Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 28 de noviembre de 2022

Escritorio

Convencional Alondra Carillo sobre propaganda de Felipe Kast: “Se trata de acciones difamatorias respecto al contenido del texto constitucional”

La representante del distrito 12 llamó a quienes mienten sobre los derechos adquiridos por las feministas "a respetar los términos del debate democrático, que es en primer lugar hablar de manera veraz".

María Luisa Cisternas

  Domingo 26 de junio 2022 10:18 hrs. 
Santiago 06 de agosto 2018
Distintas organizaciones feministas anuncian su adherencia al Pañuelazo internacional que se realizara  este miércoles 8 de agosto, en apoyo al proyecto de aborto legal que se botara en el senado de Argentina.
En la foto; Alondra Carrillo y Gloria Maira
Karin Pozo/Aton Chile

Compartir en

El conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, la convencional constituyente del distrito 12 y ex vocera de la Coordinadora Feminista 8M, Alondra Carillo, abordó la propaganda con información falsa que difundió el senador de Evópoli, Felipe Kast, sobre la propuesta de nueva Constitución. El legislador protagonizó un anuncio radial en La Araucanía en el que sostiene que la Carta Magna elaborada por la Convención permite el aborto hasta los nueve meses de embarazo. La situación fue denunciada por una serie de dirigentas políticas, en especial por convencionales feministas en un comunicado titulado “No en nuestro nombre”, con el que aclaran que el aborto a los 8 o 9 meses no existe y que los marcos que regularán ejercicios como la interrupción del embarazo, se definirán por la Ley. 

A ese manifiesto se han acoplado varias organizaciones feministas, sostuvo Carillo, quien dio cuenta de la necesidad de responder de forma articulada frente a este tipo de recursos, en la medida que ponen en peligro uno de los avances más significativos para el movimiento feminista en el proceso de redacción de una nueva Constitución, que es el establecimiento de los derechos sexuales y reproductivos en el catálogo de derechos fundamentales. 

“Se trata de reconocer la autonomía de nuestros derechos a decidir libremente sobre nuestra reproducción como una garantía fundamental para el ejercicio de la igualdad, para el ejercicio material de la libertad y de una vida digna, y desde un inicio sabemos que ha existido, para poder levantar una oposición ante esta avanzada del movimiento feminista, la construcción de esta mentira, algo que a todas luces es una falsedad para poder levantar un discurso del miedo, del terror respecto de una medida como ésta“, señaló.

En esa línea, indicó que las feministas ponen sobre aviso a quienes “están intentando, a través de sus medios económicos e influencia comunicacional, instalar estas informaciones falsas respecto de nuestros derechos, que estamos atentas, alertas y vigilantes y que no vamos a dejar pasar este tipo de iniciativas”.

“Vamos a levantar las acciones y las denuncias que sean necesarias para poder mostrar en qué sentido se trata de acciones difamatorias respecto al contenido del texto constitucional”, aseveró. Asimismo, aseguró que instarán en “todas las ocasiones en que sea necesario, a quienes emiten estas declaraciones y a quienes se prestan para su difusión, a respetar los términos del debate democrático, que es en primer lugar hablar de manera veraz, hablar con la verdad del contenido del texto constitucional“.

Ahora bien, la representante del distrito 12 señaló que las mentiras y los recursos difamatorios han apuntado a todo el proceso constitucional y que provienen desde un sector que nunca estuvo a favor de una nueva Constitución. Es así que se han desplegado falsedades tanto del quehacer del órgano redactor, como del desempeño de sus integrantes y de los contenidos que se han ido aprobando, afirmó. Frente a ello, en la Convención han intentado dar respuesta a las cuestiones que se han difundido falsamente, indicó Carrillo, proporcionando de primera fuente los contenidos del borrador.

Lo que hicimos ahora fue como Convención fue sacar cientos de miles de copias de la guía práctica del borrador constitucional que tiene las principales normas que constituyen el proyecto de Constitución. Muchos y muchas hemos sacado autónomamente copias del borrador y vamos a sacar copias de la versión definitiva que va a estar disponible luego que se voten las modificaciones de armonización”, explicó.

El foco de ello ha sido “llevar la información a los territorios, a nuestros barrios, a nuestros vecinos y vecinas y difundirla también a través de redes sociales, porque desde el momento en que la información está disponible, desde el momento en que está disponible el borrador, baja la incertidumbre, la gente tiene más claridad respecto de lo que estamos proponiendo y aumenta también la valoración del producto del trabajo de la Convención y la sensación de que esta propuesta responde efectivamente al mandato que nos fue entregado“, afirmó.

En cuanto a la campaña del rechazo a la nueva Constitución, Carrillo afirmó que la derecha ha tenido los recursos, el espacio y el tiempo para diseñar una estrategia comunicacional, considerando que la mayor parte de sus convencionales se han restado del trabajo de la Convención en su recta final, acotó. Si bien sostuvo que dicha campaña lleva ya desplegada bastante tiempo, dijo no dudar en que se irá intensificando de cara al plebiscito de septiembre. “No es la misma campaña con el que nos enfrentamos en el plebiscito de entrada, hay también aprendizajes que se están poniendo en juego”, señaló.

En cuanto la idea de desilusión sobre el trabajo Convención que busca instalar el sector del rechazo, Carrillo relevó el campo de realidad en el cual se erigió el proceso constituyente, destacando la serie de limitaciones que surgieron para el ejercicio democrático y el contexto de crisis, por la precarización de la vida -que propició las movilizaciones que dieron vida a la Convención- y luego, por la pandemia.

Además reparó en que “por cierto que existe una distancia entre el momento en que todo es posible y el momento en que se va avanzando concretamente en el ejercicio de la democracia. Se van tomando decisiones, hay cosas que se optan, hay cosas por las que no y de eso deviene un resultado que nunca es un resultado que a todas y a todos nos satisfaga al 100 por ciento, sino que es el producto de ese trabajo colectivo, democrático, participativo, transversal y en este caso también enmarcado por un exigente quórum ultra calificado como es el quórum de los 2/3 de los integrantes en ejercicio”.

Por lo demás consideró que los promotores del rechazo buscan “construir un ánimo que pueda anteceder al momento en que las personas se encuentren con el borrador, de todo tal que ese ánimo distorsione la disposición emocional, afectiva, vivencial con la que nos encontramos con el borrador“. Una herramienta que el sector seguirá empleando, aseguró Carrillo, frente a un cuerpo normativo que es difícil comprender a cabalidad, pese a los esfuerzos que se hicieron para simplificarlo.

En esa línea, consideró necesario apelar a otras emociones que surgen del proceso constituyente y que no han tenido la visibilidad de los sentimientos que apela el sector del rechazo.

“Esas emociones con las que nos encontramos cuando vamos a los territorios, cuando hablamos con las y los sobrevivientes de la dictadura, cuando hablamos con los que han luchado durante los últimos 30 años para terminar con el extractivismo, por una vida digna, por pensiones dignas, por salud digna, quienes han luchado por la educación pública, gratuita y de calidad, con quienes han sido parte del movimiento feminista, con quienes han aspirado en general por un Estado democrático que son la mayoría de la población, relevar esas emociones de modo tal que podamos que podamos encontrarnos con esta complejidad que enmarca la llegada de esta propuesta de proyecto constitucional que va a ser conocida y deliberada por la ciudadanía”, sostuvo.

Síguenos en