Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 7 de octubre de 2022

Escritorio

Doctor Cristián Rebolledo: “Parece razonable eliminar el tema del aforo en los estadios”

El jefe del Programa Políticas en Salud de la Universidad de Chile, afirmó que estamos en un momento en el cual “este tema de los aforos podría lisa y llanamente tender a eliminarse en los espectáculos masivos al aire libre”.

Osciel Moya Plaza

  Jueves 18 de agosto 2022 20:21 hrs. 
Santiago, 15 agosto 2022.
Imagenes aerea del Estadio Nacional previo al plebiscito y al inicio de partidos del Campeonato nacional.
Jonnathan Oyarzun/Aton Chile

Compartir en

“Con el porcentaje de vacunación y el uso de la mascarilla que tiene Chile, efectivamente parece razonable eliminar el tema del aforo” en los eventos masivos al aire libre, señaló el doctor, Cristián Rebolledo, jefe del Programa Políticas, Sistemas y Gestión en Salud de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, en relación de la polémica instalada sobre la demanda del fútbol profesional de jugar con los estadios a plena capacidad.

Para la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, ANFP, y la mayoría de los clubes, es razonable volver a la normalidad en los estadios, como ocurre en Europa y países del cono sur, como Brasil o Argentina. Sin embargo, las autoridades de salud no están convencidas y, si bien es un tema que están analizando, dependerá de la evolución de las variables como la circulación viral, la cobertura de vacunación y la capacidad del sistema sanitario. Tema que el 25 de agosto la directiva de los clubes, analizará con el subsecretario de Salud Pública, Cristóbal Cuadrado.

De acuerdo a las disposiciones del Minsal, el aforo máximo actual de los estadios es de 10 mil personas, en espacios abiertos y cerrados, aunque debe existir una distancia física de 1 metro.

El doctor Rebolledo afirmó que a partir de los planteamientos de la comunidad científica, se debe  tener un abordaje desde el enfoque basado  en el riesgo y éste considera la experiencia nacional y también lo que está ocurriendo en otros países, por lo que ya se puede empezar a tener cierta idea o lineamientos de qué hacer respecto de los aforos.

Efectivamente estamos en un momento en el cual este tema de los aforos podría lisa y llanamente tender a eliminarse, en determinadas condiciones como por ejemplo, en los espectáculos masivos al aire libre”, indicó el profesional. Explicó que las razones de esto son porque “en Chile existe una alta vacunación con el esquema completo, que es el elemento que uno pudiera usar para comparar con otros países, más de 90% y lo otro que aquí está muy instalado el uso de la mascarilla, se podría decir que casi culturalmente. Entonces si se cumple con esas condiciones, entonces uno se pregunta por qué mantener restricciones, como el aforo”.

Agregó que “si se está cumpliendo, la población de alguna manera ha respondido a este requerimiento de salud pública, eso tiene que tener algún tipo de resultado que se vea concretamente. Uno mira a otros países y efectivamente son pocos los que mantienen restricciones respecto del aforo. No es que no sea ninguno, sería irresponsable decir que Chile es uno de los pocos países donde todavía estamos con la mascarilla y el aforo, no. Eso no es verdad. Efectivamente hay países que mantienen ciertas restricciones, pero con el porcentaje de vacunación y con el uso de la mascarilla que tiene Chile efectivamente parece razonable eliminar el tema del aforo”, insistió.

Rebolledo afirmó que si bien existe preocupación por el alto número de contagios en el país, con una positividad sobre el 10 por ciento que se mantiene por casi un mes, como también los índices de mortalidad, la manera en la que hay que controlar la salud de la población no pasa por el aforo. “Esto no significa que tengamos que relajarnos y la pandemia se acabó, pero respecto del aforo, en recintos al aire libre masivos, toda vez que se cumpla con la vacunación y con las condiciones, como el uso de mascarillas, no sería necesario mantener el aforo”, dijo el académico.

En este sentido, dijo que para volver a los espectáculos masivos en los estadios, los clubes podrían comprometerse en desarrollar estrategias de educación y fomento de la vacunación en los grupos donde está más baja la protección, que son los niños y adolescentes.

Rebolledo precisó que desde lo sanitario y desde la efectividad de las medidas “parece que el aforo específicamente no es algo que contribuye necesariamente a disminuir la probabilidad de contagio (…) desde la efectividad sanitaria, pareciese que no tiene efectos positivos en las condiciones actuales. Es decir, con alta vacunación y en el entendido  que hay que cumplir con medidas y el compromiso va por velar porque se cumplan en la mayor medida con el uso de mascarilla, el control en el pase de movilidad que asegura que la gente está con los esquemas completos y si es que eventualmente pudieran haber espacios para fomentar el tema de la vacunación”

Indicó que además, hay otro elemento que se suma y es el hecho que la gente necesita volver a hacer sus actividades porque va a llegar un momento en la cual “va a ver con resquemor estas restricciones cuando no le hacen mucho sentido, las ve con distancia y desconfianza, cuando hay inconsistencia”, estimó.

“Entonces creo que además de lo sanitario, está lo que uno le transmite a la población y lo más importante es vacunarse y mantener el uso de mascarillas y el lavado de manos, que es lo que hasta ahora demuestra ser efectivo y el aforo en espacios cerrados da la impresión que no es mucho”, precisó.

El académico indicó que además, no tiene mucho sentido los aforos reducidos en algunos estadios, cuando por un tema de logística no sientan a todos los asistentes juntos. “Puede que haya mil personas en el estadio, pero están las mismas mil personas sentadas uno al lado de otra, que es la barra. Eso tambié  tiene que ver un poco con eso con la racionalidad y la implementación de esta medidas”, puntualizó el doctor Rebolledo.

En síntesis, dijo el académico, no se justifica mantener aforos reducidos en los estadios “en el escenario actual, con el 92 por ciento de la población con la vacuna y con el correcto uso de las medidas de protección personal como las mascarillas, debiera andar bien. Por eso, para eliminar el aforo habría que pedir el compromiso de los actores interesados como los clubes, en el caso del fútbol, y ayudarse un poco con eso también”.

Síguenos en