin discriminación” y en ese sentido, llamó a tener cuidado en cómo plantear el conflicto en la medida que “no necesariamente el dictamen judicial, bajo los procesos que se hicieron, responde a que no sean presos políticos”.

Respecto al incidente camino a Ercilla que protagonizó la ministra Siches y su comitiva, Caniguan consideró que el Ejecutivo terminó confundiendo a la ciudadanía más que instalando la idea de querer trabajar en el conflicto, y que a la luz del vasto territorio que es la región, la delegación de la titular del Interior se apresuró en querer visitar Temucuicui, donde se ha hecho patente las diferencias entre las dirigencias que lo habitan en materia de la relación con el Estado.

Disensos que a juicio de la antropóloga, son naturales en el pueblo mapuche en cuanto responde a un movimiento con distintas formas de expresión, algunas de ellas más institucionalizadas, otras más marginales y otras reaccionarias, lo que puede variar según las vías que adopten para posicionarse y a la experiencia que hayan acumulado con las autoridades, indicó.

“El tejido social es sumamente complejo en estos territorios porque producto de las diversas políticas públicas que se han implementado desde el retorno a la democracia, por la historia de despojo territorial y cultural hace que cada territorio asuma formas organizativas distintas y que por lo tanto plantean sus demandas de manera distinta y es un poco lo que se puede observar en Temucuicui donde efectivamente está la Comunidad Temucuicui Autónoma y por otro lado está la Comunidad Temucuicui Tradicional donde pertenecía Camilo y en este caso, Marcelo Catrillanca, se presentan desde posturas distintas en torno a si negocian o no negocian con el Estado, si dialogan y que es algo muy propio del territorio en general”.

En lo relativo a los movimientos autónomos, Caniguan explicó que estos “se sitúan en una oposición a la institucionalidad, al Estado, en cuanto ha sido una parte del conflicto y la verdad no ha podido sentar muchas bases para ir conversando o se ve que la solución se encuentra fuera de la conversación con el Estado, entonces son sectores que generalmente optan por esta vía más radicalizada, por una vía de acciones que buscan boicotear o marcar su resistencia a la institucionalidad que como es el caso de Temucuicui Autónomo, ejercen control territorial de facto”.

Respecto a la fórmula interministerial con la que el gobierno busca desarrollar un trabajo en la zona, la investigadora del CIIR indicó que el diseño puede ser positivo para las problemáticas básicas del territorio, como salud y educación y cuyas medidas se pueden esgrimir en el corto a mediano plazo. No obstante consideró que si el gobierno busca levantar una agenda más política, debe empezar el diálogo con temas sobre la mesa.

“O sea, vamos a dialogar pero ¿sobre qué? ¿Vamos a dialogar sobre los derechos? ¿Vamos a dialogar sobre restitución territorial? ¿Cuántas tierras se podrían restituir? ¿Dónde están? ¿De quiénes son? O sea con un elemento concreto sobre el cual se pueda negociar y llegar a acuerdos porque si vienen en un sentido de ‘queremos dialogar para saber qué pasa, cuáles son las demandas’, la verdad es que las demandas son conocidas desde hace mucho tiempo, son de larga data entonces más bien, a lo que tiene que llegar este gobierno es con temas sobre los cuales conversar y sobre los cuales llegar a acuerdo, tienen que hacer una entrada concreta con respecto a qué van a hacer en La Araucanía“, sostuvo.

Síguenos en