Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 12 de agosto de 2022

Escritorio

Proyecto de ley Infraestructura crítica contará con voto dividido del oficialismo en la Cámara

La iniciativa sería votada en la Cámara de diputadas y diputados la próxima semana y hay sectores de oposición y de gobierno que lo ven como alternativa al Estado de Excepción.

Osciel Moya Plaza

  Miércoles 6 de julio 2022 14:55 hrs. 
sala camara

Compartir en

Tras la aprobación en el Senado del proyecto de ley de Infraestructura Crítica, se espera que en la Cámara de Diputadas y Diputados el trámite no sea tan expedito y cuente con el apoyo dividido del oficialismo. Así lo estima el legislador de Acción Humanista, Tomás Hirsh, quien afirmó que votará en contra de la iniciativa que fue aprobado en el Senado y que se espera que sea discutido en la Cámara la próxima semana.

La iniciativa que permite el resguardo de establecimientos de importancia social o pública por parte de las Fuerzas Armadas, fue aprobado por 37 votos a favor, uno en contra, de la senadora Fabiola Campillai y tres abstenciones, de los senadores Juan Ignacio Latorre, Daniel Núñez y Claudia Pascual.

El proyecto que entrega al Presidente de la República la facultad de “disponer, mediante decreto supremo fundado, suscrito por los Ministros del Interior y Seguridad Pública, y de Defensa Nacional, que las Fuerzas Armadas se hagan cargo de la protección de la infraestructura crítica del país cuando exista peligro grave o inminente a su respecto”

Además, la iniciativa entiende por infraestructura crítica, el conjunto de instalaciones, sistemas o servicios esenciales y de utilidad pública, así como aquellos cuya afectación cause un grave daño a la salud o al abastecimiento de la población, a la actividad económica, al medioambiente o a la seguridad del país.

Hirsh afirmó que siempre ha considerado que es un “tremendo error darle facultades a los militares para actividades que le corresponde realizar a las policías, tanto a carabineros como a la PDI. Creo que es muy grave normalizar acciones de este tipo por parte de las FF.AA que están preparadas para otro tipo de acciones y no para interactuar eventualmente contra civiles”.

Añadió que por ello, no le parece adecuado que estén las fuerzas armadas desplegadas en la Araucanía. “Entiendo la situación que hay, los problemas que hay,  pero insisto, son las policías las que deben tener todos los elementos necesarios. Por lo mismo, el proyecto de infraestructura crítica lo voy a votar en contra cuando llegue a la sala de la Cámara de Diputados. Creo que no es el instrumento adecuado, creo que de una vez por todas debemos entender que en Chile no podemos clarificar y perseguir la delincuencia, el narcotráfico o el cuidado del orden público a través de las fuerzas armadas, cuyo rol  es completamente diferente”.

El legislador reconoció que el proyecto tendrá una votación dividida en la cámara, a diferencia de lo que pasó en el senado que logró amplio apoyo. “No me cabe duda que la derecha completa va a apoyar y lo más probable es que haya algunos diputados y diputadas de las coaliciones que apoyan el gobierno que están de acuerdo y así lo ha manifestado que van a respaldar y otros que no creemos que esta sea la solución, que entendemos el problema, pero eso no significa que esto nos parezca la respuesta más adecuada, así que vamos a rechazar”.

Sobre el tema, la ministra del Interior, Izkia Siches, se limitó a señalar que están analizando el proyecto con Segpres y Defensa “las capacidades y ver si eventualmente podría ser utilizado o no”.

Para el diputado RN, Miguel Mellado, esta es una salida política para el gobierno ante muchos clamores de no seguir apoyando la renovación de los Estados de Excepción, por lo que considera que habrá una amplia mayoría para apoyar el proyecto de infraestructura crítica.

En tanto, el diputado independiente Carlos Bianchi anunció su respaldo al proyecto. “Me parece que es necesario que exista una alternativa a lo que es un Estado de excepción, porque lo que tiene que ver con infraestructura crítica dice relación con aplicar efectivamente el resguardo en todos aquellos lugares y áreas donde exista un riesgo, en los casos de alimentos, de electricidad, de agua potable, de carreteras y la única diferencia con el Estado de excepción es que no se restringen las libertades de las personas. Por lo tanto, estoy por aprobar esta propuesta y efectivamente la renovación del estado de excepción ya no tiene viabilidad ni en la cámara, ni en el senado”.

Síguenos en