Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 29 de septiembre de 2022

Escritorio

Carlos Montes: “El sueño de la casa propia es una aspiración que se respeta”

El ministro de Vivienda detalló el Plan de Emergencia Habitacional e informó que un comité interministerial está implementando las conversaciones con las FF.AA. y además, habrá compra de terrenos que han sido propuestos por los comités de viviendas.

Diario Uchile

  Miércoles 6 de julio 2022 10:59 hrs. 
Carlos-Montes

Compartir en

“Los sectores de más bajos ingresos aspiran a la casa propia porque es patrimonio para su vejez, para sus hijos y eso sigue igual y de las 260 mil soluciones habitacionales que estamos proponiendo solo 20 mil son arriendos (…) la propiedad sigue siendo una aspiración muy fuerte en los hogares y tenemos que respetar y lo que quiero decir que la campaña que se ha hecho es falsa”. Así lo señaló el ministro de Vivienda y Urbanismo, Carlos Montes,  quien desmintió la campaña orquestada por algunos sectores en relación a que ya no estaría en perspectiva del gobierno el sueño de la casa propia.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el secretario de Estado detalló el Plan de Emergencia Habitacional que dio a conocer el gobierno para abordar el déficit habitacional y que apunta a recuperar el rol de Estado en la planificación y gestión habitacional y entregar 260 mil viviendas en el período de gobierno.

Montes indicó que el sentido que tiene este plan es asumir que hay una situación urgente a la que hay que dar respuesta, ordenar la acción pública y convocar a muchos actores y hacerlo entre todos porque es “un tema de sociedad, porque se nos generó una gran emergencia que tenemos que asumirla con mucha seriedad y con todo el despliegue que podamos”

Indicó que el plan está orientado a los sectores de más bajos ingresos que no han tenido acceso a la vivienda, al 40% más vulnerables del Registro Social de Hogares y a los sectores de medios y bajos ingreso.

Detalló que hay distintas formas de acceder y que es una de las características que tiene este plan para recoger y que consideran necesidades distintas y las particularidades regionales.

Una de las formas es a través del Fondo Solidario para la Vivienda, que seguirá siendo un mecanismo al que acceden los comités de vivienda de manera colectiva y también de manera individual. El requisito es no haber recibido nunca antes subsidio del Estado, tener un determinado ahorro que es bastante bajo, pero que ha ido subiendo por el propio interés de los comité para tener más puntajes.

Por otro lado está el Programa de Integración Social que es para sectores de bajos ingresos y para sectores medios. Además, está el  programa de Habitabilidad Rural para la familia que viven en zonas rurales que es un programa que no está funcionando adecuadamente, pero lo estamos reformulando, dijo el ministro, de tal manera de construir viviendas en el campo para ello son claves las cooperativas.

Otro de los programas son los de auto-construcción, donde hay mucha demanda en regiones como Tarapacá y Valparaíso. “Esto es para todas las personas que no hayan tenido subsidio o aportes del Estado y que estén necesitados de vivienda y hay diferentes caminos para hacerlo”, explicó.

Montes afirmó que también existe un programa de construcción de sistemas directos a través de los Serviu; programa de pequeños condominios que es un pequeño sitio donde una casa se transforma en un modelo atractivo y las viviendas municipales, que es algo nuevo, donde los municipios tienen y donde podrán disponer de casas a partir de las propias realidades con políticas sociales locales y con la ordenanza municipal para tener una gestión adecuada.

Otra de las alternativas para acceder a la casa propia será a través de programas con la empresa y los trabajadores, donde la empresa pone un terreno y el Estado los subsidios para llevar adelante el proyecto.

“Tenemos también la vivienda orientada a las familias que están en campamentos que se trata de 300 campamentos que están en condiciones de ser erradicados (…) tenemos un  programa para urbanizar o incorporar viviendas, porque en algunos casos hay campamentos más antiguos y tienen viviendas consolidadas. Todo esto suma 260.000 en cuatro años”, precisó Montes.

Respecto de los terrenos, el secretario de Estado indicó que en la búsqueda se debe considerar la instalación de salas cunas y jardín infantil, centros de salud y alguna solución de transporte público según las distintas realidades y para ello se están coordinando con distintos ministerios. “El plan se requieren 3 mil 519 hectáreas. Tenemos en este momento mil 700 ha donde están desarrollando proyectos en distintas etapas y tenemos 608 hectáreas que se están estudiando debido a distintos problemas jurídicos. Tenemos un déficit de mil 211 hectáreas y tenemos un trabajo con distintas empresas públicas, muchas de ellas tienen suelos, no las ocupan, como en Ferrocarriles, donde están botados y han generado problemas a lo largo de Chile, Codelco también. Y dentro de estas, las FFAA tienen harto suelo y esperamos que contribuyan con esto también”, dijo el ministro en conversación con los periodistas Juanita Rojas y Claudio Medrano.

En este sentido, afirmó que un comité interministerial está implementando las conversaciones con las FF.AA. y además, habrá compra de terrenos que han sido propuestos por los comités de viviendas y de algunos edificios que ya están construidos o proyectos avanzados.

“Esto va a ser bastante flexible. Esto es nuevo en el sentido que durante muchos años el Estado no ha sido un factor o un sujeto del mercado del suelo y esperamos que todo lo que sea transferencia del Estado sea gratuito, o que haya otras maneras que no sean que no sea con costo a la vivienda” puntualizó Carlos Montes.

Respecto del aumento de la demanda por estos bienes, Montes afirmó que la estrategia es que el “ministerio junto a otras carteras, responda con un conjunto de viviendas a las necesidades y el sufrimiento concreto de familia y a su vez volver a legitimar un camino institucional para acceder a la vivienda y no esperar 10 o 15 años como ocurre  hoy día”

Indicó que el problema principal del déficit habitacional está radicado “en Santiago, Valparaíso y Concepción, las ciudades más grandes donde las políticas orientadas a los sectores de más bajos ingresos no funcionaron, porque la especulación de suelo no lo permitió y hay que poner un tremendo esfuerzo para contener el crecimiento”

Añadió que en el caso de los campamentos y las últimas tomas “tienen mucha presencia de migrantes y migrantes que llegan directamente de la frontera a ocupar terrenos y aquí operan traficantes de suelo que le venden terrenos con papeles, con precios de entre 1 millón y hasta 7 millones, y es una suerte de fraude hecho por otros migrantes y también a otros chilenos que están cayendo en la trampa y hemos pedido que se tomen  acciones legales frente a esto”.

Síguenos en