Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 7 de diciembre de 2022

Escritorio

Parlamentarios y sindicatos se reúnen con subsecretarías para solicitar al Gobierno la ratificación al Convenio 190 para la “Eliminación de la Violencia y el Acoso en el Trabajo”

“Hoy día lo que nos convoca acá es poder construir políticas públicas de tolerancia 0 con la violencia en el trabajo", sostuvo el diputado integrante de la Comisión de Trabajo y ex sindicalista Andrés Giordano.

Diario Uchile

  Viernes 15 de abril 2022 12:12 hrs. 
WhatsApp Image 2022-04-15 at 11.23.09 AM

Compartir en

Este jueves, el diputado Andrés Giordano, la diputada Emilia Schneider, la senadora Claudia Pascual, junto a diversos sindicatos y confederaciones de trabajadoras y trabajadores, se reunieron con el subsecretario del Trabajo Giorgio Boccardo, la subsecretaria de la Mujer y Equidad de Género Luz Vidal, y la encargada de Derechos Fundamentales y transversalización de Género de la Subtrab, Daniela López, para solicitarles la ratificación del Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por parte del Gobierno, para la Eliminación de la Violencia y el Acoso en el Mundo del Trabajo, especialmente contra las mujeres y disidencias.

Entre los trabajadores y trabajadoras organizadas que estuvieron presentes para impulsar esta iniciativa están las y los de UNI mujeres, Starbucks, Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (ANAMURI), Confederación Nacional de Funcionarios de Salud Municipalizada (Confusam), Sindicato de Trabajadoras de Casa Particular (Sintracap), Sindicato Unificado de Metro y Burger King.

El diputado integrante de la Comisión de Trabajo y ex sindicalista Andrés Giordano (IND), sostuvo que “hoy día lo que nos convoca acá es poder construir políticas públicas de tolerancia 0 con la violencia en el trabajo. No podemos seguir permitiendo prácticas como el hostigamiento, el acoso, el maltrato físico y verbal, las discriminaciones arbitrarias, muchas veces en razón de género, que día a día deben vivir miles de trabajadoras y trabajadores. Por eso nos encontramos acá con varias organizaciones sindicales de diversa índole, que por muchos años han levantado esta agenda tan necesaria”.

“Desde mi experiencia como dirigente sindical los últimos 13 años, debimos enfrentarnos permanentemente a una legislación arcaica, cientos de denuncias de trabajadoras y trabajadores, muchas de ellas de acoso sexual, que no llegaron nunca a puerto porque la verdad es que no tenemos las herramientas para investigar, sancionar y mucho menos reparar. El convenio 190 de la OIT nos abre una puerta para que podamos reparar ese daño y construir políticas en serio, que permitan atacar este problema de raíz y prevenirlo; esperamos que el Gobierno acoja esta necesidad”, agregó.

En ese sentido, la diputada Emilia Schneider (CS) de la bancada disidente indicó que “Chile es un país que lidera cifras alarmantes de violencia de género, de discriminación hacia diversidades sexuales en los contextos laborales y es una cuestión que tenemos que solucionar, enfrentar y dejar de ocultar bajo la alfombra. (…) Este convenio supone un mandato al Estado para dialogar con empleadores y con trabajadores y trabajadoras, para tener políticas y normativas que construyan espacios de trabajo seguros, libres de violencia, acoso y discriminación, una cuestión fundamental para garantizar el trabajo digno para todas las personas. No podemos olvidar que, pese a estos importantes compromisos, nuestro horizonte es recuperar los derechos laborales y el poder de negociación de las y los trabajadores para garantizar un trabajo digno”.

Asimismo, la senadora Claudia Pascual (PC) sostuvo que “las y los trabajadores de nuestro país no sólo están preocupados de las condiciones laborales en el marco de una definición de trabajo decente, de salarios y sueldos dignos, de poder llegar a nuestra vejez con pensiones dignas, sino también de condiciones que nos permitan el más pleno desarrollo, en igualdad de condiciones, y sobre todo con toda prevención de prácticas discriminatorias y de violencia; cuando llegamos con el mecanismo sancionatorio significa que llegamos tarde, y queremos evitar estas malas condiciones de trabajo para las trabajadoras y trabajadores de nuestro país”.

Natalia Mesías, dirigenta de Fenassap y UNI Mujeres Chile, organización que afilia a sindicatos del mundo privado, dijo que “este convenio fue adoptado en la Conferencia Internacional de UNI Mujeres de 2019, y es desde ahí que las trabajadoras y dirigentas sindicales hemos estado trabajando en esto. (…) El convenio viene en un momento en que la violencia en el trabajo ha sido muy dura, tenemos compañeras que incluso han llegado al suicidio por vivir este tipo de situaciones, y desde ahí nace la importancia para nosotras de erradicar la violencia en el trabajo y doméstica, que está incluida dentro del convenio, porque también afecta en los lugares de trabajo”.

Por su parte, la subsecretaria de la Mujer y Equidad de Género, Luz Vidal, afirmó que “vamos a estar apoyando esta iniciativa cuando el Gobierno lo estime; es un compromiso de Gobierno trabajar por la erradicación de la violencia en todas sus formas y áreas, sobre todo para las mujeres. Insertar a las mujeres en el mundo laboral tiene que tener una corresponsabilidad para que sea un ambiente libre de violencias, seguro para ellas, no solamente en el trabajo mismo, sino también, como establece el convenio, en el traslado para llegar al trabajo”.

El subsecretario de Trabajo Giorgio Boccardo enfatizó que “hemos tenido reuniones a lo largo de todo Chile con organizaciones sindicales y sociales, y este es un tema que nos plantean día a día. (…) Así que vamos a revisar y acoger esta iniciativa, que es un primer paso para ir avanzando en esa dirección. La erradicación de la violencia de género es un compromiso del programa y estamos trabajando intensamente en aquello”.

Síguenos en