Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 30 de noviembre de 2022

Escritorio

Otra vez el Consorcio Merken: Sindicatos de manipuladoras de alimentos inician paro nacional por incumplimientos laborales

En la Confederación General de Trabajadores Públicos y Privados acusaron que 400.000 niños en el país no están recibiendo alimentación en los establecimientos educacionales y que a las trabajadoras no les entregan implementos para sus funciones.

Diario UChile

  Viernes 5 de agosto 2022 11:19 hrs. 
alimentacion junaeb

Compartir en

Esta semana un total de seis sindicatos de trabajadores de manipuladores de alimentos iniciaron un paro nacional, acusando un nuevo capítulo de incumplimientos por parte del conglomerado de capitales uruguayo Delibest -dueños del Consorcio Merkén- el cual se dedica a entregar alimentos a estudiantes, mediante el Programa de Alimentación Escolar y de Párvulos (PAE-PAP) de la Junaeb.

Dicha empresa ha sido cuestionada en diversas ocasiones por prácticas antisindicales y por el deficiente manejo de los alimentos, hecho por los cuales ha sido cuestionada su licitación por parte del Estado.

El presidente de la Confederación de General de Trabajadores Públicos y Privados, José Ortiz, detalló que la movilización se debe principalmente al incumplimiento del Consorcio Merkén -que reúne a las empresas Fedir Chile, Merkén, Saludable Spa y Alimentos Internacionales S.A y que entregan servicios en casi todas las regiones del país- “de las bases de licitación, de los contratos que firmó Junaeb, los contratos individuales y colectivos de trabajo”.

En relación a las bases, el dirigente explicó que “cada manipuladora debe hacer un máximo de 70 raciones por día y la empresa está haciendo en Chiloé que las trabajadoras hagan 95 raciones. Esto implica que hay un deterioro grave y nadie se hace cargo, ni las mutuales, ni la Junaeb, ni el Estado de las operaciones que se tienen que hacer para poder terminar sus dolores, quedan invalidadas”.

Asimismo, acusó el no pago de un bono para las trabajadoras de jardines infantiles que consiste en el 39% del ingreso mínimo y la no entrega de los implementos necesarios para ejercer sus funciones. “La gente está sin ropa de trabajo, sin útiles de aseo ni mascarillas”.

Sin embargo, uno de los problemas más graves de esta situación tiene que ver con los propios escolares. En ese sentido, Ortiz apuntó que el Consorcio Merkén no estaría entregándoles alimentos.

“Hay 400.000 niños que están sin alimentación, desde ayer y hoy, y con el riesgo de que esta huelga se extienda a otras empresas en solidaridad con las trabajadoras de Merkén. Ayer la empresa fue a los colegios a manipular los libros de asistencia, fueron a las escuelas a pedirles a las directoras que les hicieran una carta de reclamo contra las manipuladoras y muchas de ellas no se la dieron porque saben que las manipuladoras están siendo violadas en sus derechos y que el Estado de Chile está siendo violado en sus contratos con esta empresa”, apuntó.

En esa línea, expresó que esta actitud por parte de la compañía se debe porque “los sindicatos que pertenecen a la Federación Nacional de Manipuladoras, las dirigentes no quieren ser parte de un fraude al Estado. Ellos creen que por $3.000 las trabajadoras se tienen que invalidar”.

“Hemos estado interactuando con el Ministerio del Trabajo, hemos hecho las reclamaciones a los directores del Trabajo, a la Junaeb, pero la impresión que tengo es que aquí a nadie le importa que haya 400.000 niños sin alimentación. Aquí todo el mundo está mirando y nadie toma medidas para que a estas violaciones se le pongan término, porque esto a Junaeb se lo denunciamos ya hace meses y todo sigue”, afirmó.

Ortiz recalcó que “las violaciones a los derechos de los niños a tener alimentación no se resuelven solos” y añadió que “me llama poderosamente la atención que el ministro de Educación (Marco Antonio Ávila) no se haya preocupado de este problema y se le han hecho llegar notificaciones por parte de la Federación Nacional de Manipuladoras para que corrija esta situación.

Además, reportó que “nos siguen faltando alimentos. No nos llega la materia prima para hacer el almuerzo y el desayuno a los niños. Llega menos mercadería y al final las manipuladoras tiene que hacer milagros y repartir la comida que logran hacer entre más niños, a cada niño le toca menos alimento”.

Según el dirigente, entre los más afectados se encontrarían establecimientos municipales, particulares subvencionados, jardines de las comunas de Curicó, Linares, Constitución, Puerto Montt, Chiloé, Valdivia, Santiago, entre otros “¿Cómo han reaccionado las autoridades? Han llamado a Junji, a Integra, a las escuelas informando que no va la alimentación, que los papás le lleven la comida a los niños”, aseveró.

 

Síguenos en