Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 10 de agosto de 2022

Escritorio

El matiz de Boric con “los caminos” de Lagos: Mandatario sostuvo que algunos personeros de la derecha han reconocido no creer en una nueva Constitución

Boric abordó la misiva del expresidente Lagos, con la que llamó a reformar la Constitución vigente, en el caso que gane el rechazo, y la Constitución de la Convención, si se impone el apruebo. Frente lo último el Presidente extendió su disposición.

Maria Luisa Cisternas

  Martes 5 de julio 2022 15:03 hrs. 
Santiago, 16 de diciembre de 2021.
Gabriel Boric, realiza el primer cierre de campaña en la Plaza Matte de la comuna de Puente Alto.
Jonnathan Oyarzun/Aton Chile

Compartir en

Un punto de prensa extraoficial realizó el jefe de Estado en el palacio de La Moneda, en el cual abordó la declaración del expresidente Ricardo Lagos sobre el plebiscito de salida del 4 de septiembre. En ella, el otrora mandatario evitó definir su postura ante el referéndum. Por el contrario, sostuvo que “las dos alternativas en juego están lejos de convocar a la gran mayoría ciudadana”, de modo que dijo estar “convencido de que el desafío político relevante es encontrar la manera de abordar la continuidad del debate constitucional, hasta alcanzar un texto capaz de concitar un alto grado de aceptación ciudadana”. 

“Lo que señala el expresidente, por cierto muy respetable dada su trayectoria, son dos escenarios que para mí son bastante claros”, partió afirmando Boric. “En uno, en donde de aprobarse la Constitución, hay que hacerle mejoras, como lo señaló ayer la presidenta de la Convención Constitucional, como lo señaló Gaspar Domínguez también, yo mismo como Presidente de la República estoy de acuerdo con que hay que tener esa disposición y en la otra opción, en la que gane el rechazo, hay que depender del veto histórico que ha tenido la derecha en los últimos 30 años para hacer reformas sustantivas a la Constitución”, sostuvo al respecto.

“Es el pueblo el que tendrá que decidir. Yo siempre he dicho, ambas opciones son legitimas. Nuestro rol como Gobierno es que los chilenos y chilenas voten informados y para eso estaremos contribuyendo en la distribución el texto y ojalá haya un debate en la altura de miras”, afirmó.

Junto a ello, reiteró que “en un caso, habrá que depender del veto histórico que ha ejercido la derecha en donde ya algunos parlamentarios y algunos de sus dirigentes decían que ellos no creen en una nueva Constitución y en el otro se podrán hacer reformas que mejoran el texto como y he visto en la disposición de la mayoría de los actores políticos“.

Dicho eso, el jefe de Estado indicó que “el Presidente Lagos tiene todo el derecho a entregar la postura que él estime conveniente”.

El suspenso de Lagos y sus claves para reformar

En su comunicado, el expresidente Ricardo Lagos expuso la que a su juicio es la ruta para discurrir el proceso constituyente, tanto en la eventualidad de que se imponga el apruebo, como el rechazo. “Si gana el apruebo, se debe abrir el debate para incorporar mejoras en el texto. Si gana el rechazo, lo logrado por la Asamblea Constituyente no podrá dejarse de lado”, afirmó. 

“En caso de que gane el rechazo habría que rebajar el quórum para reformas constitucionales; eliminar las leyes orgánicas constitucionales y de quórum calificado y suprimir el control preventivo de oficio y del Tribunal Constitucional; poner término a los vestigios de Estado subsidiario que permanecen en la Carta Fundamental actual y consagrar el Estado social y democrático de derechos; incorporar derechos económicos y sociales, siguiendo sustancialmente la propuesta de la Convención; asegurar la igualdad entre el hombre y la mujer; reconocer a los pueblos originarios, respetando y valorando sus tradiciones, idioma y cosmovisión y reconociéndoles un ámbito de razonable autonomía”, indicó.

“Habrá también que seguir muy de cerca las propuestas de la Convención en materia de protección de la naturaleza y el medio ambiente. Debiéramos también, como ha hecho la Convención, reconocer los derechos de las minorías sexuales; de los adultos mayores; de las personas con discapacidad y de los niños, niñas y adolescentes”, añadió.

En tanto, en caso que gane el apruebo “habría que devolver el nombre del Poder Judicial equivalente a los otros dos poderes Legislativo y Ejecutivo a sus temas 3 de administración de justicia y cambiar la integración y las facultades del Consejo de la Justicia; eliminar la iniciativa parlamentaria en las leyes de concurrencia presidencial; reformar el sistema político regulando a los partidos y sentando las bases del sistema electoral; revisar a fondo el rol del Presidente de la República y del llamado bicameralismo asimétrico; corregir el diseño del Estado Regional, especialmente en fuentes de financiamiento y autonomía presupuestaria y revisar el exceso de organismos autónomos a nivel constitucional, que perfectamente pueden ser regulados a nivel legal”, consideró.

Además sostuvo que “las constituciones necesitan de general aceptación y a sus reglas acudimos para salvar nuestras diferencias. Una constitución no puede ser partisana. Sólo así, discutiendo dentro de la Constitución y no acerca de ella, los países cambian en el marco de una razonable estabilidad”.

Síguenos en