Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de junio de 2022

Escritorio

Diputada Ericka Ñanco (RD): “No es factible el diálogo con la militarización de los territorios”

Si bien la legisladora mapuche reprobó la reforma constitucional que comprometió el Gobierno para desplegar al Ejército en las rutas y caminos del sur, consideró necesario adoptar medidas que den con los autores de los hechos de la violencia rural.

Maria Luisa Cisternas

  Domingo 8 de mayo 2022 17:29 hrs. 
09 DE MARZO 2019 / SANTIAGO

Coordinadora 8M invito a un punto de prensa en Plaza Italia para entregar un balance de la jornada de movilización de ayer viernes 8 de marzo. (Erika Ñanco Vásquez, vocera de la Asamblea de Mujeres del Wallmapu)

FOTO: AILEN DÍAZ/AGENCIAUNO

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, Ericka Ñanco (RD), primera mujer mapuche electa diputada por el distrito 23 de La Araucanía, se refirió a la reforma constitucional que el Ejecutivo comprometió a los gremios contratistas y transportistas de la llamada Macrozona Sur, que permitirá el despliegue de los funcionarios del Ejército en rutas y caminos, sin coartar la libertad de reunión o libre circulación, como ocurre con el estado de excepción constitucional de emergencia. Una medida que a juicio de la legisladora, no se condice con la política de diálogo que está trabajando el Gobierno en la zona.  

Y es que Ñanco asegura ser de la postura de que “para dialogar no se necesitan a los militares”. Asimismo dice no creer en la política de “educar a los Carabineros y a los militares para ejercer, por así decirlo, labores de diálogo” con las comunidades. Sin perjuicio de aquello aseguró que comprende que la paralización que particularmente llevaron los gremios de conductores, ameritó tomar medidas extraordinarias y en ese sentido, criticó la instransigencia que manifestaron los transportistas aún cuando el Gobierno estuvo siempre abierto al diálogo. 

“Tuvieron las carreteras cortadas durante varios días, varias personas que viajaban en buses en trayectos muy largos tenían que estar esperando en las carreteras, no dejaron pasar ambulancias lo cual se contradice completamente con la situación que se vive acá y con el desabastecimiento también tanto de víveres como de comustible para la zona sur del país y ante eso también hay que tomar medidas que antes no se habían tomado”, sostuvo.

En ese sentido consideró que “fue una buena gestión el hecho de haber levantado querellas por ley de seguridad del Estado contra los responsables que tuvieran cortadas las carreteras, pero por el otro lado, también creo que no es factible el diálogo con la militarización de los territorios”, puntualizó.

“Yo no estoy de acuerdo con este tipo de políticas, no estoy de acuerdo ahora, no estuve de acuerdo ayer, no voy a estar de acuerdo mañana”, sentenció.

Si bien no se aventuró a proyectar la respuesta de la bancada oficialista sobre la propuesta de reforma a los artículos 32 y 45 de la Constitución vigente con el que se creará una nueva facultad del Presidente de la República para hacer uso de las fuerzas armadas y así garantizar la seguridad, aseguró que el diálogo será el primer objetivo al que apuntará.

“En lo personal hago un llamado a mi Gobierno a que sigan por el camino del diálogo, que la militarización y la dotación de las policías mientras estas no sean refundadas y no exista un protocolo real de respeto a los derechos humanos, es complejo abordarla. También hay que considerar que hay otros factores que influyen en como se están dando estas dinámicas, aquí hay una desprotección del Estado en su totalidad no sólo con este Gobierno sino con los anteriores”, señaló.

Pero la seguridad no es una materia que sea ajena a la legisladora del distrito 23 en cuanto consideró fundamental dar con la responsabilidad de los grupos que están detrás de los hechos de violencia rural, considerando que tales episodios, donde se detenta un alto poder de fuego, sólo perjudican a las comunidades mapuches.

“Hay que verificar cuáles son los grupos que realmente están operando en estos sectores porque la verdad es que yo no descartó la posibilidad de grupos paramilitares que estén ejerciendo la violencia en la región, principalmente para culpabilizar y responsabilizar a personas de origen mapuche por cuestiones políticas”, señaló. En ese sentido añadió que “creo que hay que tener una política de respeto a los derechos humanos sobre todas las cosas pero también verificar quienes son los reales grupos que están ejecutando estos hechos de violencia”.

Renuncia de Millaleo

La legisladora del Frente Amplio abordó la renuncia del Coordinarior de Asuntos Indígenas del ministerio del Interior, Salvador Millaleo. Una dimisión que ha generado incertidumbre respecto de en qué pie queda la agenda Wallmapu del Ejecutivo. Al respecto, la diputada dijo respetar la decisión del académico y así como relevó su contribución, valoró el desempeño que varias figuras mapuches siguen haciendo tanto al interior de la Cartera como afuera del Gobierno para viabilizar la agenda de derechos.

No creo que el Ejecutivo esté actuando a tontas ni a locas, yo creo que están planificando cada paso que están dando y si no hay vislumbramiento público de ciertas agendas que se están entreviendo creo que eso es por una razón también. O sea acá la verdad creo que se ha instalado mucho mediáticamente que La Araucanía y que la zona sur es una zona peligrosa, que no se puede venir sólo y eso me parece increible”, manifestó.

En ese sentido, la legisladora hizo hincapié en que el cometido que se ha fijado el Gobierno es sumamente complejo. Sin embargo, aseguró que “entre más acciones de diálogo, mientras más acciones de confianza que se puedan generar con las comunidades al día a día, es mejor”.

“La vía difícil es a la que hemos optado que es la vía del diálogo, la vía fácil era la vía que tenía José Antonio Kast que era la de la militarización. Hoy día se están tomando medidas que pueden ser intermedias, yo voy a volver a insistir, nunca voy a estar de acuerdo con ningún tipo de medida que sea la represiva para las comunidades pero si creo que hay que instalar también esta visión que en La Araucanía no son los mapuches los que están causando estragos ni son los mapuches los que están haciendo estas políticas de violencia”, cerró.