Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 2 de julio de 2022

Escritorio

Rosario Olivares: “La educación sexual integral es un asunto de vida o muerte cuando vemos que un chico se suicida por bullying transfóbico en su escuela”

Respecto al anuncio del Gobierno, la integrante de la Red Docente Feminista señaló que depende de esta ley que no sigan ocurriendo situaciones de violencia escolar, como el caso que terminó en la muerte de José Matías De la Fuente.

Joana Carvalho

  Domingo 5 de junio 2022 10:01 hrs. 
Redofem

Compartir en

Entre los distintos proyectos que anunció el presidente Gabriel Boric en la primera cuenta pública de su mandato, resaltó una demanda histórica del movimiento estudiantil y del movimiento feminista: que Chile integre una educación sexual integral en todos sus niveles educativos.

El ministro de Educación ya había anunciado que durante el segundo semestre de este año, el Gobierno se comprometía a presentar el proyecto de Ley de Educación Sexual Integral. “Un marco normativo que promoverá la formación y el respeto en todos los niveles de la enseñanza como parte fundamental de una educación igualitaria”, sostuvo el jefe de la cartera, Marco Antonio Ávila.

En dos ocasiones se han ingresado proyectos de ley para una educación sexual integral para su tramitación en la Cámara de Diputadas y Diputados, pero ninguna de las dos instancias tuvo éxito. Por eso, desde la Red Docente Feminista consideraron que es un gran avance que esta propuesta emane desde el Gobierno y desde el Ministerio de Educación en conjunto con el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género.

“Es un avance y algo importante es que los ministerios se articulen con las escuelas y universidades que han trabajado este tema”, declaró Rosario Olivares, integrante de la Red Docente Feminista. Asimismo, detalló que cuando se ingresó en una oportunidad uno de los proyectos al Congreso, fue junto a la diputada Camila Rojas y un equipo de organizaciones “que viven y encarnan estas demandas” para poder hacer una defensa del proyecto. Por esa razón, la profesora insistió que es necesario que se incluya a las comunidades en la creación y defensa del proyecto que ingresará el Ejecutivo.

Apropósito de que todavía está pendiente la discusión de la Ley José Matias y que el presidente Boric mencionó en su discurso del miércoles que buscarán promover dicha ley que está siendo impulsada por el Ministerio de Educación, Olivares manifestó la urgencia de que exista una educación que hable de consentimiento, de corresponsabilidad y de respeto para que las futuras generaciones no tengan que lamentar más muertes y suicidios a causa de la violencia de género.

“La educación sexual integral es un asunto de vida o muerte cuando vemos que un chico se suicida por bullying transfóbico en su escuela”, enfatizó la docente y añadió que también depende de esta ley que no sigan ocurriendo casos de femicidios llevados adelante por adolescentes, crímenes de odio y todas esas violencias que terminan en la muerte.

Asimismo, la dirigenta argumentó que la educación sexual integral se piensa de una manera pertinente y contextualizada. “Tiene una gradualidad y se enfoca a cada edad”, explicó y ejemplificó que lo que se instruye en la etapa de la infancia es a que conozcan su propio cuerpo, a respetarlo y cuidarlo. Además, Olivares detalló que es de manera contextual porque todas las escuelas son distintas y tienes diferentes maneras de abordar la sexualidad.

Por otro lado, los sectores más conservadores han denunciado en reiteradas ocasiones que esta implementación de los conceptos de la sexualidad en la educación son el adoctrinamiento de una ideología de género, y para justificar el rechazo de la ley los parlamentarios también han argumentado que debe respetarse la libertad de los padres a educar a sus hijos e hijas de la manera que estimen conveniente.

En esa misma línea, la representante de la Red Docente Feminista señaló que el plan de una educación sexual integral esta basado en evidencia y no es una postura “antojadiza”.

“La Unesco tiene elementos de proyectos de educación sexual integral y ya entregaron orientaciones técnicas basadas en evidencia de cómo esto ha afectado a Latinoamérica”, sostuvo Olivares. En esa misma línea, la docente enfatizó la relevancia de establecer espacios de conversación, puesto que actualmente estamos en una sociedad muy distinta a la que teníamos antes. Ejemplo de eso, es que hoy tenemos una ley de identidad de género, hay niñas y niños trans en las escuelas y existe una mayor visibilidad de las personas de diversidad sexual incluso en los ministerios.

“Revertir la violencia de género es una cuestión que deberíamos compartir los distintos espacios sociales incluyendo la Iglesia Católica y la que sea”, reiteró la activista.

Las docentes representan el 73% de la docencia en el país. En ese sentido, Olivares mencionó que ha sido una paso importante que las docentes asuman una perspectiva feminista dentro de su quehacer y se organicen en torno a estas temáticas, para ser ellas las habilitadores de estos procesos en que se busca eliminar el machismo y el patriarcado de la educación chilena.

Síguenos en