Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 8 de agosto de 2022

Escritorio

¿Y qué dicen los expertos?: La alternativa que abre el debate sobre la continuación del proceso constituyente

Si bien la idea de convocar a un comité de expertos en caso de triunfar el Rechazo va tomando fuerza, especialistas señalan que el mecanismo no es ajeno a sesgos políticos. "Pensar que habría una suerte de objetividad mayor es una ilusión", dijeron.

Natalia Palma

  Miércoles 20 de julio 2022 19:54 hrs. 
Santiago, 10 de junio de 2022.
Imagenes referenciales del Boraddor de la Nueva Constitucion

Juan Eduardo Lopez/Aton Chile

Compartir en

En marco de la contienda que se ha abierto en la arena política respecto de lo que será el resultado del plebiscito del próximo 4 de septiembre, sigue siendo materia de discusión el “Plan B” sobre el mecanismo con que se continuará el proceso constituyente, de ganar el Rechazo, a la propuesta de nueva Constitución redactada por la ya disuelta Convención Constitucional.

Así, por ejemplo, partidos de Chile Vamos- conformado por la UDI, RN y Evópoli- han planteado la idea de convocar a una nueva elección para que la ciudadanía elija entre distintas opciones para redactar una nueva Carta Fundamental, ya sea mediante una nueva Convención, el Congreso Nacional o un comité de expertos, siendo esta última la que más ha venido tomando fuerza en los últimos días.

En conversación con la primera edición de Radioanálisis, la doctora en Ciencia Política y profesora del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, María Cristina Escudero, dijo que los “comités de expertos no es igual a una independencia absoluta, no pueden reemplazar una política previa. Sin perjuicio de que los expertos puedan jugar un rol muy importante, ayudando a las decisiones políticas”.

Asimismo, Escudero consideró que “si se decide por un comité de expertos sería una instancia muy poco heterogénea porque tienen un tipo de formación, pertenecen a las universidades, tienen esas visiones, que no está mal, pero no necesariamente ven todas las instancias y menos si es que en un grupo la diversidad son las visiones políticas porque hay muchas otras cosas que se tienen que plasmar en un texto constitucional”.

Por lo que señaló que “si la ciudadanía va y vota por un comité de expertos no hay muchas más vueltas que darle, yo no se lo aconsejaría porque creo que la riqueza en la discusión constitucional está en lo que pueda aportar la ciudadanía a través de la participación, de la deliberación de las distintas perspectivas”.

El abogado constitucionalista y académico de la Universidad Alberto Hurtado, Tomás Jordán, consideró que la definición de un escenario posterior ante un eventual triunfo del Rechazo responde a una “decisión política entre el presidente y el Congreso acordar la fórmula”.

En ese sentido, sostuvo que respecto a establecer un comité de expertos “me parece que, a todo evento, a estas alturas del proceso y la coyuntura, tendría que ser un grupo electo para tales fines, más que un grupo designado”.

De todos modos, resaltó que esos expertos “no son ajenos a la política, de partida en el mundo del derecho constitucional o la ciencia política enfocada en los procesos de cambios. Acá la clave va estar, si esa fuera la opción, en quiénes deciden quiénes son esos expertos y eso necesariamente va a acotar el espacio respecto de cuál es el resultado que quieres tener”.

En tanto, académica de la Universidad Andrés Bello y secretaria de la Asociación Chilena de Derecho Constitucional, Tania Busch, quien afirmó que, si bien esta alternativa “es posible” concretarse, “hay ciertos mitos o ideas en relación a la opción de integrar expertos que me parecen complejos y que habría que desmitificar”.

Y es que para Busch “los expertos y expertas forman parte de la sociedad y tienen posiciones políticas, tal como el resto de la ciudadanía. Probablemente, en otro tipo de disciplinas no sea tan evidente, pero entre las y los constitucionalistas existen posiciones políticas muy marcadas porque de hecho ese es el material con que trabajamos”.

“Pensar que habría una suerte de objetividad mayor en convocar a una comisión de expertos o que al convocarla permitiría llegar más fácilmente a acuerdos que en una Asamblea Constituyente como fue la Convención Constitucional o el Congreso o que esta comisión de expertos no tendría el carácter de política, es una ilusión”, expresó.

Síguenos en