Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 15 de agosto de 2022

Escritorio

Comprometer reformas previo al plebiscito: Gobierno y Apruebo Dignidad toman distancia de la propuesta

Para efectos de convencer a los indecisos, el senador Lagos Weber ha propuesto acordar las modificaciones a la nueva Constitución antes del 4S. Una idea que no entusiasmó del todo al Ejecutivo, desde donde dijeron estar abocados al rol informativo.

Maria Luisa Cisternas

  Lunes 25 de julio 2022 20:02 hrs. 
Santiago, 19 julio 2022.
El Presidente de la Republica, Gabriel Boric Font, junto a la ministra de Justicia, asisten a la Biblioteca Municipal de La Pintana para encabezar el lanzamiento de la Linea de Representacion Juridica de Ninos, Ninas y Adolescentes (NNA). La iniciativa busca garantizar el efectivo acceso a la justicia y debido proceso de los NNA en causas donde se busca proteger sus derechos. 
Jonnathan Oyarzun/Aton Chile

Compartir en

A seis semanas del referéndum de septiembre, figuras políticas han buscado subir la apuesta de sus sectores para afianzar el respaldo ciudadano sobre la opción de su preferencia. Así, es que desde Chile Vamos redactaron una misiva de 10 principios a garantizar en la redacción de una nueva Constitución, en la eventualidad de que se imponga el rechazo. En el caso del apruebo, personeros de Socialismo Democratico han instalado la idea de erigir un acuerdo del oficialismo para dar a conocer las reformas o modificaciones a ingresar a la propuesta de Constitución. Ello, previo al plebiscito de salida.

Así lo ha propuesto el senador del PPD, Ricardo Lagos Weber, quien en entrevista con CNN planteó que la medida dará “tranquilidad a aquellos indecisos que tienen una tendencia a aprobar, pero tienen dudas“. Es más, el legislador consideró que la fórmula concitaría el respaldo de la derecha al final y sostuvo que aquel sector del apruebo tendiente a pensar que “ el texto es perfecto, que no hay que tocarlo”, es a fin de cuentas, “un llamado al rechazo”. 

Al respecto se refirieron los representantes del oficialismo tras el Comité Político Ampliado que se desarrolla todos los lunes en el palacio de La Moneda. Es así como el presidente Gabriel Boric reafirmó su postura sobre modificar el texto de la Convención, pero descartó una intención de buscar un acuerdo preliminar al 4 de septiembre. 

“Yo veo el vaso medio lleno. Tenemos acuerdo en todos quienes apoyan al Gobierno de que es posible mejorar y por lo tanto, teniendo ese acuerdo básico que es la voluntad que yo explícito de llevar adelante un proceso de mejora, no me cabe duda de que cuando sea el tiempo, nos vamos a poner de acuerdo para llevar adelante ese proceso”, afirmó.

Recogiendo las declaraciones de la ex Presidenta Michelle Bachelet, el mandatario recalcó que el texto “es perfectible ” y aseveró que “vamos a llevar adelante ese proceso después del plebiscito”. 

Sobre la respuesta del mandatario abundó más tarde la ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo, asegurando que el Ejecutivo no censurará ninguna discusión de las bancadas parlamentarias sobre las modificaciones a ingresar a la nueva Constitución, en cuanto tiene la convicción de que el texto puede ser mejorado. Sin perjuicio de ello, indicó que la atención del Gobierno no está hoy puesta en impulsar un acuerdo previo al referéndum. 

No queremos adelantarnos a eso. Ustedes como sabrán, cada vez que tomamos definiciones políticas las van a conocer en su momento, en su debido tiempo, por ahora estamos abocados a la campaña de Voto Informado“, señaló dirigiéndose a la prensa.

Consultados por el presunto acuerdo, los presidentes de partidos dieron cuenta de que la discusión está aún en una etapa prematura dentro del oficialismo. No obstante, mostraron distintas disposiciones a la medida. Paulina Vodanovic, timonel de los socialistas, consideró necesario indagar más en la propuesta.

“El Partido Socialista no tiene una decisión tomada sobre ese punto, pero si nos parece que son temas que hay que ir conversando. Ya lo ha dicho el Presidente, el proceso constituyente está en curso, no se agota el 4 de septiembre y vamos a tener que hacer reformas muy probablemente y es un espacio que hay que ir conversando”, sostuvo.

Por su parte,  el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, consideró poco pertinente trabajar por un acuerdo previo al referéndum. “Estamos en disposición de discutir cambios pero después del apruebo porque antes es muy difícil ponerse de acuerdo, es una pérdida de tiempo”, afirmó. En esa línea reconoció que la apertura a formular cambios al texto de la Convención puede ser uno de los factores que ha incidido en el ascenso del Apruebo, pero reparó en que no es la única razón.

“Hay otros elementos como la salida a terreno masivamente del comando del Apruebo, que se nota en todas partes, en todo el país, el acto del Maipú fue extraordinario, la salida a terreno de los ministros, del Gobierno, las medidas que ha tomado el Gobierno, creo que todo eso está favoreciendo a un clima favorable al Apruebo”, comentó.

A su vez, el timonel de Revolución Democrática, Juan Ignacio Latorre, se distanció de la medida,  afirmando que la militancia está abocada a la campaña por el Apruebo. “Las propuestas que ha hecho sectores de Socialismo Democrático nos parece que son legítimas e interesantes, las podemos analizar y conversar pero creemos que el tiempo hoy día, la energía y los recursos deben estar en la campaña del apruebo”, sostuvo.

“Hemos dicho que ninguna constitución es perfecta, ninguna ha de estar escrita en piedra y por lo tanto estamos disponibles a la conversación de buena fe, pero eso implica analizar con mucha profundidad y no solo dentro de los partidos políticos porque se ve muchas veces como una discusión elitista o política legislativa muy lejana de las preocupaciones de la ciudadanía”, añadió.

En tanto, el cabecilla de Acción Humanista, Tomás Hirsch aseguró que “hoy la prioridad es seguir trabajando y desplegándonos por el Apruebo”.  “Por cierto una Constitución, y es casi de sentido común,  siempre está abierta a ser reformada, a incorporarle nuevos elementos, a modificarle cosas, pero hoy no estamos nosotros definiendo una suerte de lista de supermercado de cuáles son las tres, cuatro o seis reformas, porque evidentemente hay distintas propuestas, miradas. Queremos ir recogiendo, escuchando a distintas organizaciones culturales, étnicas, religiosas, medioambientales, feministas, etc”, señaló el legislador.

Síguenos en