Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 7 de julio de 2022

Escritorio

María Elisa Quinteros y críticas a la Convención: “Es muy natural que los seres humanos sintamos temor a los cambios”

La presidenta de la instancia encargada de redactar una nueva constitución valoró los avances en materia de derechos y aclaró que los cambios que proponga la nueva carta fundamental se implementarán de manera gradual.

Diario UChile

  Lunes 25 de abril 2022 11:15 hrs. 
maria elisa quinteros

Compartir en

En conversación con la primera edición de Radioanálisis, la presidenta de la Convención Constitucional, María Elisa Quinteros, conversó respecto del avance de la instancia a semanas de que culmine el trabajo de las comisiones y del pleno.

Consultada por el director de Radio Universidad de Chile, Patricio López, respecto del balance que se podría hacer del proceso hasta ahora, la presidenta de la Convención Constitucional señaló que “han sido semanas intensas pero satisfactorias a la vez porque logramos avanzar en muchas de las motivaciones por las cuales este proceso se desencadena y que tiene que ver con aquellos derechos relacionados con una vida digna y un buen vivir”.

En ese sentido, la epidemióloga agregó que “temas como derecho a la vivienda, la salud, seguridad social, acceso humano al agua lo vimos durante la semana y fueron aprobados lo cual fue muy emocionante“.

Respecto de los cambios que experimentará la calidad de vida de las personas si es que la propuesta de texto constitucional se aprueba, la presidenta de la instancia explicó que “es un cambio total porque pasamos de un Estado que no se involucra de lleno, con una responsabilidad total, en la garantía de los derechos fundamentales, sino que es un Estado que participa poco y solamente se inmiscuye en lo que el mercado no puede o no quiere regular”.

Por lo mismo, sostiene Quinteros, “nosotros proponemos un artículo para migrar a un Estado social de derechos, donde todas las decisiones y políticas públicas tienen que estar relacionadas con el respeto irrestricto a estos derechos, teniendo a las personas al centro de toda política pública. Es un cambio muy importante porque pasamos a un Estado que se preocupa mucho por la calidad de vida de las personas en Chile”.

Sobre el rechazo al segundo informe de la comisión de Medio Ambiente y las acusaciones de “traición” hacia los convencionales del Colectivo Socialista, María Elisa Quinteros afirmó que “me gustaría clarificar que el rechazo al informe de la comisión de Medio Ambiente no quiere decir que dichos temas queden fuera de la propuesta constitucional. Vuelve a la comisión y tiene una nueva posibilidad de volver al pleno bajo la figura de Informe de reemplazo”.

En esa línea, la presidenta de la Convención explicó que “hay que desdramatizar este hecho porque el informe obtuvo 98 votos, faltó muy poco para alcanzar los 103 que exige el quórum, entonces, no es que no haya consenso respecto de las materias, sino que solo faltaron 5 votos para superar el umbral de los dos tercios. Haría un llamado a la calma porque habrá una segunda propuesta que será más consensuada y más rica“.

Respecto de los incidentes a partir de ese rechazo, María Elisa Quinteros afirmó que “lamentamos lo sucedido, en general este no es el clima con el que hemos venido trabajando desde julio, donde siempre hemos tenido un clima de cordialidad y de respeto pese a nuestras diferencias. Esto es una excepción y esperamos que no vuelva a pasar porque queremos dejar en este proceso la necesidad de construir un país más pluralista, un país que sea respetuoso del que piensa distinto”.

La presidenta de la Convención Constitucional se refirió también a las críticas que aparecieron este fin de semana en una inserción pagada en el diario El Mercurio y señaló que “me parece que las vías siempre han estado abiertas en la Convención, los espacio de escuchas están y creo que esto solo ayuda a confundir más a la población y como siempre hemos dicho estamos llanos a recibir a todas las personas“.

“Me llama la atención que esta crítica sea a través de un inserto y no a través de los conductos regulares de la Convención, pero también en el país tenemos libertad de hacer lo que nos merezca el sentido que queramos darle, así que seguimos con las puertas abiertas, al igual que para todas las personas que se quieran acercar con espíritu constructivo”, agregó Quinteros.

En líneas más generales, respecto de las críticas al trabajo de la Convención, la Presidenta de la instancia sostuvo que “nuestro trabajo no estamos desarrollándolo sobre la base de los números o de las encuestas para ser honesta, sino que sobre la base de la metodología que nos hemos otorgado. No es nuestro rol cuestionar los resultados de las encuestas o la metodología, solo decir que estamos trabajando al cien por ciento para terminar en el poco tiempo que tenemos y también pedirle paciencia a la ciudadanía porque este es un proceso que en sí mismo involucra bastante incertidumbre porque es un proceso gradual, de mucha discusión, donde los temas al final quedan en el borrador y mientras tanto se puede especular, pero esa es la riqueza del proceso”.

Sobre las caricaturas que se han instalado respecto de algunos de los temas que son parte de la discusión constitucional, María Elisa Quinteros recalcó que “los cambios no serán de un día para otro. La transición desde la constitución actual a la nueva, en caso de ser ratificada, es una transición gradual y para eso el 16 de mayo se va a constituir la comisión de Normas Transitorias, que tiene por objetivo proponer una transición que sea responsable, con criterio fiscal y algo importante, es necesario fortalecer el Estado, entonces, como está actualmente es imposible que pueda cumplir con todas las garantías de las cosas que estamos proponiendo”.

Finalmente, respecto de quienes sientan incertidumbre respecto de los cambios que propone la nueva Constitución, la presidenta de la Convención explicó que “es muy natural que los seres humanos sintamos temor a los cambios, estamos habituados a una situación basal y todo cambio nos genera cierto estrés, pero estos cambios son parte de la vida y si tenemos claros los objetivos que tienen que ver con un proyecto de sociedad que sea mucho más solidario, equitativo, donde las demandas que estallaron en la crisis social de 2019 tengan respuesta. Si el objetivo es claro y tiene sentido con el proyecto de sociedad, gradualmente podemos ir cambiando”.

En ese sentido añadió que “la constitución del 80 y sus posteriores modificaciones no ha dado respuesta a un proyecto de sociedad que sea más ecológico, solidario y que ponga al centro de toda política pública a las personas. Tenemos que dar ese paso porque los beneficios de mediano y largo plazo son muy positivos”.

Síguenos en