Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 29 de septiembre de 2022

Escritorio

“Es un avance en el ámbito de la inclusión” Autoridades destacan aplicación de Prueba de Invierno para acceder a la educación superior

Más de 33 mil personas se inscribieron a nivel nacional en la prueba que se rendirá en las sedes ubicadas en todas las capitales regionales.

DiarioUChile

  Lunes 4 de julio 2022 19:00 hrs. 
mineduc_pdt

Compartir en

Este lunes estudiantes de todo el territorio nacional comenzaron a rendir la primera prueba de invierno para la admisión a la educación superior. Se trata de la última versión de la Prueba de Transición (PDT), debido a que finales de 2022 comenzará a regir la nueva Prueba de Acceso a la Educación Superior (PAES), la que posibilitará predecir de mejor manera el desempeño de las personas en sus carreras universitarias.

Para dar cuenta de este proceso el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila; la subsecretaria de Educación Superior, Verónica Figueroa Huencho; la rectora de la Universidad de Chile, Rosa Devés,  y la directora del DEMRE, Leonor Varas, recorrieron las dependencias del Instituto Superior de Comercio Eduardo Frei Montalva (INSUCO), una de las tres sedes de la comuna de Santiago.

“Este es sin duda un avance en el ámbito de la inclusión y de generar más oportunidades, lo que disminuye la tensión que todas y todos sentimos cuando nos enfrentamos a este proceso”, declaró el el ministro de Educación y agregó que “la posibilidad de tener esta prueba de invierno efectivamente reduce el estrés. Además, el puntaje puede ser utilizado en más de un proceso, por lo tanto, la gran diferencia está en estas posibilidades”, declaró Ávila.

Asimismo, el titular de Educación destacó que los resultados de la prueba serán validos para 2023 y 2024, junto con manifestar que la intención del Gobierno es que este proceso no sea un situación de estrés para los y las estudiantes. El Mineduc explicó que la diferencia respecto en el proceso de admisión anterior es que el sistema centralizado consideraba bloques de puntajes y el mejor puntaje ponderado (agrupando todas las pruebas), mientras que este procedimiento permitirá a quienes participen combinar y utilizar los mejores resultados obtenidos en las pruebas de admisión que se encuentren vigentes.

De esa manera, el sistema seleccionará automáticamente el mejor puntaje obtenido en cada prueba de quienes hayan rendido Pruebas de Transición (diciembre 2021 y/o julio 2022) y PAES (noviembre 2022).

La subsecretaria de Educación Superior, Verónica Figueroa Huencho, destacó un aspecto en este nuevo proceso, que dice relación con  mayores niveles de equidad pero también más humanizado. “Desde ahora, no solo habrá más oportunidades de rendición, sino que además se podrán escoger cuáles pruebas rendir, desde una y hasta cuatro, así como combinar los mejores puntajes obtenidos en distintos momentos para poder postular con la mejor ponderación posible”.

Por su parte, la rectora de la Universidad de Chile, Rosa Devés, quien también forma parte del Comité Técnico de Acceso al Subsistema Universitario, señaló que los cambios realizados a las pruebas para el acceso a las universidades del país, han sido producto de un trabajo colaborativo entre las entidades pertinentes como Subsecretaría de Educación Superior, el Comité Técnico de Acceso, el DEMRE y fundamentado en el trabajo de expertos.

La rectora expuso que su casa de estudios ha acompañado este proceso por muchos años realizando investigación y todos los estudios y desarrollos técnicos que se requieren para avanzar a un sistema de admisión de mayor calidad y equidad. “Es importante entender que para poder hacer esos cambios pro equidad y justicia y un sistema de admisión mas equitativo se quiere de muchos. Este proceso es un ejemplo de cómo podemos cooperar, colaborar y ponernos de acuerdo para tener una institucionalidad robusta y desarrollos en pro de los y las jóvenes”, sostuvo Devés.

Por su lado, la directora del DEMRE de la Universidad de Chile, Leonor Varas, destacó que los cambios a las pruebas buscan avanzar en justicia y calidad, “otorgando mayores oportunidades a las y los postulantes, como es el caso de contar con otra rendición al año, lo cual permite bajar la ansiedad y por lo tanto medir con mayor precisión, con menos interferencia, las habilidades y conocimientos que importan para la admisión universitaria”. Así, añadió que esta prueba de invierno “llegó para quedarse”, para aliviar la tensión de los postulantes y para mejorar la calidad de la admisión.

 

 

 

Síguenos en