Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 30 de septiembre de 2022

Escritorio

Manuel Agosin por nueva Constitución: “Si es que hay un rechazo, apuesto mi cabeza a que los derechos sociales van a aparecer”

El economista y ex decano de la FEN de la Universidad de Chile acusó un proceso constituyente “viciado” y aseguró que “no existe en el mundo una experiencia exitosa donde se borró todo y se empezó todo de nuevo”.

Natalia Palma

  Sábado 20 de agosto 2022 9:47 hrs. 
Manuel Agosin

Compartir en

Solo dos semanas quedan para que la ciudadanía decida en una histórica elección si ratificará o no la nueva constitución elaborada por la ya disuelta Convención Constitucional.

En medio del periplo, diversos actores de la sociedad han tomado postura respecto de la propuesta del texto, pasando por emblemáticas figuras políticas, artistas, académicos y, ahora último, economistas.

Así, la semana pasada en una actividad se pronunciaron los “economistas por el Apruebo”, estando entre ellos los ex ministros Nicolás Eyzaguirre, Andrés Palma, Álvaro García y Carlos Ominami; sin embargo, también están quienes abiertamente han manifestado su decisión en favor del Rechazo, como el ex presidente del Banco Central y decano de la FEN de la Casa de Bello, José de Gregorio, y el ex ministro y ex líder DC, Alejandro Foxley.

En entrevista con Radio Universidad de Chile, el ex decano de la Facultad de Economía y Negocios de la casa de estudios, Manuel Agosin, manifestó sus cuestionamientos respecto al proyecto de nueva Constitución y señaló que se ha instalado una suerte de proceso “de todo o nada, cuando la mayoría de los chilenos estamos entremedio”.

Según el académico “no he visto en ningún país en el mundo que se la ha dicho a los ciudadanos ¿Usted quiere esto o no lo quiere? Generalmente, hay un proceso de deliberación. La misma Convención Constituyente fue muy sesgada a mi modo de pensar, hubo hartas trampas que se hicieron para llegar a su composición que dejó afuera a muchas personas que nos consideramos progresistas”.

“Se juntó a 154 personas que pensaban casi todos lo mismo, con un pequeño grupo de gente de derecha, que no aprobaba y no iba a aprobar ningún borrador. Creo que el proceso estuvo viciado, los pueblos originarios no sé cómo sacaron a esa gente. Conozco a mucha gente de los pueblos originarios, he estado en distintas ocasiones con líderes que no son como los que llegaron a la Convención. Entonces, no creo que toda la gente de los pueblos originarios haya sido así tan combativa y tan intransigente en sus opiniones como los que uno vio que participaron”, expresó.

En ese sentido, apuntó que “en la Región de La Araucanía gana la extrema derecha siempre, cualquier elección ¿De dónde sacaron estos individuos que todos son de extrema izquierda? La verdad, difícil de saber. En segundo lugar, los independientes no eran independientes, eran todos de izquierda. Hay independientes que no son de izquierda, yo soy independiente y no soy de extrema izquierda, y como yo hay muchísima gente”.

Para Agosin “incluso el proceso de la presidenta Bachelet fue mucho más inclusivo, pero participó poca gente porque pocos creían que iba a tener éxito. Dicen que ésta fue la primera Convención que se escribió entre los ciudadanos de Chile, no es cierto. La presidenta Bachelet sacó un borrador de constitución también escrita, recibiendo los aportes de cabildos en todas partes del país. Entonces, eso que dicen de la Convención también es mentira”.

Asimismo, el economista respaldó las declaraciones del ex presidente del Banco Central y actual decano de la FEN, José de Gregorio, quien en entrevista con La Tercera aseguró que “la inmensa mayoría del país quiere algo centrado y que se requiere un nuevo esfuerzo para un mejor texto”, compartiendo sus reparos en temas relativos a la propiedad privada y expropiación, especialmente en lo que refiere al “precio justo”.

“¿Qué es lo que es un precio justo cuando se expropia un bien? Nadie lo sabe. Si le pregunta usted a una persona en la calle y le dice: mire, este departamento lo vamos a expropiar en $50 millones y va a decir ¡Ah, eso es una brutalidad de plata! Pero la persona que lo compró podría haber pagado $100 millones. No existe un precio justo, existe un precio de mercado y no hay más. Entonces, eso me parece que abre la puerta a muchas irregularidades y simplemente al despojo de la propiedad de las personas”.

También se mostró contrario a la autonomía financiera de las entidades territoriales. “Van a poder imponer sus propios tributos, determinar sus gastos, hacer empresas, endeudarse y uno dice y el ministro de Hacienda ¿Para qué está? O sea, el ministro de Hacienda va a ser una figura decorativa, cada una de las autonomías y de las regiones va a poder hacer lo que quiera. Me parece que es una cosa inconcebible, pierda todas sus prerrogativas, él o ella es quien está encargado de mantener una política fiscal razonable y no lo va a poder hacer”, dijo.

En esa línea, detalló que “este borrador va más allá de lo que hace Estados Unidos, que es un país federal. Por ejemplo, en EE.UU pueden tener impuestos muy limitados, porque allá los impuestos federales son bastante altos. Por otra parte, pueden endeudarse, sí claro, pero tienen que tener un presupuesto balanceado por ley, no pueden gastar más de lo que ellos reciben en tributación. Entonces, hay limitaciones que aquí no se ha contemplado ninguna, se les da a estas regiones todas estas prerrogativas, eso es mal hecho simplemente”.

En cuanto a las tratativas tanto de la oposición como el oficialismo para continuar el proceso constituyente post plebiscito, Agosin comentó que “si es que hay un rechazo, yo le apuesto mi cabeza a que los derechos sociales van a aparecer, pero en una forma que se puedan entregar, porque si no es letra muerta. Yo puedo decir: a mí me encantaría que todos tuvieran un departamento tan bonito y tan fantástico como el mío, pero no está dentro de las posibilidades del Gobierno de Chile. Como una expresión de deseos y como una forma de orientar la política social me parece estupendo, estoy a favor, pero no es una prerrogativa exclusiva. Si es por eso, agarrémoslo y quitémosle las cosas que no sirven, no tengo problema con eso”.

Por lo mismo, sostuvo que “nos deja con la tarea de hacer la pega de nuevo no más, hay que hacerla bien y no de forma partisana como lo ha hecho este grupo. Hay cosas que no se entienden. Por qué les dio por eliminar el Senado, no entiendo ¿Alguien les dijo que tenían que hacer eso? No, no existe en el mundo una experiencia exitosa donde se borró todo y se empezó todo de nuevo”.

“Había que arreglar ciertas cosas, algunas son estas trabas supra mayoritarias que tiene la actual constitución. Eso sí, se han hecho como 60 reformas a la Constitución de Pinochet, ya no lo es. Se puede seguir en ese camino, se pueden incorporar los derechos y no veo que esto vaya a terminar, aunque se la acepte, no va a terminar”, afirmó Agosin.

Síguenos en