Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 2 de julio de 2022

Escritorio

Será peor de lo esperado: CEPAL prevé que la pobreza y la pobreza extrema se agravarán en 2022

El organismo regional detalló que 7,8 millones de personas se sumarían a los 86,4 millones cuya seguridad alimentaria ya está en riesgo. Ante la compleja situación, la entidad presentó sus recomendaciones para enfrentar la coyuntura.

Diario UChile

  Lunes 6 de junio 2022 21:56 hrs. 
situación_de_calle

Compartir en

De acuerdo a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y debido a un contexto externo de incertidumbre, principalmente debido a la guerra entre Rusia y Ucrania, la economía de la región enfrentará una difícil coyuntura el resto del 2022 y se prevé que la pobreza y la pobreza extrema se elevarán por sobre los niveles estimados para 2021.

El organismo regional publicó el informe titulado Repercusiones en América Latina y el Caribe de la guerra en Ucrania: ¿cómo enfrentar esta nueva crisis? el cual da cuenta de la compleja situación económica que atraviesa Latinoamérica en consecuencia de la fuerte desaceleración económica, el aumento de la inflación y la lenta e incompleta recuperación de los mercados laborales que se vieron fuertemente afectados desde 2020 debido a la pandemia.

A raíz de lo anterior, el informe consignó que los niveles de pobreza y pobreza extrema aumentarán en la región. Así, 7,8 millones de personas se sumarían a los 86,4 millones cuya seguridad alimentaria ya está en riesgo. Asimismo, el documento señaló que la incidencia de la pobreza regional alcanzaría un 33,7% (1,6 puntos porcentuales más que el valor proyectado para 2021), mientras que la pobreza extrema alcanzaría un 14,9% (1,1 puntos porcentuales más que en 2021)

Además, el análisis refleja el fuerte aumento de los precios de los alimentos que se elevaron a precios más altos de los observados antes de la pandemia e implican otro retroceso en la lucha contra la pobreza.

En cuanto a las exportaciones, el documento agregó que éstas se verán impactadas por el alza en los precios de las materias primas, el aumento de los costos de transporte y las perturbaciones en las cadenas internacionales de suministro.

En diciembre de 2021, la CEPAL proyectaba un aumento del 10% del valor de las exportaciones regionales de bienes y del 9% del valor de las importaciones. Sin embargo, el alza de los precios de varios de los principales productos que la región comercializa elevó la proyección para 2022 a una expansión del 23% tanto de las exportaciones como de las importaciones.

A través de una conferencia de prensa el Secretario Ejecutivo Interino de la Comisión, Mario Cimoli, entregó los detalles de este documento el cual indicó que después de la expansión económica observada en 2021 (6,3% de crecimiento del PIB regional), la región alcanzará en 2022 un crecimiento anual promedio de 1,8% (tal como informó la CEPAL el 27 de abril pasado) y tiende a regresar al lento patrón de crecimiento de 2014-2019 (solo 0,3% promedio anual, con la consiguiente caída del PIB por habitante).

El representante de la organización económica sostuvo que América Latina y el Caribe enfrenta nuevos escenarios geopolíticos y que la ruptura de la globalización puede llevar a diferentes configuraciones regionales que determinarán sus políticas con base en objetivos de soberanía en defensa, energía, alimentos y sectores industriales clave, desde los de más alta tecnología hasta algunos de insumos de amplio uso, como los fertilizantes.

“Ante la regionalización de la economía mundial, la región no puede continuar actuando de manera fragmentada. Es necesario aumentar el papel de la articulación regional en las respuestas a la crisis: formular e implementar respuestas de América Latina y el Caribe en su conjunto o de sus bloques de integración”, declaró Cimoli.

Recomendaciones

En su intento de hacerle frente a esta crísis la CEPAL propone seguir utilizando la política fiscal como elemento central de la política de desarrollo, lo que requiere fortalecer los ingresos públicos para ampliar el espacio fiscal.

En ese sentido, el informe destacó que es necesario reducir la evasión, reorientar gastos tributarios y fortalecer la progresividad de la estructura tributaria. Para contener las presiones inflacionarias, fundamentalmente impulsadas por factores de oferta, es necesario que la política monetaria utilice el más amplio espectro de herramientas disponibles.

A corto plazo, la CEPAL recomendó hacer todos los esfuerzos para garantizar la seguridad alimentaria, por lo que no se debe restringir el comercio internacional de alimentos y fertilizantes pues hacerlo aceleraría la inflación y dañaría a los más pobres. También se deben considerar acciones como mantener o aumentar los subsidios a alimentos, implementar acuerdos de contención de precios de la canasta básica con productores y cadenas de comercialización, y reducir o eliminar aranceles a la importación de granos y otros productos básicos.

A mediano plazo, el organismo aconseja impulsar políticas agrícolas e industriales que fortalezcan el apoyo a la producción agropecuaria, así como aumentar la eficiencia en el uso de fertilizantes, priorizando los biofertilizantes. El documento consignó que “la política industrial es clave para reducir la dependencia de la importación de fertilizantes en el mediano plazo”.

Por otro lado, en materia de seguridad energética es imprescindible avanzar en las fuentes renovables y en la integración energética regional. Se necesitan mecanismos de estabilización de los precios de los combustibles, así como subsidios focalizados y temporales a los grupos de población más vulnerables y a los sectores productivos orientados al mercado interno, recalcó el informe.

Síguenos en