Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 26 de noviembre de 2022

Escritorio

Andrés Solimano por Metrogas: “Chile tiene servicios básicos carísimos, privatizados totalmente y con una legislación que favorece a las empresas”

El economista explicó que el poder económico ha crecido tanto influye, neutraliza y bloquea al poder político a través de distintos mecanismos, de forma tal que las leyes nunca afectan a los grandes intereses.

Joana Carvalho

  Miércoles 1 de junio 2022 21:34 hrs. 
andres-solimano

Compartir en

“Chile tiene servicios básicos carísimos, privatizados totalmente y con una legislación que abiertamente favorece a las empresas”: Andrés Solimano acerca del caso de Metrogas

En conversación con la primera edición de Radioanálisis, el economista Andrés Solimano se refirió al mecanismo utilizado por Metrogas que habría impulsado hasta en un 20% el precio del gas natural y lo calificó como una práctica “escandalosa”.

El doctor en Economía destacó que el combustible usado por este mecanismo indebido es de primera necesidad y que lo ocurrido demuestra el colapso del modelo privatizado de la entrega de servicios básicos que ha regido en Chile por décadas. A su vez resaltó que por lo general existen una o dos empresas que manejan los servicios básicos, pero en realidad hay un monopolio en cuanto a los que proveen la luz, el gas, el agua y la electricidad.

“Se supone que están regulados pero parece que esas regulaciones nunca funcionan, lo cual abre la pregunta ¿en qué medida el sistema político, legislador y distintos gobiernos han legislado pensando en el interés de los consumidores versus el interés de las empresas?”, cuestionó Solimano.

En ese sentido, el economista señaló que no era la primera vez que un caso como este salía a la luz y que siempre se han tenido problemas con el aumento en el precio de los servicios. Además, mencionó que en cuanto a combustible, Chile tiene la bencina más costosa de América Látina.

“Chile tiene servicios básicos carísimos, privatizados totalmente y con una legislación que abiertamente favorece a las empresas”, manifestó. Además, mencionó que debería haber una “cirugía mayor” en cuanto a provisión de los servicios básicos.

Asimismo, sostuvo que la ley 20.999 se suponía que estipularía una rentabilidad máxima pero a pesar de aquello Metrogas demostró que las empresas tienen la creatividad para esquivar la legislación y agregó que “hay que pensar que las leyes que tenemos son leyes prácticamente viciadas”.

Consultado por el periodista Claudio Medrano acerca de las regulaciones y leyes que se discuten en el Congreso pero que, al mismo tiempo, tienen influencia del lobby de estas empresas y por tanto le generan dudas a la ciudadanía, el economista indicó que ese es el gran drama de la actual sociedad chilena.

“Se creó un poder económico tan grande con estas privatizaciones que vienen desde la época de Pinochet respaldadas por el periodo post Pinochet consolidadas e implementadas, terminaron capturando y neutralizando el sistema político”, argumentó.

El también presidente del Centro Internacional de Globalización y Desarrollo (Ciglob), opinó que la crisis y el mayor problema está entre el poder político y el poder económico. El economista explicó que el poder económico ha crecido tanto que “devora al poder político”, debido a que lo influye, lo neutraliza y lo bloquea a través de distintos mecanismos de forma tal que las leyes que se establecen nunca afectan los intereses de los grandes conglomerados económicos y las empresas monopolísticas.

“La solución de fondo yo creo que es disminuir el grado de concentración económica que tiene la economía y sociedad chilena, que es una sociedad dominada por conglomerados económicos”, destacó.

En esa misma línea, Solimano reiteró que en la medida que no se desactive esa enorme concentración de la economía chilena, será muy difícil hacer reformas políticas y legales en el país, debido a que si las reformas son influidas por el poder económico será muy complejo que tengan éxito. A su vez, el economista señaló que es aquel conglomerado el que también domina los medios de comunicación en masa y el cual emplea una serie de mecanismos para frenar las reformas.

Síguenos en