Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Pedro Brieger: “La Cumbre de las Américas es un papelón internacional, no tiene sentido y EE.UU no tiene nada para ofrecer”

Sobre la cita de los presidentes Boric y Biden, el analista señaló que “un apretón de mano sirve desde el punto de vista publicitario, político. Pero no hay mucho más que eso”.

Osciel Moya Plaza

  Viernes 3 de junio 2022 15:48 hrs. 
Pedro_Brieger

La Cumbre de las Américas que se realizará el lunes 6 de junio en la ciudad de Los Ángeles, California, Estados Unidos, no tiene ningún sentido y se ha convertido en un papelón internacional, porque a tres días de su convocatoria todavía no tienen ni la lista de invitados. Así lo expresó el analista internacional y director del portal web Noticias de América Latina y el Caribe NODAL, Pedro Brieger.

Se trata de la primera vez que EE.UU celebrará la cita en su novena edición desde 1994 y en esta ocasión, se enfrenta a un escenario difícil por la exclusión de varios países de América Latina, lo que muchos ya anticipan que será un fracaso.

Radio y Diario Universidad de Chile conversó con el periodista y sociólogo argentino, experto en política internacional para conocer la importancia de este evento que nació en 1994 para impulsar el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), instancia que fue rechazada en la Cuarta Cumbre de 2005 realizada en Argentina, con la activa participación de los países que integraban el Mercosur.

Brieger recordó que la Cumbre de las Américas surge en medio del auge de las políticas neoliberales y ofrece el libre comercio para la región, pero hoy la realidad es distinta porque ya no tiene nada que ofrecer a los países del continente.

El experto dice que comparte lo que hace unos días publicó en Los Ángeles Times Dan Restrepo, asesor de Barack Obama, en relación a que “la cumbre ya no tiene sentido porque (…) nacieron para favorecer los intereses comerciales de Estados Unidos en la región. Lo dice Dan Restrepo y no es una interpretación mía, lo estoy citando casi textual, la cumbre no tiene sentido, nació para favorecer los intereses de Estados Unidos en la región y ya no nos sirve”. Entonces, agrega Brieger, “en realidad es una cumbre sin sentido, no hay ninguna propuesta de los Estados Unidos para la región. Más encima se le convirtió en un dolor de cabeza con las exclusiones y está pasando un papelón internacional”.

Agregó que a tres días del evento “todavía no está la lista de invitados. Es como si organizaron un casamiento y no saben si invitarte a la iglesia o a la fiesta y tres días antes no lo tienen definido. Es un papelón internacional”

Estados Unidos excluyó de la cita a  Cuba, Nicaragua y Venezuela, situación que fue criticada por México y Bolivia, países que no asistirán al encuentro por el carácter excluyente. Al respecto, el analista internacional señaló que la “postura de México ha sido clara: una cumbre sin exclusiones. Más allá de si participa o no, una cumbre sin exclusión es lo fundamental. Si uno de los presidentes decide ir, el caso del presidente chileno o el de Argentina ya es anecdótico. Lo que ha quedado marcado ahora es que esta cumbre es un papelón internacional, no tiene sentido,  va a ser sin la presencia de muchos presidentes y Estados Unidos no tiene nada para ofrecer”.

Añadió que “lo único que probablemente diga es que buscará un tipo de resolución que condene la invasión de Rusia a Ucrania y que como hay que conseguirlo por consenso, no creo que lo consiga”.

Brieger afirmó que lo más probable que otro de los grandes objetivos de Estados Unidos sea criticar las inversiones chinas en América latina. Al respecto, señaló que seguramente va a decir que “China representa una gran amenaza para América Latina siendo que la mayoría de los países tienen grandes vínculos con China. De hecho los funcionarios de Estados Unidos intentaron presionar al presidente (Sebastián) Piñera para que no negociara la tecnología 5G con Huawei”.

Encuentro Boric-Biden

Uno de los puntos que analizó Brieger fue la reunión bilateral que ha sido anunciada entre el presidente Gabriel Boric y su homólogo, Joe Biden. Sobre el particular, el analista indicó que cuando se trata de una cita con el presidente de la primera potencia mundial “sirve para apaciguar un poco las críticas opositoras. Nos reunimos con la primera potencia mundial, no somos marginales. Que tenga una reunión no significa que de ahora en más Chile, Argentina o cualquier país, se va a convertir en el eje de las inversiones ni en el gran aliado de la potencia mundial. Esas son fantasías que a veces se plantean en los medios de comunicación”.

Añadió que de estos encuentros a veces “salen convenios o un apretón de manos que sirve desde el punto de vista publicitario, político, pero no hay mucho más que eso”.

Insistió en que el objetivo principal de Estados Unidos es conseguir el apoyo de todo el mundo a su política de condena Rusia y tratar de minimizar los contactos que tienen los países de América Latina con el gobierno de Vladmir Putin.

No obstante, Brieger aclaró que hay una gran diferencia entre Rusia y China. Este último país, “tiene mucho para ofrecer especialmente en el ámbito económico. Entonces es más factible que varios países de América Latina tengan cierta distancia respecto de Rusia, no así de China”.

Esto se explica, afirma el director de NODAL, porque el  problema de Estados Unidos es que “hoy no tiene nada que ofrecer. El tema de Ucrania, qué significa esto para América Latina, nada. Por más que haga una declaración de toda América Latina condenando a la invasión rusa ¿y? ¿En qué favorece esto a América Latina respecto respecto del vínculo con Estados Unidos? ¿Van a llegar más inversiones norteamericanas a la región? No. Además, el problema de Estados Unidos es con China en todo caso respecto de la economía más allá de lo político. Entonces sí puede encontrar Estados Unidos mayor recepción para futuras resoluciones de Naciones Unidas y que América Latina o varios países  estén en sintonía con Norteamérica”.

Indicó que tampoco eso significa que habrá  más inversiones estadounidenses en el desarrollo minero de Chile o que van a comprar más salmón, maderas o vino.

“No hay que hacerse muchas ilusiones con estas cumbres. Entiendo que desde el lado político un gobierno tiene que resaltar lo positivo de los encuentros internacionales, de la participación en la cumbre, de los encuentro con el presidente de la primera potencia. Eso es para la foto muy bien muy lindo y es comprensible desde la política… pero se trata de entender todo lo que está en juego en un determinado momento y que va mucho más allá de la foto”, puntualizó Pedro Brieger.