Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 2 de julio de 2022

Escritorio

“Queremos dar prioridad a esta discusión”: Ministra de Justicia se reune con organizaciones sociales para impulsar proyecto de Ley Sayén

El Gobierno junto a las agrupaciones relacionadas en la materia, busca mejorar y dar celeridad a la iniciativa que permite a mujeres embarazadas y madres de niños pequeños, cumplir su condena de una manera alternativa a la privación de libertad.

Maria Luisa Cisternas

  Jueves 9 de junio 2022 18:44 hrs. 
WhatsApp-Image-2022-06-09-at-11.35.51-AM-1-660x439

Compartir en

Tras los anuncios de la Cuenta Pública del Presidente Boric en materia de reinserción, la ministra de Justicia, Marcela Ríos, se reunió con distintas organizaciones de la sociedad civil para efectos de abrir una amplia conversación sobre cómo mejorar el proyecto de Ley Sayén, el cual tiene como objetivo modificar el Código Procesal Penal para que mujeres privadas de libertad que estén embarazadas o tengan hijos o hijas menores de tres años, puedan postergar el cumplimiento de su condena en una cárcel hasta que el niño o niña supere dicha edad. 

Es así que la secretaría de Estado convocó a organizaciones vinculadas a la temática, tales como Corporación Humanas, ONG Leasur, Corporación Mujer, Levántate, Red Acción Carcelaria, Fundación San Carlos de Maipo y ONG EnMarcha. Tras la instancia, la minista relevó el rol que debe asumir el Estado ante la realidad que asola a muchas mujeres que deben maternar en las celdas para evitar la separación de sus hijos  e hijas.

Por esto y en razón de “lo que son la Ley de Garantías de la Niñez, la prioridad que tenemos como Gobierno en el interés superior de los niños y las niñas y también las condiciones de derechos humanos y la posibilidad de fomentar una adecuada reinserción social, es que queremos dar prioridad a esta discusión y buscar soluciones que nos permitan que mujeres embarazadas y madres de niños pequeños puedan cumplir su condena de una manera alternativa a la privación de libertad”, sostuvo.

Y es que si bien la población penal femenina es pequeña, acotó, considerando que en el país no hay más de tres mil mujeres privadas de libertad, aseguró que son cerca de 100 niños y niñas los que están con sus madres en los penales, lo que genera un impacto dramático a largo plazo, advirtió. 

“El estar privados de libertad junto a las madres o el que se separe a los niños de las madres tiene un impacto muy importante en la reproducción intergeneracional de la contaminación criminológica y del involucramiento de los jóvenes después en delitos y por lo tanto si nosotros logramos intervenir tempranamente en disminuir la separación de las madres con sus hijos, en acompañar a madres en el cuidado y protección de niños y niñas, tenemos más posibilidades de que no se involucren ellos mismos en carreras delictuales”, sostuvo.

El proyecto de Ley Sayén nace por el caso de Sayén Nahuelán, quien nació en circunstancias que su madre, Lorenza Cayuhán, se encontraba engrillada mientras era trasladada desde el Centro de Detención Preventiva de Arauco a un recinto de salud. La mujer se encontraba presa cumpliendo condena por el robo a una forestal.

Síguenos en