Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 25 de junio de 2022

Escritorio

Entre los quórums y el plebiscito ciudadano: Convención en busca de consensos sobre el mecanismo para reformar la Constitución

La comisión de Normas Transitorias debía ingresar indicaciones respecto de los artículos rechazados por el Pleno. Mientras la comisión de Armonización ya trabaja en indicaciones para abordar parte de estas problemáticas.

Diario UChile

  Lunes 6 de junio 2022 20:43 hrs. 
Foto por Secretaría de Comunicaciones de la Convención

A solo horas de que concluya el plazo para el ingreso de indicaciones, siguen pendientes a resolver en la comisión de Normas Transitorias el quorum para reformar la nueva Constitución y el plazo para poner término al Senado, tras su rechazo en el pleno el pasado jueves.

Dichas normas siguen generando posturas cruzadas entre los distintos convencionales, toda vez que se plantean diferentes fórmulas para zanjar esta problemática. En el caso de las reformas constitucionales, por ejemplo, el Colectivo Socialista se inclina por el establecimiento de un quorum de 4/7; mientras el PC, de uno de 3/5.

Sin embargo, miembros de Pueblo Constituyente están impulsando una disposición que apunta a la realización de un referéndum ciudadano como vía para reformar la nueva Constitución.

En entrevista con la primera edición de Radioanálisis, la convencional Camila Zárate consideró que “no puede ser que un Congreso que no fue electo para estos motivos, que no cuenta con esa expresión ciudadana para hacer los cambios, no cuente con lo mínimo que son las mismas reglas del juego que tenemos los convencionales. Ese es el por qué finalmente se decide ese quorum (2/3)”.

“Sabemos que la Constitución no es perfecta, estamos súper abiertos al diálogo. Por lo mismo, creemos que el mecanismo tiene que seguir siendo los plebiscitos y los referéndums. Esa es nuestra apuesta al menos en esta segunda vuelta, de que sean a través de plebiscitos y de referéndums cómo la ciudadanía puede expresar si está de acuerdo o no con una reforma constitucional”, expresó.

Por otra parte, está abierto el debate sobre las facultades que tendría la comisión de Armonización para corregir este tipo de vacíos normativos e, incluso, convencionales aseguraron estar trabajando en indicaciones para dichos efectos, las que deberán ser presentadas a más tardar el próximo miércoles 8 de junio hasta las 22.00 horas.

La convencional de Movimientos Sociales Constituyentes, Janis Meneses, señaló que precisamente “esa es la orientación que estamos mirando al menos desde algunos colectivos que es la comisión quien tiene que resolver esa inconsistencia que sabemos va a generar que se pueda establecer un mecanismo para que la Constitución se pueda implementar”.

Para Meneses “en la etapa en la que estamos hoy día en la Convención ya no podemos mirar las cosas de una manera aislada, es decir, no es como lo que ocurre en cada comisión, sino que los colectivos, los y las constituyentes tenemos que hacer ese esfuerzo de mirar el proceso en su conjunto. Entonces, evidentemente aquellas decisiones que se vayan tomando tanto en las Transitorias como en Armonización tienen que ser coherentes entre sí”.

Mientras la convencional del Frente Amplio, Amaya Álvez- también integrante de la instancia- expresó que “la función de Armonización en el reglamento de la Convención habla de (detectar) incongruencias, de inconsistencias, pero también de mejorar la función legislativa. Entonces, creo que es legítimo preguntarse dónde están esas inconsistencias e incongruencias y si el quórum de reforma a la Constitución es una. Soy de la idea de que eso es así, no lo hemos resuelto todavía, estamos recién trabajando en las indicaciones, reforma y reemplazo es el último capítulo de la Constitución”.

“La duda es si entre el principio de supremacía constitucional y la norma misma hay una incongruencia y yo creo que sí. Creo que es necesario como comisión de Armonización se debata si esa incongruencia debe ser abordada”, recalcó.

En cuanto a la norma que fija un plazo para poner fin al Senado y los cuestionamientos que han levantado algunos sectores sobre la posibilidad de que, de no resolver este tema, podría ocurrir de forma inmediata a la entrada en vigencia de la nueva Constitución, la convencional por el Distrito 20 afirmó que “esa es una lectura bastante inadecuada del texto y eso no va a ser así. De hecho, la elección de las autoridades tiene que ser algo gradual, quienes están ejerciendo el cargo tienen que seguir ejerciéndolo y, en este caso, la inmensa mayoría de las ocasiones van a poder cumplir sus mandatos. Creo que es una lectura alarmista”.

Bancada UDI propone extender inhabilidad de convencionales

Por su parte, la bancada de diputados UDI redactó una reforma constitucional en la que buscan ampliar la inhabilidad que tienen por el plazo de un año los convencionales una vez que concluyan su labor de redactar la nueva Constitución.

Según recoge El Mercurio, el texto propuesto señala que “el inciso final del artículo 141 de la Constitución Política de la República actualmente establece una inhabilidad para que los integrantes de la Convención Constitucional sean candidatos a cargos de elección popular por el período de un año contado desde que cesan sus funciones en la Convención. No obstante, dicha inhabilidad no asegura el adecuado resguardo frente a conflictos de interés ya que no impediría que los convencionales, por ejemplo, puedan ejercer cargos públicos de confianza del gobierno de turno, situación que podría exponerlos a afectar su independencia del Poder Ejecutivo”.

Una de las impulsoras de la medida, la diputada Flor Weisse, criticó que “una gran parte de los convencionales han legislado teniendo el programa del Presidente Boric como libro de consulta”, añadiendo que “esta iniciativa solo busca establecer una inhabilidad por un año, para que impida a los actuales convencionales ser contratados por el gobierno a fin de reforzar los principios de probidad y transparencia profusamente desarrollados en esta nueva Constitución”.

En la misma línea, el diputado Sergio Bobadilla dijo que es de la idea de “pedir una tramitación exprés a esta iniciativa legal y ahí veremos quién está por la transparencia y la probidad y quiénes han actuado en concomitancia con los convencionales para hacer un texto indigenista, estatista y confrontación entre los chilenos para luego entrar contratados por el gobierno con la satisfacción del deber cumplido para los intereses ideológicos de una extrema izquierda”.