Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 1 de julio de 2022

Escritorio

Locatarios de Bellavista acusan de “abandono” a Municipalidad de Providencia y sospechan de intento por echarlos del barrio

Desde bares y restaurantes como los de la calle Antonia López de Bello acusaron a las autoridades por la falta de seguridad en el sector, especialmente luego de la aparición de cuidadores ilegales en medio de la pandemia.

Natalia Palma

  Sábado 16 de abril 2022 8:59 hrs. 
Fachada La Casa en el Aire

Compartir en

Hogar de una de las viviendas del poeta Pablo Neruda- hoy convertida en el Museo La Chascona- y reconocida por sus numerosas ofertas culturales y turísticas, el Barrio Bellavista vive momentos críticos.

No pocos han sido los vecinos y locatarios que hace meses han venido acusando un abandono de parte de las autoridades, debido a la creciente falta de seguridad en las calles, muchas veces tomada por el narcotráfico, disputas territoriales y robos.

Dichos cuestionamientos cobraron especial relevancia luego que en noviembre de 2021 se registrara una balacera que dejó como resultado dos muertos y a un herido de gravedad.

Este hecho motivó, incluso, a que los alcaldes de Recoleta, Daniel Jadue, y de Providencia, Evelyn Matthei, fueran juntos a La Moneda a exigirle mayor seguridad al entonces ministro del Interior, Rodrigo Delgado.

Sin embargo, locatarios del sector de Antonia López de Bello plantean que hasta la fecha la siguen sin respuestas concretas.

Uno de ellos es Carlos Aguirre, dueño del Bar Cuatro & Diez, quien comentó que el recrudecimiento de este problema comenzó con la llegada de cuidadores ilegales, tras el término del plan “De 0 a 100” de Providencia.

Este programa de reactivación económica, impulsado en septiembre de 2020, incluía medidas tales como el cierre de calles y pistas vehiculares para que cafeterías y restaurantes pudieran instalarse sus mesas y terrazas al aire libre, respetando los protocolos sanitarios.

“El plan terminó el 31 de diciembre y pasó un poco lo que temíamos, que tenía que ver con que las calles iban a quedar abandonadas, sin terrazas, sin parquímetros y empezaron a aparecer los estacionadores ilegales. Solo en la calle Antonia López de Bello, entre Constitución y Mallinkrodt, puedes encontrar 10 o 12 personas”, cuenta Aguirre.

En ese sentido, apuntó que “hay un abandono de Carabineros y de la municipalidad de Providencia hacia el barrio. Creemos que alguien se lo quieren tomar. No son pocos los locales que han sufrido robos, en mi caso, el 28 de febrero pasado fue a nivel de calefont, cañerías y medidores. No me parece que sea un robo común y silvestre. Aquí hay una mafia que quiere que nos vayamos, no sabemos todavía quiénes son ni para favorecer qué intereses, pero no lo hacen solamente para robarnos”.

Robo de cañerías Bar Cuatro & Diez. Cedida.

Robo de cañerías Bar Cuatro & Diez. Cedida.

Asimismo, mencionó que, en un contexto de servicio en el bar, su hijo de 23 años casi fue baleado por un sujeto que andaba en bicicleta. “La bala cruzó los vidrios del automóvil que estaba justo fuera del local y menos mal que pegó en el muro”, señaló.

Aguirre además criticó que “este tema se manifestó en un Concejo Municipal hace un par de semanas y la verdad es que a la alcaldesa le parecían más preocupante los ambulantes que hay afuera del Costanera Center que todos los robos que ocurren en el Barrio Bellavista”.

El dueño del restaurante La Casa en el Aire, Hugo Fernández, consideró que la situación obedece, más bien, a una “fallida implementación de una política pública”, tras el término de este programa de reactivación económica.

En esa línea, expresó que “el problema es que en las calles no fueron repuestos los servicios de parquímetros por parte de la Municipalidad, sino simplemente fueron ‘regaladas’ casi a los estacionadores ilegales, que son estas personas que supuestamente ayudan a estacionar a la gente por una propina, pero lo que realmente producen es mayor delincuencia, venta de drogas, riñas y una serie de elementos externos. Es una cosa realmente estresante”.

Según Fernández, precisamente son estas mismas personas las que efectúan los robos a los locales. “Tenemos identificados a los culpables, pero no se pueden encauzar judicialmente porque no los hemos descubierto in fraganti. La Municipalidad no nos deja poner las mesas en las calles, pero tampoco nos resguarda, afirmó.

Así, por ejemplo, detalla que en los locales “han empezado robando las especies, los licores, la comida, los elementos de sonido, pero han regresado y cuando ya no encuentran nada más empiezan a sacar cañerías. A mí me robaron del techo las cañerías del aire acondicionado”.

“No sirve que patrulle la Seguridad Ciudadana, no sirve que Carabineros pasen en sus automóviles a toda velocidad porque eso no causa ningún tipo de prevención de lo que sucede. Lo que realmente sirve es que la seguridad esté presente directamente y eso se hace través de los parquímetros o de la eliminación de los estacionamientos. Son cosas demasiado razonables, pero que no se hacen inexplicablemente”, cuestionó.

Respuesta de las Municipalidades

Radio Universidad de Chile intentó obtener la versión de la alcaldesa Evelyn Matthei por estos hechos, sin resultado.

No obstante, la jefa de la Dirección de Fiscalización del municipio, Marcela Ortiz, afirmó que a partir de marzo de este año “hemos estado desarrollando un plan integral de fiscalización a nivel comunal. De esta forma, nos hemos visto frente a distintas externalidades que se le producen a nuestros vecinos, locatarios y usuarios de nuestra comuna”.

En ese sentido, aseveró que “hemos estado trabajando arduamente con los vehículos mal estacionados y muy especialmente con los cuidadores ilegales, a quienes, entre marzo y abril, hemos cursado más de cinco citaciones (a tribunales) para efectos de entregar mayor seguridad a nuestros vecinos”.

Por lo mismo, planteó que “estas fiscalizaciones las vamos a fomentar y las vamos a incrementar en puntos más críticos de nuestra comuna, en especial en el sector de Bellavista. La idea es recuperar este barrio”.

En tanto, en la Municipalidad de Recoleta– encabezada por el alcalde Daniel Jadue- descartaron tener esta problemática en su sector tras la implementación en marzo pasado de una iniciativa que busca regularizar los estacionamientos y el reordenamiento vial.

Se trata del proyecto “Estaciona Recoleta”, que contempla la habilitación en el Barrio Bellavista de 393 espacios públicos para estacionarse en las calles Domínica, Pío Nono, Loreto y Bellavista a cargo de 38 operadores y operadoras, con un horario de funcionamiento de martes a domingo de 00:00 a 03:00 horas y de lunes a sábado de 11:00 a 00:00 horas.

Síguenos en