Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 25 de junio de 2022

Escritorio

Tomás Laibe (PS): “El gran porcentaje de indecisos supone una oportunidad para que podamos salir a difundir el texto constitucional”

Tras los resultados de la Encuesta CEP, el convencional se mostró optimista respecto al resultado que pueda tener la nueva Constitución en el plebiscito de salida y acusó una "mala intención" de un sector de la derecha al levantar una tercera vía.

Natalia Palma

  Jueves 9 de junio 2022 18:22 hrs. 
Convencional Tomás Laibe. Cedida.

Será el próximo 14 de junio que el pleno deberá revisar la segunda propuesta de la comisión de Normas Transitorias, la que supondrá la conclusión de sus labores previo a la disolución de la Convención.

Previamente, la instancia sometió a votación una serie de indicaciones en la que se acordó exigir al actual Congreso un quorum de 4/7 para reformar la nueva Constitución, junto con mecanismos de referéndum ratificatorio para materias específicas, además de persistir en el término del Senado en marzo de 2026, entre otros temas.

En entrevista con Radio Universidad de Chile, el convencional del Colectivo Socialista e integrante de la comisión de Normas Transitorias, Tomás Laibe, sostuvo que “estamos conforme con el trabajo realizado. Habíamos estado trabajando con distintos colectivos en un acuerdo amplio que se ratificó ayer en la votación de la comisión y que esperamos que también implique que cuando esto se vote en el pleno se ratifiquen las propuestas”.

En ese sentido, proyectó un escenario favorable en el hemiciclo, aunque añadió que, además, “vamos a trabajar para tratar de convencer a convencionales que no concurrieron a este acuerdo, entre ellos algunos convencionales de la derecha más moderada, para que también se sumen a las propuestas que hemos levantado porque creemos que son buenas: un quorum bajo de reforma constitucional; un sistema político que entra íntegramente en vigencia en 2026, garantizando la continuidad de las autoridades, pero también la rapidez en la implementación; y otra serie de disposiciones que dan certeza sobre el tránsito, por ejemplo, en materia de agua o de la continuidad de los jueces y juezas del Poder Judicial”.

Respecto del consenso en torno al quorum de 4/7, Laibe detalló que “aquí había dos elementos que eran necesarios resguardar. Por un lado, una debida protección de la propia implementación de la nueva Constitución, había una preocupación de los colectivos de que esto no se reformara directamente sin que ni siquiera fuera implementado. Por lo tanto, las condiciones respecto al plebiscito ratificatorio lo que buscan es que cuando se alteren sustancialmente ciertos capítulos como Sistema Político, Forma de Estado y, además Medioambiente, entonces se deja a la decisión a la propia ciudadanía”.

“El segundo elemento, tiene que ver con un quorum que fuera lo suficientemente bajo para habilitar la reforma constitucional, la deliberación democrática y para no repetir el error de los quórums supra-mayoritarios que nos impuso la dictadura. Nosotros creemos que este quorum de 4/7 permite que la democracia funcione, que el actual Congreso pueda reformar la Constitución con un quorum que es relativamente bajo, pero evidentemente con esta protección adicional con este plebiscito ratificatorio”, afirmó el también representante de la comunidad LGBTQI+.

Del mismo modo, valoró el acuerdo alcanzado en la comisión de Armonización para fijar vía indicación un quorum de 4/7, comentando que “había un vacío en el capítulo de reforma constitucional, donde no se señalaba el quorum de reforma y si, si es que no se señalaba, entonces se entendía que era mayoría simple. Eso evidentemente era problemático por el principio de supremacía constitucional que ya está aprobado en el texto y que, además, fue alertado por diversos expertos que fueron a la misma comisión a señalar que había que establecer un quorum diferenciado”.

Convencional Tomas Laibe. Cedida.

Convencional Tomas Laibe. Cedida.

Resultados de Encuesta CEP

Por otra parte, el convencional se refirió a los resultados de la Encuesta del Centro de Estudios Públicos que reveló que un 37% de las personas encuestadas aún no sabía por cuál opción votar en el plebiscito de salida.

En esa línea, planteó que “creo que hay varias cuestiones relevantes que nos arroja la encuesta CEP. Por un lado, el gran porcentaje de indecisos supone una oportunidad para las y los convencionales podamos salir a difundir el texto constitucional y que la ciudadanía pueda formarse una opinión y votar informadamente el 4 de septiembre. Es decir, hay una cancha todavía abierta para que, ya sea el Apruebo o Rechazo, puedan prevalecer el 4 de septiembre”.

Asimismo, apuntó que “si uno analiza los resultados en términos de las personas que se posicionan en el Rechazo también la mayoría de ellos entienden que la Constitución del ’80 está superada y, por lo tanto, apuestan también por una nueva Constitución. Entonces, eso también es una oportunidad para los que creemos que este es un buen texto constitucional para convencer a esas personas de que la mejor forma de superar la Constitución del ’80 es precisamente votar por la nueva Constitución que ofrece esta Convención Constitucional.

Por lo mismo, aseguró que el plebiscito de salida “no va a ser una evaluación a lo que han hecho las y los convencionales o las polémicas diarias que hemos tenido que vivir, sino que va a ser una evaluación al texto, y este es mejor sin duda que la Constitución ’80 y abre muchas más posibilidades de las que cierra”.

Finalmente, el convencional Tomás Laibe respaldó las declaraciones del Presidente Gabriel Boric, quien enfatizó que no hay “terceras vías”, a propósito de la idea levantada por partidos de Chile Vamos, y sostuvo que “creo que hay un afán de desinformar e, incluso, malintencionado de una parte de la derecha porque lo que están haciendo es levantar posición respecto a aquello en lo que siempre han estado en contra para tratar de que prevalezca su opción por el Rechazo”.

“Ahora dicen que están a favor de eliminar los quorum supra-mayoritarios, están a favor del Estado social y democrático de derecho, de garantizar derechos sociales. Si están a favor efectivamente de esas materias, entonces que se sumen del Apruebo porque la nueva Constitución ofrece estos tres elementos. Aquí la ciudadanía tiene que entender que las opciones que tenemos para el 4 de septiembre son dos, una nueva Constitución para Chile o continuar con la Constitución del ’80 que ha defendido a brazo torcido la derecha por 30 años”, dijo.