Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 30 de septiembre de 2022

Escritorio

Economista Guillermo Larraín: “Una recesión a nivel mundial es probable”

“Me temo que es bastante probable porque la inflación está llegando a niveles muy altos en Estados Unidos y en Europa se está acelerando mucho”, dijo el economista quien analizó los efectos que tendrá esta situación en Chile.

Diario Uchile

  Miércoles 27 de julio 2022 12:18 hrs. 
15 de Marzo 2012/SANTIAGO

Guillermo Larrain, En Entrevista Diario Pulso.

FOTO: MAURICIO MENDEZ /AGENCIAUNO/PULSO



 Guillermo Larrain

Compartir en

El doctor en economía, académico de la de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Guillermo Larraín, afirmó que una recesión a nivel mundial es inevitable dados los niveles de inflación que está viviendo Estados Unidos, lo que genera enorme incertidumbre en la economía global.

En entrevista con Radio y Diario Universidad de Chile, Larraín analizó el escenario económico mundial y su efecto en nuestro país por los vaivenes en el tipo de cambio, el precio del dólar, la inflación y otros factores que influyen en la economía de nuestro país.

En conversación con los periodistas Juanita Rojas y Claudio Medrano, explicó que en el caso de la situación económica que afecta a Estados Unidos, se debe a que ha habido una aceleración muy fuerte de la inflación en el último año que ha repercutido en nuestro país.

“En el caso particular de Estados Unidos luego de haber tenido una tasa de interés muy baja para combatir la recesión del año 2008 y con una gran expansión monetaria, que se mantuvo durante mucho tiempo y el Banco Central Europeo recién ahora sube la tasa de interés después de 11 años, eso de alguna forma acostumbró al funcionamiento del mercado financiero porque la tasa eran muy bajas, pero el problema es que la pandemia obligó a hacer expansiones monetarias aún mayores a las que se habían implementado en años anteriores y esas situaciones monetarias han generado una aceleración de la inflación que ha sido importante” explicó el economista.

Agregó que frente a este escenario, todos los bancos centrales grandes y en particular los norteamericanos, están en un proceso de elevación de tasa por primera vez en más de una década y el problema que eso tiene es que cuando las tasas de interés suben en Estados Unidos los capitales van más intensamente hacia esos lugares y salen entre otras partes, por ejemplo Chile, y por ende, el tipo de cambio sube justamente por lo que ha pasado en el último tiempo y eso en parte fue lo que indujo a la intervención del Banco Central.

Respecto si se mantendrán o no las bajas en el tipo de cambio en el país, Larraín dijo que es muy difícil decir qué va a suceder en los próximos meses. Indicó que en el mercado cambiario se juntan muchos factores como por ejemplo razones técnicas diferenciales de tasas de interés. Explicó que si Estados Unidos sube su tasa de interés, los activos denominados en dólares se hacen más atractivos y por lo tanto fluyen capitales hacia allá y esa es una razón técnica que se puede calcular.

Otras de las razones, en lo que “Keynes llamó los espíritus animales”, dijo, tiene que ver con el hecho que los inversionistas no solo ven este diferencial de tasa, sino que ven también otras cosas y hacen apreciaciones sobre lo que les va a pasar a ellos en el futuro con los dineros que administran.

Larraín acotó que hay inversionistas que no son personas naturales, son bancos, compañía de seguros, fondos de pensiones, fondos de inversión que están administrando dineros a terceras personas y por lo tanto, están mirando hacia el futuro y el problema es que en la prospección hay incertidumbres grandes.

En este escenario está la situación general como la guerra de Rusia – Ucrania y sus efectos, como el corte del suministro de gas a Europa y el impacto inflacionario que eso implica. “Qué pasa con la inflación en los países, cómo va a funcionar una economía que de la noche a la mañana se queda sin un insumo tan importante como el gas, es una incertidumbre muy grande. Por otro lado, además eso nos va a afectar porque nosotros no producimos gas y hay que comprar en el mundo, por lo tanto el precio del gas sube también, pero afectan otras cosas y eso tiene que ver con nuestro proceso constituyente que está poniendo en discusión ciertas reglas del juego que también, respecto de lo que fue el pasado, cambian y esos cambios son fuente de incertidumbre también. Esas dos cosas hace que sea muy difícil poder decir exactamente qué es lo que va pasar con el dólar en los próximos meses”, aclaró el economista.

Otro de los aspectos que abordó en la entrevista fue la incidencia del precio del cobre, en el contexto de lo que ocurra en la economía de China. Al respecto, señaló que esas son parte también de las incertidumbres que se están desarrollando.

“Uno de los problemas que tiene la situación económica actual es que muy rápidamente y muy acelerado con la crisis rusa, se está reconfigurando una cierta geopolítica mundial que había estado estable durante 30 años desde la caída del Muro de Berlín y esa reconfiguración geopolítica mundial tiene que ver en parte, con que los norteamericanos se dieron cuenta que había una especie de robo industrial de propiedad industrial masiva por parte de China respecto de su gran desarrollo industrial que es indudable, pero buena parte tiene que ver con que hubo una transferencia no pagada de ideas de tecnología de los países desarrollados de Europa y Estados Unidos hacia China. Eso se está poniendo en duda hoy en día”, señaló Larraín.

En este sentido, hizo hincapié en que geopolíticamente China es mucho más segura de sí misma en su rol y está empezando a operar con mayor atención su posición estratégica respecto de Taiwán, además de ser uno de los pocos países grandes que le ha dado su apoyo Rusia y eso también afecta a la forma cómo va a fluir el comercio, cómo las empresas que se habían de localizado en Asia, hoy están repensando ese proceso de reafirmación de inversiones por acciones geopolítica y mucho más estratégico de lo que es que antes.

El economista indicó que otro de los aspectos que resaltan, es que el crecimiento de China fue inducido por una deuda generada desde el Estado y hay un unos bancos que han empezado a no pagar sus deudas en los últimos dos o tres meses. Entonces, Larraín se pregunta si “el Banco Central Chino va a ser capaz de contener una crisis financiera grande como uno diría que está en ciernes ahí. Si lo hacen, bien. Pero si no lo hacen, efectivamente va a haber un problema grande y eso va a afectar y podría haber una crisis en China y afectará el precio del cobre porque China es el principal comprador de cobre, en particular para la construcción. Entonces ahí hay un espacio de incertidumbre bastante grande. Esos son elementos a mirar con mucha atención”

Dado este escenario, qué tan cerca estamos de una recesión mundial y cuánto podría durar, fue una de las consultas que se hizo al economista de la Universidad de Chile. Sobre el particular, Larraín indicó que “me temo que es bastante probable porque la inflación está llegando a niveles muy altos en Estados Unidos, en Europa se está acelerando mucho. Es una recesión que tiene distintos componentes y es muy compleja porque hay dos tipos de fuente de inflación: Una la tradicional, que tiene que ver con que la demanda está disparada por alguna razón y eso hace que los precios suban. En el caso chileno por ejemplo, además de las expansiones monetarias para combatir la pandemia, están los retiros de fondos de pensiones. Esas  dos cosas están tironeando la demanda, por lo tanto son presiones monetarias inflacionarias”.

Síguenos en