Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 12 de agosto de 2022

Escritorio

Sergio Micco: “Si no tienes una cultura de los deberes, los derechos humanos pueden quedar en una gran declaración constitucional”

El ex director del INDH se mostró partidario de reevaluar la institucionalidad de la Defensoría del Pueblo en la nueva constitución y cuestionó el rol del presidente Boric en la campaña electoral. "Esto le va a jugar en contra al Gobierno", dijo.

Natalia Palma

  Martes 2 de agosto 2022 16:49 hrs. 
Santiago 30 de agosto 2021
El Instituto Nacional de Derechos Humanos encabezado por su presidente Sergio Micco realiza punto de prensa tras  reunirse con la Mesa directiva de la Convension Costitucional
Javier Salvo/Aton Chile

Compartir en

Tras lo que fue una cuestionada gestión en el Instituto Nacional de Derechos Humanos, el 12 de julio Sergio Micco renunció a la dirección del organismo tras perder la confianza del Consejo.

Fueron los consejeros Constanza Valdés, Consuelo Contreras, Yerko Ljubetic, Francisco Ugás y Lieta Vivaldi- con el respaldo de Fernando Pairicán- quienes le solicitaron su dimisión en la sesión ordinaria del 11 de julio, a solo días de finalizar oficialmente su mandato, fijado para el 29 de ese mes.

Sin embargo, lejos de las controversias que provocó su liderazgo en la entidad, Sergio Micco ha sido crítico respecto de algunos contenidos del proyecto de nueva constitución y manifestó su preocupación que esta podría significar para la protección de los derechos humanos.

En conversación con Radio Universidad de Chile, el ex director del INDH destacó tres grandes aportes de la propuesta escrita por la Convención, relativas al principio de igualdad, la elevación a rango constitucional de los tratados internacionales en materia de derechos humanos y el catálogo de derechos económicos, sociales y culturales.

Sin embargo, cuestionó una falta de deberes ciudadanos en el nuevo texto. En ese sentido, apuntó que “si no tienes una cultura de los deberes, los derechos humanos pueden quedar simplemente en una gran declaración constitucional. El deber de todos los seres, de todos los habitantes de Chile es respetar los derechos humanos del resto, pero si tomas la constitución y pones ‘control +f’ en el PDF, te vas a encontrar con que la palabra ‘deber’ aparece solo una vez y, además, dice relación no con los seres humanos, animales racionales, sino con la naturaleza”, en referencia al artículo 128 de la propuesta.

“Chile es una República democrática, pero qué pasa si te invade un ejército extranjero y los chilenos y chilenas no están dispuestos a cumplir con su deber de resistencia; qué pasa si hay un tirano o una tirana en Chile y los chilenos y chilenas no están dispuestos a enfrentarse a esa tiranía ¿En qué queda el derecho a vivir en una República democrática?”, ejemplificó.

Asimismo, apuntó que “se ha dicho que la Convención copió la constitución boliviana. Lamentablemente, en este aspecto no lo hizo porque si mal lo recuerdo en el artículo 108 hay 16 deberes que se establecen, la constitución alemana (…) Eso a mí me preocupa muchísimo porque estamos creando una expectativa de que con una nueva constitución van a realizarse plenamente los derechos humanos y por esta razón, te diría del orden de lo cultural, esto no va a resultar”.

“En el INDH sabemos muy bien y la historia de Chile y de Latinoamérica lo demuestra, que con una mano los Estados garantizan derechos humanos, pero con la otra mano pueden violarlos. Así, todo el movimiento progresista pre dictaduras militares argentina, chilena y uruguaya hicieron un enorme esfuerzo. Estoy pensando en Chile de la Unidad Popular, en el Partido Radical, la Democracia Cristiana de crear un gran Estado para garantizar derechos, pero ese tremendo Estado después fue utilizado para violar los derechos humanos”, expresó.

Micco también manifestó su preocupación sobre la institucionalidad de los DD.HH. en la nueva constitución y destacó que “entre más organismos de derechos humanos llamados a hacer efectivo el catálogo constitucional, peor porque los debilita. Duplica funciones, funcionarios, recursos y un o una defensora de los derechos humanos que cubra los derechos de la mujer, de la tercera edad, de los pueblos originarios, de los migrantes es una figura extraordinariamente poderosa, este proyecto no lo establece”.

El director nacional del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Sergio Micco, sostuvo que "el Estado de Chile ha hecho cosas, pero éstas son dolorosamente insuficientes". Foto: Radio Universidad de Chile.

El ex director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Sergio Micco.

En ese sentido, manifestó los reparos del Consejo sobre la Defensoría del Pueblo como continuador del INDH sobre el hecho de que sea un organismo unipersonal y no colegiado. “Los derechos humanos en Chile lamentablemente son motivo de controversia, división muy fuerte. Por lo tanto, si queremos que los derechos humanos y la institucionalidad sea vista como de todos y todas, el Consejo del INDH consideró por unanimidad que sea un órgano colegiado, de tal manera que haya distintas culturas políticas, orientaciones filosóficas, creencias religiosas. Hoy día es unipersonal y, por lo tanto, el pluralismo está cuestionado”, dijo.

Sobre esto último, se mostró, además, contrario del mecanismo de elección de la figura de defensor del pueblo, quien de acuerdo a la nueva constitución será designado por la mayoría de quienes integren el Congreso de Diputadas y Diputados y la Cámara de las Regiones. Hecho que a juicio del INDH- según Micco- podría ser más susceptible “de ser cooptado, en una cultura y en una tradición constitucional que más bien ha hecho opción por organismos colegiados, como el Consejo de la Transparencia, Banco Central, Consejo de Defensa del Estado”.

“Acá ocurrió algo que fue malo para la Convención. El resultado electoral no fue representativo de Chile, quedaron importantes sectores, la ex Concertación, la derecha muy minusvalorado en la Convención. Con los 2/3 qué es lo que tenían que hacer los constituyentes, ponerse de acuerdo y quiénes se pusieron de acuerdo, gente de movimientos sociales monotemáticos, que son bastante radicales en sus demandas, fuerzas de izquierda. Entonces, hoy día tenemos un proyecto constitucional que representa un sector del país”, comentó.

Plebiscito de salida y rol del Gobierno

Por otra parte, el ex director del INDH valoró la apertura del presidente Gabriel Boric sobre avanzar en modificaciones a la nueva constitución, de ganar el Apruebo. “Me gustaría que volviera en un nuevo proceso constituyente a revisar lo que dice en relación con la constitucionalización de los deberes, obligaciones, cargas públicas y, por otra parte, pediría con toda humildad que la nueva Defensoría del Pueblo el organismo sea colegiado y que la forma de designarlo involucre a distintos actores y con altos quorum”.

Sin embargo, lanzó sus dardos sobre la postura del Mandatario respecto del plebiscito de salida, señalando que “en el siglo XIX el intervencionismo electoral era espantoso y por eso nuestra tradición constitucional llegamos a la conclusión de que no era buena la reelección de los presidentes y hoy día se establece. Me temo mucho que crecientemente la ciudadanía, yo entre ellos, vamos a hacer la siguiente reflexión. Esta cantidad, no digo de recursos económicos, ni siquiera cuestiono que un ministro que tenga una orientación política diga Apruebo, pero toda la energía ponerla en esto cuando tenemos problemas tan graves en el norte, en el sur, creo que esto le va a jugar en contra al Gobierno y a una tradición democrática chilena de prescindencia, porque volver a lo del siglo XIX sería un desastre”.

Síguenos en