Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 4 de julio de 2022

Escritorio

Parlamentarios instaron a avanzar en proyecto de eutanasia, tras ingreso de urgencia simple del Presidente Gabriel Boric

Despachado en 2021 a su segundo trámite constitucional, la iniciativa deberá ser revisada por el Senado. Pese a las dudas sobre un eventual respaldo, legisladores dijeron esperar “que haya un buen clima”, independiente de las posturas políticas.

Natalia Palma

  Viernes 3 de junio 2022 14:08 hrs. 
muerte-digna

Compartir en

En el marco de su primera cuenta pública fue que el Presidente Gabriel Boric anunció darle urgencia al proyecto que legaliza la eutanasia en Chile, el cual se encuentra en su segundo trámite constitucional.

En concreto, la iniciativa establece una serie de cambios a la ley N° 20.584 sobre derechos y deberes de las personas en atención en salud, destacando, por ejemplo, que “solamente la persona a quien se haya diagnosticado un problema de salud grave e irremediable tiene derecho a decidir y solicitar asistencia médica para morir”.

En ese sentido, plantea que se entiende por problema de salud grave e irremediable cuando a la persona se le ha detectado una enfermedad terminal o una dolencia seria e incurable; si su situación médica se caracteriza por una disminución avanzada e irreversible de sus capacidades; y si la enfermedad, dolencia o la disminución avanzada o irreversible de sus capacidades le ocasiona sufrimientos físicos persistentes e intolerables y que no pueden ser aliviados en condiciones que considere aceptables.

También señala que para optar a la eutanasia se debe contar con el diagnóstico de al menos dos médicos especialistas, ser mayor de 18 años, tener nacionalidad chilena o residencial legal en el país, estar consciente en el momento de la solicitud, entre otros requisitos.

Sin embargo, el camino de dicho proyecto- que refunde varias mociones parlamentarias, incluyendo una presentada en 2011- no ha sido fácil y actualmente se encuentra estancada desde abril de 2021 en el Senado, tras su aprobación en particular en la Cámara de Diputados.

Además, la nueva configuración del Congreso supone otra complejidad, toda vez que las fuerzas en la Cámara Alta se encuentran divididas, mientras en la comisión de Salud, que es donde primero deberá ser evaluada la medida, la oposición es mayoría.

De hecho, el senador de Renovación Nacional y presidente de la comisión, Francisco Chahuán, expresó ante el anuncio del mandatario que “lamento que sea una prioridad. En vez de señalar que se quiere generar una política pública respecto de los cuidados paliativos, una política pública respecto del seguimiento de la ley del cáncer, se pone como prioridad la eutanasia”.

En el oficialismo, el senador del Partido Socialista, Juan Luis Castro, también integrante de la instancia, sostuvo que “me parece que las personas requieren muerte digna, en el sentido de tener también capacidad para decidir cuándo puede ser el momento final de alguien que está desahuciado, que esté en una enfermedad terminal, que esté libre de sustancias tóxicas o adicciones (…) o sea, como se hace en los países más desarrollados”.

“Creo que el proyecto es positivo, lo estoy respaldando, creo que se puede mejorar bastante, por ejemplo, la objeción de conciencia para los profesionales de la salud que no quieran participar obviamente tienen todo el derecho. Se puede mejorar en cuanto al rol del Comité de Ética de los hospitales. Todos son detalles que no son menores y que requiere mucha humanidad y mucha privacidad e intimidad para que haya soberanía de las personas por sobre cualquier otra condición que impida que alguien pueda resolver el fin de la vida en condiciones muy ecuánimes y muy transparentemente establecidas”, resaltó.

Por lo mismo, consideró que “existe el mejor ánimo y creo que los miembros de la comisión de Salud, más allá de sus ideas o partido político, en un proyecto tan sensible espero yo que haya un buen clima y el gobierno también exprese sus cartas, cuáles son sus posiciones para que así se legisle correctamente y espero que trascienda los bloques tradicionales, la definición última que vaya a la Sala cuando se vote en el momento que corresponde”.

En tanto, el diputado Evópoli, Francisco Undurraga, quien en su momento respaldó la iniciativa, manifestó que “estoy muy contento de que el presidente le haya puesto urgencia. Es un tema pendiente para la sociedad, que se trabajó muy seriamente en la Cámara de Diputados en el período anterior y espero que la tramitación sea expedita, que la discusión que entiendo puede conflictuar a algunos sectores de la población y sobre todo la política se haga en forma transparente y que ojalá sea ley de la República”.

Asimismo, si bien habló sobre la posibilidad de que la medida en la comisión de Salud del Senado pueda pasar con informe negativo, dijo esperar que en la Sala “actúe el principio de la democracia, en términos de que se pueda aprobar. Nosotros hicimos un proyecto de ley con bastantes restricciones, no es proyecto de ley abierto como pretenden caricaturizar, al contrario, hay que exponer la voluntad de que a uno le practiquen la eutanasia, adicionalmente tiene restricciones de edad y creo que es un buen proyecto, que asegura una muerte digna”.

Tras el ingreso de simple urgencia por parte del presidente Gabriel Boric, el proyecto de eutanasia debiese ser abordado y despachado por el Senado en un plazo de 30 días. Ahí para su aprobación requiere de un quorum simple, es decir, del voto favorable de la mayoría de los legisladores presentes.

Síguenos en