Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 3 de diciembre de 2022

Escritorio

Nicolás Cataldo, Subsecretario de Educación: “No están las condiciones para aplicar la prueba SIMCE”

La autoridad afirmó que las pruebas estandarizadas están desconectadas de las necesidades de los establecimientos. El Colegio de Profesores espera que la prueba se termine y valoró, además, la suspensión de la evaluación docente.

Osciel Moya Plaza

  Miércoles 18 de mayo 2022 7:27 hrs. 
simce prueba

Compartir en

El subsecretario de educación, Nicolás Cataldo, afirmó que las pruebas estandarizadas están descontextualizadas de las necesidades actuales de los establecimientos educacionales, porque no han contribuido al mejoramiento de la calidad de la educación. En ese sentido, indicó que la suspensión de la prueba SIMCE 2022 no está al margen de la discusión sobre su continuidad y el cambio de paradigma pasa por diseñar un nuevo modelo, pero es un debate que se debe dar en el Parlamento.

Las declaraciones se dan en el marco  de la solicitud del Ministerio de Educación al Consejo Nacional de Educación de suspender la prueba SIMCE, oportunidad en la que el ministro, Marco Antonio Ávila, explicó que esta medida se adoptó por distintos motivos, entre ellos, para no  agregar un elemento más de presión a comunidades que ya están altamente desafiadas con el retorno a la presencialidad.

Además, “pedimos la suspensión del SIMCE como prueba censal, y en su lugar propusimos la realización de una prueba nacional y muestral para recoger información acerca del bienestar socioemocional de los y las estudiantes y del efecto de la pandemia en los aprendizajes” precisó Ávila.

Continuidad del SIMCE

 Al ser consultado sobre la materia, el subsecretario de Educación afirmó en conversación con Radio y Diario Universidad de Chile que el retorno a clases después de dos años de pandemia, implica grandes desafíos como son abordar los problemas de violencia en las escuelas, la convivencia escolar y la reactivación de los aprendizajes y lo que se busca es apoyar al sistema educativo y “no queremos ponerle sobrepresión y aumentar la carga”. En tal sentido, agregó que “las pruebas estandarizadas aparecen descontextualizadas y desconectadas de las necesidades actuales de los establecimientos educacionales, puesto que no han demostrado contribuir al mejoramiento de la calidad educativa y al contrario, hay bastante evidencia sobre los efectos negativos de su aplicación sistemática en el tiempo”

Sobre la continuidad o no de la prueba SIMCE, Cataldo afirmó que hoy se piensa en la suspensión del instrumento porque no están dadas las condiciones para aplicarla. Sin embargo, afirmó que el debate está abierto. “Hay una discusión abierta que el Ministro ya ha trazado respecto del cambio de paradigma y entrar a un debate profundo y a un nuevo sistema de aseguramiento de la calidad. Ello implica discutir sobre evaluaciones al sistema. Hay un debate que vendrá en el futuro cercano sobre qué va a ocurrir con el SIMCE y todos los dispositivos que existen” puntualizó.

En esa línea, el subsecretario indicó que “estamos pensando principalmente en la cancelación de la prueba SIMCE 2022” y no se puede adelantar el resultado de un debate que aún no comienza.

“Estamos discutiendo internamente en el Ministerio, tenemos una posición. Creemos que el cambio de paradigma pasa, entre otras cosas, por diseñar un nuevo modelo de aseguramiento de la calidad porque creemos que es importante evaluar, tener dispositivos de apoyo y acompañamiento pero tenemos una diferencia profunda por la forma cómo se han hecho las cosas hasta el momento. Por lo tanto, si esto es solo suspensión o también implica terminar con el instrumento, la discusión que tenemos hoy día en el Consejo Nacional de Educación, es de la suspensión del instrumento para este año y la discusión larga la daremos cuando corresponda en el Congreso” acotó Cataldo.

 Evaluación Docente

Por otro lado, respecto de la suspensión de la evaluación docente, el Subsecretario afirmó que el contexto no es favorable para hacer un proceso evaluativo que es demandante y que tiene consecuencias. Indicó que por eso “debemos avanzar en la voluntariedad de la evaluación docente”.

Además, explicó que “es importante que aquellos profesores y profesoras que  consideran relevante para su propia trayectoria formativa y profesional progresar en el Sistema de Desarrollo Profesional Docente, puedan evaluarse y por tanto tener instrumentos que les permita tener las evidencias para poder mejorar su nivel de desarrollo profesional y por tanto, acceder a mejores remuneraciones. Eso no lo vamos a impedir, lo que sí creemos que el proceso debe ser voluntario de la misma manera en que se hizo en años anteriores, lo que implica abrir esta brecha de voluntariedad que hoy no contempla la ley”.

 Nicolás Cataldo aclaró que esta es una discusión distinta respecto de la doble evaluación docente que es sistema de reconocimiento profesional que está en la Carrera Profesional Docente, que es un tema pendiente que se debe atender de manera más estructural.

 El Magisterio

Para el presidente del Colegio de Profesoras y Profesores, Carlos Díaz, la solicitud de suspender la prueba SIMCE para este año, es lo más razonable y sensato porque este instrumento de medición no es un gran aporte.

A su juicio, el SIMCE es un instrumento que ha hecho mucho daño y ha generado situaciones de competencia que no comparten.

“Estamos absolutamente de acuerdo con esa decisión. Nos parece lo más razonable y sensato, porque al ser una prueba estandarizada la verdad es que no es un gran aporte a la educación en Chile. Nos parece y lo hemos venido sosteniendo durante mucho tiempo como organización, que la prueba SIMCE ha hecho un gran daño a la educación chilena porque ha segregado y también porque ha generado situaciones de competencia que no compartimos, porque el proceso  educativo y la educación son fenómenos y debieran ser colaborativos”

Díaz afirmó que esta prueba ha ocasionado la conformación de ranking con la idea de levantar banderas respecto de cuál es la mejor escuela en relación a otra y por tanto, “más que tener un instrumento para ayudar a un trabajo mancomunado, lo que hace es generar una competencia exacerbada y no da cuenta de la realidad de los territorios y las condiciones psicosociales, económicos, culturales en las que están los estudiantes”, indicó.

Por ello, el dirigente afirmó que no solo apoyan que se suspenda como lo han pedido, sino que se termine el SIMCE definitivamente.

“Es posible tener otros instrumentos de evaluación de apoyo para tomar políticas educativas en el país, que se puedan realizar cada dos o tres años que no tienen por qué ser instrumentos de medición que vayan en la línea y la lógica de armar ranking” puntualizó el presidente del gremio.

 Lo importante, precisó, es tener un proceso de evaluación que se haga cargo de la realidad y que pueda entregar antecedentes que permitan tomar decisiones para ir mejorando el sistema, porque la prueba SIMCE no ha jugado ese papel.

 Otro de los aspectos que destacó el Colegio de Profesoras y Profesores, fue la decisión del Ejecutivo de suspender la evaluación docente este año.

 “Tal como ha ocurrido en los dos últimos años, en situación de pandemia, y todo lo que ha significado el estrés que ha traído el inicio de año escolar, con problemas serios de violencia y con un total abandono e la educación pública, nos parece que es absolutamente necesario que la evaluación quede en función de la voluntariedad” afirmó.

Díaz dijo que comparten e incluso fueron los que pidieron al  Mineduc que suspenda la evaluación docente. “Creemos además, que es tiempo de analizar la evaluación que hoy tenemos, porque tampoco es un aporte real a la calidad de la educación y a las condiciones en las que se ejerce la profesión docente”.

El presidente del gremio indicó que se debe revisar el futuro de este instrumento y avanzar hacia uno de carácter formativo, de apoyo y que permita  con sus resultados mejorar las prácticas pedagógicas del docente.

Síguenos en