Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 25 de junio de 2022

Escritorio

Marcos Barraza, tras votación del informe de Sistema Político: “Aquí hubo un esfuerzo sistemático del establishment por intervenir en este debate”

El constituyente aseveró que las fuerzas de la ex Concertación boicotearon el acuerdo que dio luz al Consejo Territorial al interior de la Comisión 1 y que colectivos como el Frente Amplio no tuvieron la convicción de sostener la fórmula en el hemiciclo. Así las cosas, el representante del Partido Comunista aseguró que su sector no claudicará en el diálogo.

María Luisa Cisternas

  Sábado 19 de marzo 2022 16:37 hrs. 
marcosbarraza

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el convencional constituyente del partido Comunista y ex ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, abordó la votación del primer informe de la Comisión de Sistema Político en el pleno del órgano redactor, el cual fue rechazado prácticamente en su totalidad a raíz de las diferencias que se suscitaron al interior de la instancia sobre el diseño del Congreso Nacional, entre otras materias.

Si bien durante febrero, en la llamada “madre de todas las comisiones” se llegó a un acuerdo transversal entre las fuerzas de izquierda, centro izquierda y movimientos sociales para efectos de establecer un bicameralismo asimétrico que contemplaba a un Congreso Plurinacional y a un Consejo Territorial cuyas atribuciones legislativas serían de orden regional, permitiéndole levantar enmiendas e integrar comisiones mixtas, la fórmula fue sometida a modificaciones sustanciales en su tránsito hacia el plenario.

Así lo sostuvo Barraza, quien señaló que las fuerzas de la ex Concertación fueron votando normas que desdibujaron el acuerdo original, “reeditando los rasgos del Senado tal y como lo conocemos”- comentó- lo que finalmente derivó en que la propuesta presentada al hemiciclo de la Convención terminara siendo considerado como inconexa y con falta de perspectiva sistémica.

“Las fuerzas de centro izquierda vulneraron el acuerdo, lo desdibujaron y generaron un articulado inconexo o contradictorio. Algunas fuerzas sostuvimos que había que respetar el acuerdo hasta el final y dar una señal de convicciones al país y por eso votamos aquellas normas que exclusivamente se remitían al acuerdo suscrito y rechazamos aquellas normas que claramente vulneraban el acuerdo, mientras que otras fuerzas decidieron hacer un rechazo generalizado, lo cual nos parece que es un error porque claramente no contamos con el tiempo suficiente u óptimo para darnos el lujo de reiniciar la discusión sobre la base de nada. Entonces, en el caso de la centro izquierda hubo una intención clara de vulnerar el acuerdo y lo hicieron, y otras fuerzas no sostuvieron con convicción el acuerdo“, sostuvo.

Si bien el ex vicepresidente de la Convención Constitucional, Jaime Bassa, consideró que la modificación del diseño original del bicameralismo asimétrico ocurrió “muy probablemente por el peso que tiene la inercia institucional en el ejercicio del poder político”, la que a juicio del abogado es difícil de mover “porque detrás de esa inercia hay instituciones que tienen décadas, siglos, ejerciendo el poder en nombre de otros, no en nombre nuestro”, el convencional del PC consideró que el meollo del asunto tiene rasgos concretos y no tan abstractos.

“Aquí hubo una presión sistemática por parte del Senado, de sus senadoras y senadores de la ex Concertación, hacia los convencionales que adscriben a sus mismas filas, una presión sistemática en los medios con declaraciones públicas de modo tal de hacer pervivir un Senado que claramente no está a la altura de los desafíos que el país tiene en materia de transformaciones sociales. Y en segundo lugar, esto es más concreto, aquí hubo un esfuerzo sistemático por desfigurar el acuerdo aprobando normas incompatibles, por tanto lo inconexo del articulado que se presentó ayer no es fruto del mal juicio o de la ignorancia de los constituyentes, es producto de una estrategia para desarticular una idea que tiene que ser mucho más sistémica”.

Con respecto a las proyecciones del debate al interior de la comisión, Barraza consideró que se debe mantener una perspectiva realista en cuanto es imposible claudicar en el diálogo con el resto de los colectivos.

“Indistintamente de la reflexión que estoy haciendo y la descripción de los hechos, nosotros estamos obligados a conversar con todas las fuerzas a objeto de perseverar en un diseño político institucional que de alguna manera dé cuenta de los cambios y transformaciones que el país tiene que experimentar en materia constitucional y habrá que esforzarse un poco más“, consideró.

Si bien ninguno de los artículos relativos al Poder Ejecutivo y Legislativo pasaron la valla de los 2/3, el timonel del PC enfatizó que hubo puntos que sí concitaron un respaldo significativo, lo que podría ser objeto de consenso en la Comisión 1. Tal es el caso del presidencialismo atenuado, el cual aunó más de 80 votos, señaló.

“Creo que la idea de un ministro de gobierno no tiene vuelo, no obtuvo ningún voto significativo y creo que hay que perseverar en la fórmula de un Consejo Territorial que reemplace al Senado. Habrá que discutir contenidos y procedimientos pero hay que transitar por las mismas líneas con una cuestión de fondo: hay que relevar el peso de las regiones, hay que hacerse cargo de que en las futuras legislaciones las regiones tengan una incidencia significativa”, aseveró.

En esa línea, el ex secretario de Estado consideró que las observaciones que apuntan a una presunta dilación con la que trabajaría el Congreso Plurinacional, al concentrar la mayor parte del ejercicio legislativo, no se sostiene mucho.

“Sin ir más lejos, que el Código de Aguas haya estado 12 años legislándose principalmente en el Senado, o que la Ley de Fármacos lleve 7 años o que la ley de Garantía del Derecho a la Niñez en la Cámara de Diputados haya estado 2 años y en el Senado haya estado 8 años o 6, claramente muestra que lo poco eficiente radica más en la existencia de una Cámara revisora respecto de otra”.  

Así las cosas, Barraza consideró que lo ocurrido con el primer informe de Sistema Político no es inaudito a la luz de lo que ha sucedido con comisiones como la de “Forma de Estado, la Comunicaciones y Conocimiento, la de Medio Ambiente” donde “los informes en primera instancia fueron principalmente rechazadas las normas y en segunda instancia, fueron aprobadas”.

“Lo que yo diría que es distintivo es que aquí hubo un esfuerzo sistemático del establishment, por eso tanta declaración de senadores y senadoras defendiendo su corporación, para intervenir en este debate”, concluyó.