Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Joe Biden y AMLO buscan coordinarse ante la crisis migratoria en la frontera

Los mandatarios conversaron casi una hora sobre "la importancia" del trabajo regional "para garantizar medios de vida seguros y sostenibles para sus respectivos ciudadanos y poblaciones migrantes".

RFI

  Sábado 30 de abril 2022 8:56 hrs. 
Migración en Estados Unidos

El presidente estadounidense Joe Biden habló por teléfono este viernes 29 de abril con su homólogo mexicano Andrés Manuel López Obrador para buscar coordinarse frente a la crisis migratoria en la frontera y abordar la Cumbre de las Américas, pocos días antes de que AMLO viaje a Centroamérica y Cuba.

Los mandatarios conversaron casi una hora sobre “la importancia” del trabajo regional “para garantizar medios de vida seguros y sostenibles para sus respectivos ciudadanos y poblaciones migrantes”, una reiterada propuesta del presidente mexicano de izquierda, reportó el gobierno mexicano en un comunicado.

Previamente, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, había dicho que “la mayor parte de la conversación”, de 52 minutos y tono “muy constructivo”, fue “sobre migración y el continuo trabajo” de coordinación económica y medidas para reducir la migración a lo largo de la frontera.

El comunicado mexicano indicó que también abordaron las cadenas de producción transfronterizas bajo el acuerdo comercial que comparten junto con Canadá en el T-MEC, afectadas por diferencias de criterios y protocolos en cada país durante las restricciones más severas que propició la pandemia.

“Resaltaron los avances en el fortalecimiento de las cadenas de suministro de América del Norte y la modernización de nuestra frontera compartida para fortalecer aún más nuestra actividad agrícola y comercial”, profundizó.

“Necesitamos confiar”

La crisis migratoria es uno de los principales problemas tanto para Estados Unidos como para México.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos dio cuenta de 7 mil 800 detenciones de inmigrantes indocumentados por día a lo largo de la frontera con México en las últimas tres semanas, casi cinco veces el promedio de 2014-2019, antes de la pandemia de COVID-19.

Y este número podría aumentar en mayo cuando se revoque una norma sanitaria (Título 42) en virtud de la cual Estados Unidos expulsa a casi todos los migrantes ilegales.

“Los presidentes reiteraron la necesidad de construir herramientas más sólidas para gestionar los picos migratorios regionales. Con ese fin, acordaron mejorar su colaboración para apoyar esfuerzos justos, humanos y efectivos para reducir la migración irregular”, indicó por su parte la Casa Blanca en un comunicado.

Enfatizó además que el “objetivo compartido” es “que los países de la región mejoren su capacidad para administrar sus fronteras en cumplimiento de objetivos humanitarios y de seguridad”.

Cumbre de las Américas

Antes del encuentro, un funcionario que pidió el anonimato aseguró que ambos dirigentes también hablarían de las prioridades para la Cumbre de las Américas, prevista en junio en Los Ángeles, dentro del contexto del impacto económico de la guerra en Ucrania y que examinarían las vías para impulsar la recuperación económica post pandemia en la región.

Precisamente, López Obrador viajará la próxima semana a Guatemala, El Salvador, Honduras, Belice y Cuba. Mientras, el próximo lunes el canciller mexicano Marcelo Ebrard viajará a Washington para “avanzar en temas” de cara a ese cónclave.

Los dos países están interesados en movilizar una amplia respuesta en las Américas y “estamos trabajando en estrecha colaboración con México y otros socios clave para avanzar en una declaración fuerte que se incline hacia el futuro, que refleje el espíritu de responsabilidad compartida sobre la migración”, afirmó la funcionaria.

“Durante el último año, hemos trabajado muy duro para reconstruir la relación bilateral entre nuestras instituciones”, afirmó el funcionario, que estima que “los mecanismos de cooperación con México no funcionaban durante la administración anterior” del expresidente republicano Donald Trump.

“Tenemos una agenda económica sólida y con visión de futuro en el marco del diálogo económico de alto nivel” y “nos hemos comprometido” a fortalecer las cadenas de suministro y a “orientar nuestras economías hacia las industrias del futuro”, añadió.

Esto no impide que haya discrepancias entre México y su principal socio comercial. El gobierno mexicano no ha secundado los llamados de Washington a un frente fuerte y común contra Rusia por haber invadido Ucrania y defiende una posición más neutral.

“Obviamente esperamos que se unan a nosotros para imponer un costo al Kremlin por lo que está haciendo”, afirmó el funcionario, pero precisó que existen puntos de coincidencia y recordó que México ha condenado la invasión en foros multilaterales.

Este punto no fue mencionado en el comunicado del gobierno mexicano.

México fue uno de los 58 Estados que se abstuvo en la votación que provocó la expulsión de Rusia de Consejo de Derechos Humanos de la ONU. AMLO, como se le conoce por las siglas de su nombre, ha dicho que ese organismo “falló” al no evitar esa guerra.