Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 17 de agosto de 2022

Escritorio

Ministro Esteban Valenzuela: “Con la seguridad alimentaria estratégica de nuestras comunidades no se juega”

“Cuando vengan estos loteos, llamados parcelaciones, vamos a exigir a todos estos organismos que se pronuncien si cumplen con las normativas”, señaló la autoridad frente a la decisión de cuidar los terrenos destinados a la seguridad alimentaria.

Diario Uchile

  Miércoles 20 de julio 2022 11:30 hrs. 
avelenzuela

Compartir en

“Con la seguridad alimentaria estratégica de nuestras comunidades no se juega”, respondió el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, a las críticas que surgieron desde distintos sectores a la preocupación de la cartera por el alza de proyectos inmobiliarios en zonas rurales y que generan graves daños a los terrenos agrícolas y a la ecología.

Desde el  Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) se puso restricción a los loteos de terrenos ya que ven con preocupación que en los últimos años hay un aumento exponencial de solicitudes de subdivisión de predios agrícolas, según expresó la jefa de División de Recursos Naturales Renovables del SAG, Aurora Espinoza. Agregó que “es así como, en el año 2019 teníamos en promedio 10 mil solicitudes y hemos subido, al año 2021, a 19 mil, un 90% de incremento. Además, estamos proyectando para el 2022 llegar a 20 mil solicitudes. Esto significa un fraccionamiento del territorio agrícola generándose una innumerable cantidad de lotes”.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el ministro Esteban Valenzuela, explicó que en todo el mundo los Ministerios de Agricultura se preocupan por los suelos de excelencia agrícola, destinados a la  agricultura y actividades silvoagropecuaria y ganadera que ayudan a la seguridad alimentaria de largo plazo. Indicó que en el caso de nuestro país, “tenemos terrenos rústicos que se llaman, con suelos de mala calidad, en colinas costeras, en montañas donde se permiten. Pero son loteos que tienen caminos, conservación del bosque natural, espacios comunes donde se pagan impuestos a los municipios para que  recoja la basura. No es esta manera bastante irregular y se creó en dictadura en los años 80, con la parcelación con un mero  mapa que indica cada 5 mil metros y no se exige nada”.

Por otro lado, explicó que están las leyes de Desarrollo Urbano, el Pladeco con ordenamiento territorial municipal y regional, está la Ley de Bosque Nativo y la Conaf, que es otro organismo dependiente del Ministerio de Agricultura (Minagri) y que tiene que velar que cuando hay bosque nativo, por lo que debe existir  un plan de manejo.

“Lo que vamos a hacer es que cuando vengan estos loteos, llamados parcelaciones, vamos a exigir a todos estos organismos que se pronuncien si cumplen con las normativas que corresponden a cada uno de esos ministerios. Si lo cumplen tenemos que aprobarlo, contra nuestra idea, pero a su vez hay un grupo del ministerio y con iniciativa parlamentaria, que apunta a que exista una legislación que algunos quieren elevarlo a 5 hectáreas. Yo creo eso puede asegurar que mantiene una  escala para la producción agrícola significativa, pero no resuelve lo de ordenar condominios rústicos,  conservando el bosque nativo, con servicios,  con calles,  con cierres para evitar que los perros maten los animales de la cultura familiar campesina como está ocurriendo” dijo el ministro.

Valenzuela precisó que “eso tiene que hacerse también en paralelo y que ese tipo de predios, estén fuera de los de las cinco primeras categorías de los terrenos de calidad apta para la agricultura, que es lo fundamental, para la seguridad estratégica del país”.

Frente a las críticas del senador socialista Fidel Espinoza en cuanto a que con estas restricciones el Minagri impide por decreto a un ciudadano “irse a vivir al campo”, el ministro afirmó que el legislador no debiera preocuparse porque el mercado ofrece una amplia oferta de predios.

“El proyecto pasó de 5 mil permisos hace 10 años de autorizaciones de loteos a 10 mil el 2019 y a 20 mil el año pasado que equivalen prácticamente 200 mil  lotes que están disponibles ampliamente en el mercado. Corresponde a un gobierno responsable no usar resquicios,  esto no es un resquicio,  sino que por primera vez salir de cierta omisión lesiva y contrarrestar estas autorizaciones del SAG”, precisó.

Valenzuela agregó que “estamos con la Conaf que ha tenido que inspeccionar incluso un loteo de sinvergüenzas que incluya partes de un Parque Nacional, otros se han metido hasta el borde de inicio de  la cuenca en Curarrehue, en la Región de la Araucanía. Nos estamos poniendo con responsabilidad y cumpliendo con la normativa. Eso es lo que estamos haciendo y esperando que los opositores se animen a articular alternativas,  porque con la seguridad alimentaria estratégica de nuestras comunidades no se juega”, insistió.

El secretario de Estado recordó que en dictadura, se autorizó parcelar por 5 mil metros en cualquier parte y el SAG actúa como un simple geomensor y que fue hecho con la lógica neoliberal y sin regulación. Sin embargo, hay territorios que se han protegido con caminos y accesos a las playas o lagos, para el resto de las comunidades y donde en muchos lugares, se establecieron los predios agrícolas sin posibilidad de subdivisión, pero que esto se logró en democracia.

Por otro lado, se refirió a la condición climática que ha afectado a gran parte del territorio en los últimos días. Al respecto indicó que desde que el gobierno del Presidente Gabriel Boric asumió, ha estado desplegado, enfrentando la situación compleja por el alza de los fertilizantes y la sequía y por ello se decretó  emergencia agrícola por escasez hídrica a 262 municipios.

El ministro indicó que esto “nos ha permitido llegar con apoyo de INDAP con bonificación de fertilización, forraje, pequeños sistemas de agua y canalización. Esta lluvia bendita, que nos tiene incluso momentáneamente con superávit, no sólo en el centro sur también en el centro norte, es maravilloso para Coquimbo, Petorca Aconcagua, pero ha generado en la zona cordillerana que unas  8 mil familias tengan dificultades y tenemos bien monitoreado y sabemos dónde están los problemas”, precisó Valenzuela.

Indicó que en gran parte del país están concurriendo con asistencia en las zonas donde más se necesita, principalmente en la cordillera. Este es el caso del Alto Bío Bío, donde hay más de mil familias, así como en Lonquimay 2 mil 500 personas y en Curarrehue, donde hay un número significativo de personas que están siendo asistidas con la ayuda necesaria.

Síguenos en