Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Lula ante una nueva campaña: “La política está en cada célula mía”

En entrevista con la Revista Time, el líder del PT abordó su nueva aventura electoral, los desafíos del Brasil que deja Bolsonaro y de la falta de diálogo que desencadenaron la invasión rusa de Ucrania.

Diario Uchile

  Miércoles 4 de mayo 2022 15:46 hrs. 
Lula gente

El próximo sábado el líder obrero y del Partido de los Trabajadores de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva, lanzará su precandidatura a la presidencia de la nación más grande de América Latina, la octava economía del mundo y una de las principales referencias de los países agrupados en el BRICS.

En una entrevista dada a conocer este miércoles de la Revista Time de los Estados Unidos, Lula aborda diferentes temas, entre ellos los desafíos que enfrenta la nación sudamericana, los problemas del racismo que se agudizaron durante la administración de Jair Bolsonaro y la pandemia del Covid 19, así como la guerra en Ucrania y su nuevo matrimonio.

El dirigente del PT dirigió el país por dos periodos entre 2003 y 2010 y cerró su administración con un 83 por ciento de respaldo. Ahora encabeza las encuestas con un 45 por ciento de la intención de voto seguido de Bolsonaro, el actual mandatario brasileño que alcanza un 31 por ciento de las preferencias para la elección del próximo mes de octubre.

“Cuando dejé la presidencia en 2010, efectivamente no pensaba en ser candidato a la Presidencia de la República”, sostiene Lula en la entrevista realizada por la periodista Ciara Nugent.

Sin embargo, el ex mandatario afirma que “lo que estoy viendo doce años después es que todo aquello que fueron las políticas para beneficiar al pueblo pobre, todas las políticas de inclusión social, lo que hicimos para mejorar la calidad de las universidades, de las escuelas técnicas, mejorar la calidad del salario, mejorar la calidad del empleo, todo eso fue destruido, desmontado”.

Agrega Lula en la conversación que quienes ocuparon el gobierno después del golpe de Estado contra su sucesora, Dilma Rousseff, “eran personas que tenían el objetivo de destruir las conquistas que el pueblo brasileño había obtenido desde 1943”.

Desde su punto de vista, “hay una expectativa de que yo vuelva a presidir el país porque las personas tienen buenos recuerdos del tiempo en que fui presidente. Las personas trabajaban, las personas tenían aumento de salario, los reajustes salariales eran por sobre la inflación”.

“Quiero pensar en el futuro”

En los últimos cinco años, Lula debió enfrentar varias acusaciones de corrupción, las que finalmente lo llevaron a la cárcel durante 580 días. Sin embargo, las condenas fueron anuladas e incluso hace algunos días la ONU señaló que los derechos del ex jefe de Estado fueron violados durante la investigación del denominado caso Lava Jato.

Consultado sobre el tema, Lula afirmó que “tenía consciencia de lo que estaba ocurriendo en Brasil: el impeachment contra Dilma no iba a terminar en Dilma, porque no tenía ningún sentido hacer el proceso de destitución de Dilma y dos años después que Lula volviera a ser presidente de la República. Entonces, era preciso derrotar a Lula. Y como ellos no tenían cómo derrotar a Lula, ellos resolvieron construir un rosario de mentiras en mi contra para poder colocarme en la cárcel. Hoy estoy aquí, libre, todos mis procesos fueron anulados”.

Lula durante el acto del 1 de Mayo en la Plaza Charles Muller en Sao Paulo. Fotografía de @ricardostuckert

Lula durante el acto del 1 de Mayo en la Plaza Charles Muller en Sao Paulo. Fotografía de @ricardostuckert

Además de subrayar que durante el tiempo que estuvo preso leyó y reflexionó, también se preparó “para salir de prisión sin odio, sin resentimiento, apenas recordando que aquello fue un proceso histórico que no olvidaré. Yo no puedo olvidar, pero no puedo colocar en la mesa ese asunto todos los días porque es una cosa del pasado”.

Lula precisó que para conocer su forma de pensar hay que recordar que recién a los siete años de edad pudo comer pan. “Mi madre, muchas veces, no tenía nada para colocar en el fogón para hacer comida para la gente. Y yo nunca vi a mi madre desesperada. Ella siempre decía ‘mañana vas a tener. Mañana va a ser mejor’. Y eso me quedó en mi conciencia, en mi sangre y yo soy así”.

El ex mandatario brasileño dice tener “orgullo de probar que un metalúrgico que no tiene diploma universitario tiene más competencias para gobernar el país que toda la elite brasileña junta. Porque el arte de gobernar es que usted sepa utilizar el corazón y la razón”.

Lula sobre Zelensky: “Parece que hace parte de un espectáculo”

En otra parte de la entrevista con Time, Lula fue abordado por la guerra en Ucrania. Al respecto afirmó que “Putin no debería haber invadido Ucrania”, pero afirma que ninguna de las partes hizo mucho para evitar el conflicto.

“No es solo Putin quien es culpable, son culpables los Estados Unidos y es culpable la Unión Europea. ¿Cuál es la razón de la invasión de Ucrania? ¿Es la OTAN? Los Estados Unidos y Europa podrían haber dicho ‘Ucrania no va a entrar en la OTAN’. Estaría resuelto el problema”, comentó.

Para Lula las conversaciones con Rusia para evitar el conflicto fueron “insuficientes”. “Si usted quiere paz, usted debe tener paciencia. Ellos podrían haberse sentado en una mesa de negociación y pasados 10, 15, 20 días, un mes discutiendo para intentar encontrar una solución. Entonces, yo encuentro que el diálogo solo se da cuando es llevado en serio”.

Sobre Volodimir Zelensky, Lula señaló que “me quedo viendo al presidente de Ucrania en la televisión como si estuviese festejando, siendo aplaudido de pie por todos los parlamentos. Ese tipo es tan responsable como Putin. Porque en una guerra no tienes sólo un culpable”.

Lula abunda sobre Zelensky: “Su comportamiento es un poco extraño, porque parece que hace parte de un espectáculo. O sea, él aparece en la televisión en la mañana, en la tarde y en la noche, aparece en el parlamento inglés, en el parlamento alemán, en el parlamento francés como si estuviese haciendo una campaña. Era necesario que estuviera más preocupado de la mesa de negociación”.

Sobre su campaña y el futuro de Brasil, Lula insiste en que no tiene resentimientos por lo ocurrido, por el tiempo que debió pasar en la cárcel o las acusaciones que finalmente fueron desestimadas. “No creo que sea posible ser un buen presidente si usted tiene odio dentro suyo, si usted tiene venganza dentro suyo. No. Usted debe tener paz y pensar en el futuro. (…) Voy a construir un nuevo Brasil”, concluyó.