Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de noviembre de 2022

Escritorio

Natalia Caniguan: “Hay que sacar el tema indígena del Ministerio del Interior”

La investigadora del Centro de Estudios Interculturales e Indígenas abordó la radicalización de algunos grupos en La Araucanía: "Siguen con la reivindicación porque en realidad están viendo que no está pasando nada".

Joana Carvalho

  Lunes 1 de agosto 2022 20:09 hrs. 
Militares covid-19

Compartir en

A raíz del anuncio de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) Radio y Diario Universidad de Chile conversó con la investigadora del Centro de Estudios Interculturales e Indígenas, Natalia Caniguan, quien consideró que el comunicado enviado por la organización es la reivindicación del discurso que tienen desde la década de los 90, ante un gobierno que ha mantenido la misma postura que las administraciones anteriores.

El pasado sábado la CAM junto a la comunidad María Cayulleo difundió un comunicado en el que declararon que iniciarán un “proceso de recuperación territorial” de siete fundos pertenecientes a empresas forestales de la comuna de Angol, Región de La Araucanía.

La acción fue informada horas después de la prórroga del Estado de Excepción Constitucional en la Macrozona Sur y luego que el Gobierno decidiera ampliar una de las querellas por Ley de Seguridad del Estado contra el líder de la CAM, Héctor Llaitul.

La también ex directora de el Instituto de Estudios Indígenas de la Universidad de la Frontera, Natalia Caniguan, señaló que las declaraciones de la CAM respecto a la restitución de tierras tiene que ver con demostrar que siguen en contra a las empresas forestales y el sistema capitalista, por lo que continuarán con el sabotaje hacia el modelo económico imperante.

“Es una forma de seguir diciendo que están presentes y siguen con su reivindicación. En ese sentido, creo que siguen con la reivindicación porque en realidad están viendo que no esta pasando nada. Es decir, ven que no hay un gobierno que se esté haciendo cargo, que este dialogando o haga lo que diga que iba hacer”, expuso.

La antropóloga explicó que es la forma de la CAM de decir que el gobierno de Gabriel Boric sigue con la misma postura de las autoridades pasadas y es la manera en que manifiestan que nada ha cambiado. Además, indicó que tiene que ver con la espera de una respuesta que no sea solo la represión. “No es en el sentido de ‘te vamos a dar esto o lo otro’, sino que esperar si vamos a ver una respuesta política desde el Estado para hacer frente al tema mapuche”, destacó.

Postura del Gobierno a la nueva escalada del conflicto

La ministra del Interior, Izkia Siches, aclaró que desde el Gobierno reconocen que la CAM no es representativa del pueblo mapuche y aseguró que ante los llamados que incentivan la violencia no habrá impunidad. Además, manifestó que si la toma de los territorios se concreta procederán a su desalojo. “Vamos a enfrentar aquellas usurpaciones y hacer que la fuerza del Estado se haga presente”, declaró.

Por su lado, la ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo, afirmó que siempre han incentivado el diálogo y buscado proactivamente los espacios para generar las condiciones necesarias para proporcionarlo, por lo que lamentó que la organización liderada por Llaitul no haya querido “avanzar por ese camino”.

“Ha insistido no solamente propiciar sino que adjudicarse hechos constitutivos de delitos. Razón por la cual tuvimos que ampliar una querella para que el Ministerio Público actúe”, destacó la vocera.

Además, señaló que ahora el Ministerio Público deberá actuar ya que cuenta con todas las herramientas para ampliar sus acciones y sostuvo que desde el Gobierno necesitan que “se utilice la legislación y el estado de derecho para evitar que se sigan cometiendo hechos constitutivos de delito que generan violencia y una sensación de inseguridad en la zona”.

Al respecto, Natalia Caniguan  reconoció que de parte del Gobierno hubo un acercamiento para iniciar el diálogo y éste fue rechazado por la CAM. Sin embargo, mencionó que las autoridades no han asegurado garantías mínimas para que se inicie ese diálogo. “Algo que puede hacer este Gobierno es terminar con los estados de excepción. Es una señal visible, concreta y necesaria”, enfatizó.

La investigadora expuso que para avanzar en miras de la resolución del conflicto en La Araucanía lo fundamental, además de acabar con la militarización, es que la política indígena deje de estar alojada en el Ministerio de Interior, es decir  que deje de estar mediada por la entidad que se encarga de la seguridad del Estado.

“Hay que sacar el tema indígena de ahí, pero darle un estatus político creando alguna figura que se haga cargo del tema como tal”, afirmó y agregó que “mientras siga alojado en en un ministerio en donde es un tema más, la verdad es que no tendrá la respuesta política que se necesita”.

En esa misma línea, Caniguan sostuvo que esta nueva autoridad, sea delegado o el título que sea, debiera crearse bajo la Presidencia para asumir el tema mapuche desde la política. Igualmente, señaló que en el caso de que llegara a existir la figura sugerida, la persona que asuma el cargo deberá tener capacidad resolutiva y de negociación, así como ser capaz de mediar el diálogo con la comunidad mapuche, las empresas forestales, el sector político y con todos los actores pertinentes.

 

Síguenos en