Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 28 de junio de 2022

Escritorio

Sergio Lavandero, candidato a la rectoría de la Universidad de Chile: “Debemos recuperar el proyecto colectivo”

El doctor en Bioquímica afirmó que de ganar la elección propondrá un modelo de rectoría "más horizontal", así como la modernización de la gestión y la creación de la vicerrectoría de Género, Inclusión y Diversidad.

Diario Uchile

  Miércoles 23 de marzo 2022 17:42 hrs. 
Sergio Lavandero

Sergio Lavandero es doctor en Bioquímica y académico de las facultades de Ciencias Químicas y Farmacéuticas y de Medicina de la Universidad de Chile, casa de estudios donde ha ejercido la docencia desde hace 35 años. En 2020 fue reconocido como número 1 a nivel latinoamericano y uno de los más importantes a nivel global en investigación cardiovascular.

Con esas más de tres décadas en nuestra casa universitaria, Lavandero dice conocer a la institución y, por lo mismo, no tiene como referencia de rector “a una persona mágica que de un día para otro cambia todas las cosas. Eso ya sabemos que no ha funcionado”, precisa al iniciar la conversación junto al director de Radio Universidad de Chile, Patricio López.

En el marco de las entrevistas a los candidatos a suceder al rector Ennio Vivaldi por el periodo 2022-2026, Lavandero subrayó que es necesario actualizar la forma en que se construye la Universidad conforme a los tiempos que corren, donde la gente se ha vuelto más participativa e interesada de las instituciones que juegan un rol en el devenir del país.

“Hoy día se requiere un liderazgo más horizontal, más participativo, donde existan nuevos rostros, nuevas ideas, un nuevo futuro y eso es lo que nosotros venimos desarrollando un grupo de académicas y de académicos que queremos que nuestra universidad funcione de una manera diferente. Transformar, pero con responsabilidad, no es transformar por hacerlo”, comentó en la Primera Edición de Radioanálisis.

Para eso, Lavandero precisa que es necesario terminar con la universidad donde cada uno es como una “minipyme que hace lo mejor que puede”. En vez de de eso, propone otra donde haya participación e intercambio desde cada individualidad para construir la casa universitaria que se sueña. “Tenemos que reencantarnos con nuestra U”, comenta.

Sobre los temas que son necesarios abordar, el académico enumeró temas como la situación económica global de la universidad, la que reconoció que “no es muy favorable”.

“Estamos en una gran institución que desarrolla cosas increíbles, pero tenemos tareas pendientes muy importantes. Tenemos hoy día la situación de las finanzas que no es muy favorable. Tenemos necesidad de las personas concretas. Hoy día quieren que te preocupes de las personas: las personas son las que mueven las instituciones, entonces cuando uno aprecia algo muy sentido como es un AUCAI (Asignación Universitaria Complementaria Académica Instrumental) de 12 meses, es una necesidad muy apetecida y algo que nosotros vamos a emprender responsablemente”, adelantó.

También subrayó que se deben hacer modificaciones en entidades importantes de la universidad como la Contraloría Interna y la Dirección Jurídica, además de intercambiar con la Contraloría General de la República la forma en que se pueden simplificar modelos administrativos que hoy son más bien una carga para el desarrollo de la casa de estudios.

A eso se suma la idea de que las vicerrectorías entreguen informes periódicos y públicos de su labor, de los recursos que invierten en su trabajo y también que el Plan de Desarrollo Institucional se vincule con uno de cada una de ellas, como también crear la vicerrectoría de Género, Inclusión y Diversidad.

“Creo que nosotros deberíamos dar el ejemplo como institución en que veamos de una forma más completa, más holística, el tema de género. Tenemos problemas súper concretos, todos estos sumarios de acoso que nunca llegan a nada, se demoran dos años, no hay eficacia en lo que hacemos, pero son todas estas oportunidades para hacer cambios y los tenemos que hacer con la gente. Por eso hablamos que son contigo”, subrayó Lavandero.

El Doctor agrega que en materia de modernización de procesos internos de la universidad, “existe una enorme tarea de tener algo realmente de clase mundial. Yo suelo decir como Impuestos Internos, que uno se maravilla en la forma de gestión que se hace. Creo que tenemos que ser bastante proactivos, porque lo más importante al final del día, como muy bien la Radio lo dice, es que éste es el lugar donde se piensa. Eso mismo tiene que reflejarse al interior de las unidades: debemos tener tiempo para pensar”.

El académico precisa además que se debe “revisar en qué estamos gastando los recursos, redestinar recursos a cosas que son académicas esenciales. Tenemos que abordar nuestro hospital que hace una labor espectacular, sobre todo en tiempo de pandemia vimos todo lo que desarrolló. Y la pandemia, particularmente al Hospital y a algunas unidades académicas, los golpeó muy fuerte, pero tenemos que ver cómo resolvemos el problema”.

En ese sentido recordó que “el Hospital es un hospital clínico universitario, no es una clínica. Por lo tanto, espero con las nuevas autoridades (de Gobierno) sincerar la situación. Yo creo que durante mucho tiempo hemos reclamado que por un lado el Estado no les da suficientes recursos a las universidades, eso es una realidad. Pero también debemos reconocer que debemos hacer una revisión interna. Y por eso la rendición de cuentas es clave, si nosotros queremos que el día de mañana la sociedad nos destine más recursos, debemos estar seguros que estamos haciendo todo lo correcto”.

Lavadero insistió en que como comunidad universitaria “tenemos que volver a recuperar este proyecto colectivo. Hoy día los departamentos prácticamente no funcionan mucho. Yo viví la vida de lo que era un departamento universitario, donde compartíamos. Hoy eso se ha disgregado y por lo tanto debemos empoderar a las autoridades para que el desarrollo de las personas sea siempre: al comienzo, durante y al término”.

Revise la entrevista de Patricio López al doctor Sergio Lavandero aquí: