Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 6 de julio de 2022

Escritorio

Organizaciones sociales de Quintero-Puchuncaví: “La alerta sanitaria es el comienzo de las medidas en las zonas de sacrificio”

El Consejo para la Recuperación Ambiental y Social de Quintero y Puchuncaví y la Federación de Pescadores de Quintero y Puchuncaví denuncian una falta de recursos, implementos y profesionales en los servicios de salud de la zona.

Joana Carvalho

  Lunes 13 de junio 2022 17:07 hrs. 
created by dji camera

Compartir en

Las organizaciones civiles de Quintero y Puchuncaví valoraron las medidas adoptadas por parte de las autoridades para enfrentar la grave contaminación que sufren ambas comunas de la Región de Valparaíso, pero señalaron que existen otras aristas que no deben descuidarse, como por ejemplo el potenciamiento de las redes asistenciales de salud.

Luego de que los alcaldes de dichas comunas le entregaran un petitorio a las ministras del Interior, Izkia Siches, de Medio Ambiente, Maisa Rojas, y de Salud, María Begoña Yarza, dieron a conocer una serie de medidas impulsadas por ambos municipios para enfrentar la compleja situación del sector.

Entre las medidas más destacadas se puede mencionar la declaración de alerta sanitaria para la zona, una serie de estudios que realizará el Minsal que darán a conocer el impacto de metales pesados en la comunidad y la creación de un Plan Integral de Recuperación Sanitaria (PIRS).

El estado actual de los centros asistenciales de salud es justamente otra de las aristas que ha generado preocupación de las organizaciones civiles de la zona, puesto que denuncian que el Hospital Adriana Cousiño de Quintero, no cuenta con los insumos necesarios a la hora de atender a cientos de pobladores cuando ocurren los episodios de contaminación más severos, como sucedió la semana pasada cuando más de 100 personas tuvieron que ser atendidas por síntomas de intoxicación.

“La verdad es que para nosotros la alerta sanitaria es el comienzo de las medidas, hace falta entregar mayor financiamiento al hospital porque atiende a la población de Quintero y la de Puchuncaví y no tiene los insumos ni los profesionales necesarios para atender a tanta gente” señaló Tania Zuñiga, integrante del Consejo para la Recuperación Ambiental y Social de Quintero y Puchuncaví.

Los episodios de alta contaminación que perjudican la salud de las comunidades del sector no son novedad. En el 2018 la Corte Suprema de Justicia acogió el recurso de protección interpuesto por el Instituto de Derechos Humanos a raíz de la emergencia ambiental y sanitaria que sufrieron las comunas de Quintero y Puchuncaví aquel año.

Hugo Poblete, presidente de la Federación de Pescadores de Quintero y Puchuncaví, al igual que Zuñiga denunció la falta de insumos y de personal en el Hospital de Quintero. Además, acusó que luego de aquel fallo de la Corte Suprema no hubo ningún avance con respecto a la protección del medio ambiente de la Bahía.

“Hay una molestia tremenda con el alcalde de Quintero, Mauricio Gutiérrez, porque es su tercer periodo y solo escuchamos promesas, pero él también está facultado para cerrar las empresas contaminantes”, sostuvo Poblete y añadió que “es lamentable que se prioricen los bienes económicos de la empresas por sobre la salud de los niños”.

Los representantes de las organizaciones coincidieron en que una de las falencias más grandes que ha arrastrado esta problemática desde el 2018 es el desconocimiento cabal de qué es lo que ocasiona la intoxicación a los niños, niñas y la población en general. Si bien ha sido de conocimiento público que los Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs) son los componentes que contaminaron el aire la semana pasada, los dirigentes sostuvieron que aún se desconoce qué empresas son las verdaderas responsables.

En ese sentido, la Empresa Nacional de Petróleo (ENAP) declaró a través de un comunicado el pasado viernes que sus operaciones no tienen vinculación con la crisis ambiental que ha afectado a Quintero y Puchuncaví en los últimos días y tampoco en los años anteriores.

La compañía estatal explicó que “la causa de estos hechos no está vinculada a nuestras operaciones. Según los antecedentes que tenemos, se registraron altas concentraciones de dióxido de azufre (SO2) en la madrugada del lunes 6 en la estación de monitoreo de Quintero, emisiones que no generan nuestras actividades”.

Además, detalló que “el miércoles 8 de junio, funcionarios de la SMA fiscalizaron el Terminal Marítimo de Quintero sin detectar ningún incumplimiento. No se levantaron observaciones ni requerimientos adicionales de información”.

Cabe destacar que de la mano de las medidas que implementará el Ministerio de Medio Ambiente y el Ministerio de Salud, también la Superintendencia del Medio Ambiente dictó una serie de medidas que busca reducir hasta en un 50 y 70% las cargas y descargas de productos combustibles y/o químicos que emitan COVs.

Síguenos en